The Death Mage that doesn't want a fourth time 43

Algo que no puede ser ejecutado, no puede ser desobedecido, ya que no existe

NT. A partir de este cap. tanto el traductor ingles como yo estaremos asignando una manera de identificar los monólogos que pasan por las mentes de los personajes.

Anteriormente usábamos 『 』 para mascar tanto los pensamiento como los dialogos de los espíritus y algunos No-muertos, ahora será exclusivo de estos ultimos. Para los pensamiento yo usaré (‘ ‘) éso, y el traductor ingles escribirá esos diálogos en cursivas. No soy muy fan de las cursivas por eso decidí usar otra cosa, pero si tienen alguna sugerencia pueden comentarla.

 

Tarea regresaba a casa desde la casa de baños, usando un abrigo de piel para evitar el frío de la noche de invierno.

“Fuuh… Se ha vuelto frío últimamente, ¿no?” (Tarea)

A pesar de ser conocida como la capital del sol, el invierno en Talosheim era más frío que en el  Nido de Demonios de tipo bosque en el que vivió anteriormente. No era que Tarea se hubiera debilitado contra las bajas temperaturas durante los últimos años.

Sin embargo, mientras Tarea observaba a los Ghouls y No-muertos entreteniéndose y comiendo, se le ocurrió lo agradable que se volvió Talosheim.

Muchos objetarían la opinión de Tarea. De hecho, la vida de los Ghouls puede no parecer rica con un sólo vistazo.

Muy pocas de las ropas que llevaban estaban hechas de tela; la mayoría de ellas estaban hechas de cuero curtido y pieles que fueron despojados de los monstruos, haciéndolos parecer una tribu de salvajes. Debido a eso el entorno económico consistía en el trueque primitivo, no había tiendas de ningún tipo.

No había teatros resplandecientes, librerías que vendieran tomos que contuvieran conocimientos, restaurantes que ofrecieran comidas deliciosas o cosas así.

Pero las diversas cosas que Vandalieu creó superaron estas.

Aunque los juegos de mesa eran considerados como un entretenimiento para los ricos en las ciudades humanas, Vandalieu creó el simple pero interesante Reversi y lo distribuyó para todos.

Creó numerosos condimentos que eran aún más valiosos que los tableros de Reversi.

La salsa de nogal y las galletas de bellota que estuvo haciendo desde que vivía en el bosque no eran nada inusual a excepción del hecho de que los estaba haciendo en un Nido de Demonios.

Sin embargo, la salsa de pescado y miso que creó… no, que inventó después de llegar a Talosheim, eran asombrosas. Además, convirtió el jengibre que sólo servía como medicina y una planta desconocida llamada wasabi en condimentos adicionales.

Los creó y luego los distribuyó en cantidades significativas. Los que querían más podían comerciar entre sí en los restos del Gremio de Aventureros.

El mismo Vandalieu no era consciente de lo asombrosas que eran estas hazañas. Incluso Tarea no estaba segura de entender lo increíble que eran.

Sin embargo, en las ciudades humanas, la adición de condimentos a la comida era un lujo que sólo los ricos podían permitirse.

Los plebeyos a lo mucho usaban sal con moderación; casi nunca probaban la azúcar. Parecía que las cosas habían mejorado en los últimos tiempos, pero hace doscientos años, cuando Tarea fue una humana, así eran las cosas en la ciudad en la que vivía.

Pero estos condimentos se estaban ofreciendo a todos a cambio de tarifas que cualquiera podía permitirse.

No había duda de que el miso y la salsa de pescado se venderían por altos precios en las ciudades humanas. Recientemente, Vandalieu comenzó a hacer kombu dashi y katsuobushi, aunque este último todavía estaba incompleto.

Por supuesto, el hecho de que resolvió el problema de fertilidad que afectaba a toda la raza Ghoul no podía ser olvidado.

Personalmente, Tarea estaba muy feliz por el hecho de que él reparó todas las casas de baños públicas en Talosheim. Para los plebeyos, ser capaz de sumergir sus cuerpos en agua caliente hasta sus hombros mientras se limpian era un lujo al igual que sazonar sus alimentos

“¡Mientras Van-sama esté aquí, los Ghouls prosperarán dentro de mil años!” (Tarea)

Vandalieu realizó hechos que le hacían creer esto con confianza.

Pero también por eso estaba ansiosa.

“¿Cómo debo cerrar la distancia entre el gran Van-sama y yo?” (Tarea)

Tarea no era una combatiente, sino una herrera de armas que creaba equipos con materiales de monstruos. Cuando Vandalieu pasaba su tiempo despejando las Mazmorras y entrenándose en peleas sin armas, la cantidad de tiempo que podía pasar con él disminuyó inevitablemente.

El cuerpo de Vandalieu era pequeño, por lo que la única armadura que podía usar era ropa hecha de cuero o piel, y usaba sus propias garras como armas, por lo que Tarea ni siquiera tuvo la oportunidad de crear equipo para él.

Él dijo que se abstendría de aventurarse lejos de Talosheim hasta que Pauvina se hubiera desarrollado hasta cierta punto, y Basdia hubiera alcanzado con seguridad la marca de los tres meses de embarazo, pero él estaría entrando en otra Mazmorra antes de la primavera.

“Siento la distancia, la distancia entre mí y Van-sama.” (Tarea)

Incluso mientras Tarea permanecía en la ciudad, Basdia y los demás pasaban largos períodos de tiempo con él, luchando por sus vidas juntos. También estaba Kachia, una Ghoul que antes era una aventurera, recientemente mostró movimientos extraños en él. Y parecía que Zadiris acompañaría a Vandalieu en su próximo viaje a una Mazmorra.

Que desafortunado. Que desafortunado giro de eventos.

“Si tuviera hijas, todo estaría bien, pero sólo he tenido hijos hasta ahora… ¿Sería bueno para mí tener una hija ahora? Tengo poco más de doscientos sesenta años, así que podría ser… ¡Ah, es imposible!; ¡no puedo dar a luz al hijo de otro hombre frente a Van-sama!”(Tarea)

Actualmente Vandalieu actuaba como algo parecido a un médico de maternidad. Por eso, si Tarea tratara de acercarse a él por tener una hija, seguramente sería descubierta.

Esa sería una vergüenza insoportable. No tenía ni idea de cómo Basdia fue capaz de hacer tal cosa.

Cuando se lo preguntó a Basdia, Ella le respondió con una cara seria, “No es como si lo dejara verme durante el acto, así que no es algo de que preocuparse, ¿no?”

Tal vez esta era una de las diferencias entre una Ghoul nacida de manera natural y una Ghoul que alguna vez fue humana.

“¿Entonces después de todo debería hacerlo personalmente? Pero no tendría sentido si provoca que Van-sama se aleje de mí… ¿Ah?” (Tarea)

Justo cuando Tarea pasaba por un callejón entre dos edificios, un guijarro rodó frente a sus pies con un pequeño ruido. Y mientras giraba su rostro hacia el callejón, vio a una mujer allí.

Los Ghouls podían ver incluso en esta oscuridad donde la única luz era la de la luna, por lo que pudo distinguir claramente las pupilas carmesíes de esa mujer.

“¿Podrías contarme más acerca de este Van-sama?” (Eleanora)

Una mujer con los ojos carmesí, el pelo rojo y la piel blanca. Esta apariencia fue suficiente para decirle a Tarea con una sola mirada que esta persona no pertenecía a Talosheim, pero las emociones que Tarea sentía en este momento no eran de precaución o miedo, sino de afecto.

“Por supuesto…” (Tarea)

“Gracias. Vamos a hablar por aquí, ¿de acuerdo?” (Eleanora)

Con una mirada soñolienta en su rostro, Tarea fue guiada al callejón por esta mujer… por Eleanora.

 

 

 

Entre los Ghouls que caminaban por las calles, Eleanora eligió a la mujer Ghoul que estuvo pronunciando el nombre de「Van-sama」. No parecía ser particularmente fuerte y el hecho de que ella estaba agregando「sama」al final de su nombre indicaba que se refería al Dhampir. Ambas conclusiones resultaron ser correctas.

Fue atraída con éxito y capturada por los efectos de la encantadora mirada de Eleanora sin mostrar ningún signo de resistencia.

Y Eleanora fue capaz de aprender cosas sobre el Dhampir de ella.

“Van-sama está dentro del castillo. Está en una habitación que fue utilizada originalmente por un ministro de gabinete o un general o alguien de ese tipo. Él debería estar durmiendo allí.” (Tarea)

(‘Ahora conocemos el paradero del Dhampir. Vive en el castillo real, pero no está usando la habitación del rey. ¿Esto será porque ciertamente hay algún ser superior que manda a los No-muertos?’)

“Ya veo. Entonces, ¿hay alguien con la protección divina de la diosa Vida en esta ciudad?” (Eleanora)

“¿Protección Divina…?” (Tarea)

Tarea dio una mirada de perplejidad en respuesta a la pregunta de Eleanora. Bajo los efectos de la mirada encantadora, trataba a Eleanora como si las dos fueran miembros de una familia cercana, pero no podía contestar lo que no sabía.

Pero esta era una pregunta de alguien 「cercana」 a ella. Su mente trabajaba para contestar la pregunta tanto como podía.

“Estoy segura de que ese sería Van-sama.” (Tarea)

Por eso era natural que ella diera esta respuesta. Como Tarea dejó de ser una humana hace más de doscientos años durante su adolescencia, ella no sabía que los No-muertos no podían ser domesticados. Para ella, era natural que Vandalieu fuera capaz de domar a los No-muertos. Él tenía No-muertos entre sus compañeros desde que lo conoció, así que no tenía ninguna razón para investigar más sobre él.

Y cuando recordó que Nuaza y los otros Titanes No-muertos mostraban respeto hacia él al referirlo como el Profetizado Hijo Santo, le pareció aún más obvio que Eleanora estuviera preguntando por él.

“¿¡Qué – !? ¿¡Ese Dhampir es…!?” (Eleanora)

Esta declaración tuvo un gran impacto entre Eleanora y los otros Vampiros.

El Dhampir al que trataban de disponer ya poseía la protección divina de la diosa Vida. En ese caso, no sólo los Ghouls, sino todos los Titanes No-muertos en Talosheim eran los peones del Dhampir.

“¡No es bueno…! ¡Esto no es bueno! ¡Debemos disponer de él a toda costa…!” (Sercrent)

Una de las únicas cosas que los Vampiros que adoraban a los dioses del mal temían, un Dhampir construyendo una organización, ya había llegado a pasar.

Con los incontables No-muertos añadidos a los Ghouls, su número fácilmente superaría los mil.

Tales números estaban situados en una fuerte ciudad fortaleza. Su defensa todavía estaba llena de agujeros, pero una red defensiva que ni siquiera los Vampiros podrían pasar fácilmente estaría completa una vez que el número de No-muertos bajo el control del Dhampir aumentara más.

Si Birkyne se enterara de esto, Sercrent no podría evitar un castigo severo incluso si terminara su misión puesto que él fue el quien le dio bastante tiempo al Dhampir para construir tal organización en este lugar.

Esto era un fracaso tan grande que incluso Gubamon, que normalmente era indiferente a las actividades de sus subordinados, podría simplemente purgar a Sercrent inmediatamente.

Así que Eleanora podía entender por qué Sercrent estaba siendo ruidoso, pero ella lo silenció con su mano.

“¿Disponer? ¿Qué están disponiendo? “(Tarea)

Tarea escuchó la voz de Sercrent y reaccionó a ella. los 「Ojos de Demonio Encantadores」de Eleanora no eran lo suficientemente poderosos como para lavarle el cerebro a su objetivo de forma permanente al instante.

(‘Hemos aprendido todo lo que queríamos, pero sería lamentable que esta mujer se pusiera inquieta ahora.’)

“No tienes que preocuparte; sólo está hablando consigo mismo. Gracias por decirme todas estas cosas; has sido de gran ayuda.” (Eleanora)

“Ufufu, me alegro de haber sido útil para ti.” (Tarea)

Afortunadamente, Eleanora logró desviar con éxito la distraída atención de Tarea.

“Estás cansada ahora, ¿no? Quédate en mi habitación esta noche. Aquí, túmbate.” (Eleanora)

“Ahora que lo mencionas… Mis párpados se han vuelto bastante pesados. Bueno, entonces, si me disculpas…” (Tarea)

Tarea dio un bostezo mientras se acostaba y rápidamente se quedó dormida en esta vacía casa de piedra.

Y entonces un Vampiro Subordinado sacó su espada y la lanzó contra la indefensa Tarea.

“¿¡Gugyah!? ¿¡E-Eleanora-sama qué sucede – !?” (Subordinado)

Pero antes de que su espada alcanzara el cuerpo de Tarea, Eleanora le rompió el brazo con su delgada mano.

“¿¡Qué significa esto, bastarda!? ¡Esta Ghoul ya ha cumplido su propósito!; ¿¡qué hay de malo en deshacernos de ella!?” (Sercrent)

“Por supuesto que no es correcto hacerlo, Sercrent. ¿Qué has estado escuchando todo este tiempo?” (Eleanora)

“¡Si esto es sobre su espíritu, simplemente necesitamos derramar agua bendita sobre ella después de que la matamos!” (Sercrent)

Mientras Sercrent expresaba su rabia, Eleanora se llevó una mano a la frente y soltó un suspiro. Ya no podía enfermarse o sentirse físicamente débil ahora que era un Vampiro, pero hablarle a Sercrent le causaba dolores de cabeza interminables.

“Sabes, esto es diferente de cuando tus subordinados eran los que morían. El Ghoul adora al Dhampir. Si ella muere, felizmente correrá hacia el Dhampir. Si derramamos agua bendita sobre ella y purificamos su espíritu antes de que eso suceda, podemos evitar que ella le diga al Dhampir acerca de nosotros. Pero ese Dhampir puede domar a los No-muertos. ¿Cómo puedes estar tan seguro de que otro espíritu no habitará su cuerpo para convertirlo en un No-muerto? Hay cientos de No-muertos aquí… Posiblemente incluso más de mil.” (Eleanora)

Incluso si vertieran agua bendita en el cadáver de la Ghoul para purificar su espíritu, no había garantía de que el cadáver no se convertiría en un No-muerto. A menos que realizaran un ritual o destruyeran el cuerpo completamente, el cuerpo podría ser tomado por otros espíritus y convertirse en un No-muerto.

Es fácil que los cadáveres se conviertan en No-muertos cuando hay otros No-muertos cerca.

“Eso es verdad, pero no habría ningún problema incluso si se convirtiera en un No-muerto. Sería un Muerto Viviente a lo mucho; ¿Qué es capaz de hacer una marioneta que ni siquiera puede hablar?” (Sercrent)

Si el espíritu que habitara el cuerpo de Tarea no es el de Tarea, no sería capaz de advertirle a nadie sobre la presencia de Eleanora y Sercrent. Sin embargo, Eleanora ya lo sabía.

“¿Qué crees que sucederá si esta Muerta Viviente fueran descubierta por los otros Ghouls y No-muertos? Por lo que puedo decir, incluso los Goblins parecen ser capaces de hablar y parecen muy inteligentes.” (Eleanora)

Aprendieron a través de las preguntas que le hicieron a Tarea que ella era una Ghoul con una posición prominente en esta comunidad. Causaría una gran conmoción si tal individuo fuera visto vagando alrededor siendo una No-muerta.

Ellos podrían ser capaces de usar la confusión causada por esto para encontrar una oportunidad para matar al Dhampir. Sin embargo, era cuestionable si podrían escapar de la ciudad con viva después de matarlo.

Por supuesto, también estaba la opción de quemar el cuerpo para que no pudiera convertirse en un No-muerto y luego verter agua bendita en ella, pero había otra razón por la que esto estaba fuera de discusión.

Ni Sercrent ni Eleanora sabían de una técnica que podía quemar silenciosamente un cuerpo sin producir ningún humo. Ser descubiertos por el humo producido del fuego sería cantar su derrota desde el principio.

En cuanto al agua bendita, simplemente no les quedaba mucha. De cualquier manera, cuando esta mujer Ghoul se despertara, ya habrían escapado. Con ese siendo el caso, necesitaban esconderla en caso de que la necesitaran después de matar al Dhampir y escapar.

“… Tch, date prisa y arregla tu brazo.” (Sercrent)

Como si finalmente se hubiera dado cuenta de esto, Sercrent chasqueó su lengua y escupió estas palabras hacia el Vampiro que estaba gimiendo y agarrando su brazo roto.

(‘Fui lo suficientemente considerada como para romper tu brazo en lugar de tu espada que habría sido irreparable, por lo que al menos podrías agradecerme. Pero me quedaré en silencio por ahora. No puedo esperar nada de ti de todos modos.’)

“Nos vamos.” (Eleanora)

Dejando atrás a Tarea que dormía pacíficamente, Eleanora y su grupo se dirigieron hacia el castillo real en el que residía su objetivo. Estaban seguros de que cuando Tarea se despertara, todo habría terminado y ya habrían escapado.

 

 

 

Entrar en el castillo real fue una tarea sencilla. No había nadie actuando como guardia.

¿El Dhampir estaba confiado de su propia habilidad, o simplemente no tenía sentido de cautela?

“¿Cómo vamos a deshacernos de él?” (Sercrent)

“Si hacemos cualquier ruido, seremos notados por los No-muertos de afuera. Y ahora que hemos llegado hasta aquí, necesitamos confirmar si los restos del 【Rey de la Espada】 Borkus están aquí. Usaré mis Ojos de Demonio para encantarlo y traerlo hasta aquí, entonces tú lo decapitarás.” (Eleanora)

Eleanora necesitaba mantener contacto visual con su objetivo mientras usaba sus ojos de demonio encantadores. Si el contacto visual se rompiera por un momento, sus efectos se deshacían. Para garantizar el éxito, era mejor tener a alguien más para terminar el trabajo.

Y el padre de Sercrent, Gubamon, tenía el hábito de reunir los cadáveres de aquellos conocidos como héroes, criarlos como No-muertos y agregarlos a su colección.

Incluso durante la guerra en la que Talosheim fue destruida hace doscientos años, reunieron numerosos cadáveres de héroes. Sin embargo, el Vampiro asignado con la tarea de recuperar el cadáver del 【Rey de espada】 Borkus desafortunadamente se encontró con la 【Divina Lanza de Hielo】 Mikhail, por lo que falló.

Eleanora realmente no tenía ninguna razón para ayudar a Gubamon con su pasatiempo, pero no era alguien que quisiera poner de mal humor. Al menos necesitaba poner un poco de esfuerzo en esta tarea.

“Sin embargo, creo que hay una alta posibilidad de que él ya se haya convertido en un No-muerto.” (Eleanora)

“Estoy de acuerdo. Pero todavía tenemos que confirmarlo. A pesar de que fue derrotado por Mikhail, sigue siendo un héroe No-muerto. Debería seguir siendo de un Rango considerablemente alto incluso después de convertirse en un No-muerto. Siendo así, no debería servir como subordinado de un mero Dhampir, pero el Dhampir puede saber dónde está.” (Sercrent)

“Lo sé; le preguntaré al Dhampir mientras lo atraigo.” (Eleanora)

Si Sercrent fuera capaz de obtener incluso un fragmento de uno de los huesos de Borkus, puede ser capaz de evitar ser purgado por Gubamon. Tal vez como si se aferrara a esa esperanza, los ojos de Sercrent tenían el peligroso destello de alguien que fue arrinconado.

(‘Si me desespero, podría unirme a él en sus desgracias. Lo mejor será cooperar con él.’)

Eleanora se deslizó silenciosamente por la puerta completamente desprotegida y entró en la habitación.

“¿¡…!?” (Eleanora)

Y en el momento siguiente, sus ojos se encontraron con los del Dhampir.

Abrió los ojos con sorpresa, pero ahora que lo pensaba, era conveniente. Ella activó sus 「Ojos de Demonio Encantadores」 antes de entrar en la habitación por si acaso, por lo que el Dhampir fue puesto bajo sus efectos inmediatamente.

Como prueba, su propia voluntad se había desvanecido de sus ojos y se volvieron los de un pez muerto.

“Eres Vandalieu, ¿verdad?” (Eleanora)

“Sí, soy Vandalieu.” (Vandalieu)

Respondió honestamente a su pregunta. Tenía cabello blanco y ojos de color extraño que eran una manifestación de su linaje mixto. Y su nombre, también. No había ningún error que este niño era el Dhampir al que los Vampiros estaban apuntando.

Sin embargo, Eleanora sintió que algo estaba fuera de lugar. Se preguntó si este Dhampir estaba realmente bajo los efectos de sus ojos de demonio.

Aquellos bajo los efectos de 「Ojos de Demonio Encantadores」 relajan sus músculos faciales como si estuvieran borrachos, y sus tonos de voz se suavizaban.

Sin embargo, la cara de este Dhampir era completamente inexpresiva y su tono era normal.

Y podía sentir un extraño poder en sus ojos que se suponía eran huecos y vacíos. Mirar en ellos le hizo sentir un escalofrío, como si estuviera asomándose a las profundidades de algún abismo, y sin embargo experimentó un tipo de sentimiento misterioso.

(‘¿Podría ser que mis ojos de demonio no funcionan en él? Eso debería ser imposible sin un alto nivel en la habilidad de Resistencia Mental. Incluso si tiene la habilidad de【Resistencia a los Efectos de Estado】 de un Dhampir y la habilidad 【Resistencia Mágica】 de un Elfo Oscuro… la habilidad 【Corrupción Mental】 es una posibilidad también, pero si él tiene eso, es extraño que no se haya vuelto un loco que ni siquiera pueda mantener una conversación. No parece estar loco. Pero supongo que lo mejor es estar seguros.’)

Eleanora tenía absoluta confianza en sus propios Ojos de Demonio, pero este Dhampir era alguien que poseía la protección divina de la diosa Vida. Era un oponente que merecía cautela.

“Hey, ¿qué piensas de mí?” (Eleanora)

“¿Huh?… Creo que eres una persona hermosa.” (Vandalieu)

“Ya veo, eso me hace feliz. ¿Serás mi amigo?” (Eleanora)

“… Si estás bien conmigo siendo tu amigo, sería un placer…?” (Vandalieu)

“Entonces, ¿alabarías al dios del mal Hihiryushukaka al cual adoramos? Di que es un dios maravilloso.” (Eleanora)

“Seguro…” (Vandalieu)

Como Eleanora pidió, el Dhampir juntó sus manos en oración y dijo: “El dios del mal Hihiryushukaka es un dios maravilloso”.

Y entonces miró a Eleanora en silencio.

(‘Parece que estaba preocupándome innecesariamente’), pensó Eleanora.

(‘Si el Dhampir estuviera consciente, de inmediato se habría dado cuenta de que yo era un Vampiro y estaría en guardia. Y no hay manera de que alguien con la protección divina de Vida alabara a un dios del mal en un estado normal.’)

(‘El Dhampir definitivamente no habría cumplido con mi última petición si no fuera por el efecto de los Ojos de Demonio. Este Dhampir todavía es un niño, pero según la información que tenemos, supuestamente es inteligente y es referido por sus subordinados como “Rey” e “Hijo Santo”. Debe ser un individuo orgulloso.’)

Inicialmente Eleanora pensó que se veía siniestro, pero ahora sonrió, pensando que era un poco adorable. Ahora todo lo que necesitaba hacer era preguntarle y luego llevarlo a donde Sercrent y los otros estaban esperando.

“Has domesticado a los No-muertos, ¿verdad? ¿Cómo lo hiciste? ¿Cuándo recibiste la protección divina de la diosa?” (Eleanora)

“Eso es correcto, pero incluso si me preguntas cómo lo hice… Bueno, en cualquier caso, soy capaz de domesticarlos. En cuanto a la protección divina… ¿Estás hablando de la profecía?” (Vandalieu)

(‘Qué sorpresa. No sólo ha recibido la protección divina de la diosa, sino que también su profecía. No hay duda de que la diosa lo notó y está cuidando de él incluso ahora.’)

(‘¿No sería peligroso deshacerse de él?’) Este pensamiento se le ocurrió a Eleanora, pero ella no podía ir en contra de las órdenes de Birkyne, incluso si esto era verdad, por lo que sacó esa idea de su mente.

“Ya veo… Pues bien, me pregunto si sabes sobre el 【Rey de la Espada】 Borkus. ¿Puedes decirme dónde está ahora?” (Eleanora)

“Borkus debe estar* en la cámara de audiencias.” (Vandalieu)

“¿Debe estar…?* ¿Se ha vuelto un No-muerto?” (Eleanora)

“Sí.” (Vandalieu)

TLN *: En japonés, あ る / aru se utiliza para objetos inanimados, mientras que 居 る / iru se utiliza por las personas cuando dicen algo/alguien está/estar en algún lugar, etc. Eleanora usa la primera cuando hace la pregunta, refiriéndose a los restos de Borkus como un objeto inanimado , Pero se sorprende cuando Vandalieu responde con este último, lo que implica que Borkus es una persona.

(‘Como era de esperar, parece que el 【Rey de la Espada】 Borkus se ha vuelto un No-muerto. Pero a juzgar por el hecho de que todavía está en la cámara de audiencias donde debía estar su cadáver, es probable que este Dhampir no haya logrado domesticarlo. Supongo que después de todo un héroe No-muerto está más allá incluso de las habilidades de domador de este Dhampir.’)

(‘Sería mejor renunciar a recuperar sus restos. Si Sercrent quiere intentarlo, tendré que dejarlo hacer lo que quiera por su propia cuenta.’)

“Además… ¿Cómo reparaste el castillo y la ciudad? Deberían estar considerablemente dañados; ¿hiciste que los No-muertos los repararan?” (Eleanora)

“No, hice Golems para repararlos.” (Vandalieu)

(‘¿Golems? ¿Está diciendo que no sólo posee el Trabajo de Espiritista, sino también de Alquimista?’)

(‘Sería mejor preguntarle con más detalle – ‘)

“Oi, ¿cuánto tiempo más planeas tomar?” (Sercrent)

Sercrent entró en la habitación sin que Eleanora se diera cuenta. Los Vampiros Subordinados estaban detrás de él.

“Le has preguntado todo lo que necesita ser preguntado; no hay más uso para él.”(Sercrent)

“… Creo que decidimos que lo llevaría hacia ti.” (Eleanora)

“Silencio. Entramos porque no llegabas tras esperarte por mucho tiempo.” (Sercrent)

“Qué tan impaciente de tu parte.” (Eleanora)

En el rincón de su visión, Eleanora pudo ver a Sercrent afilando sus colmillos sin siquiera tratar de ocultar su irritación. (‘¿Está intentando amenazarme?’)

(‘Agradecería que no hiciera cosas tan desagradables, teniendo en cuenta que tengo que mantener contacto visual con el Dhampir para que se quede bajo el efecto de mis Ojos de Demonio Encantadores.’)

“Este niño puede ser beneficioso para nosotros. Sería útil preguntarle cómo domesticó a los No-muertos y cómo usó Golems para reparar las ruinas.” (Eleanora)

(‘Si este Dhampir está usando la protección divina de la diosa para domesticar a los No-muertos, matarlo podría incurrir en la ira de la diosa y causar movimientos de los Vampiros Raza Pura que adoran a Vida escondidos en las lejanas profundidades de los lejanos Nidos de Demonios.’)

(‘Y si puedo averiguar cómo usó Golems para reparar las ruinas y este método puede aplicarse en otra parte, definitivamente será útil. Ni siquiera ha pasado un año desde que este Dhampir llegó a Talosheim. Si este método puede reparar una ciudad fortaleza entera en ese corto período de tiempo, podría ser posible construir pequeñas torres y castillos en el periodo de un solo mes.’)

(‘El valor estratégico de tal método es inconmensurable. Seguramente incluso este hombre entienda eso.’)

“… Eleanora, ¿te has vuelto loca? La misión que recibimos era matar a ese Dhampir. Eso tiene prioridad, y todo lo demás puede venir después de haberlo logrado. Cualquier conocimiento secreto o habilidades raras que pueda tener son irrelevantes.” (Sercrent)

Sin embargo, lo que Sercrent defendía era mantener las reglas de su sociedad, la regla de que los mandamientos de las Razas Puras debían obedecerse sin cuestionarse.

Y eso también era correcto. Como señaló Sercrent, lo que Birkyne y Gubamon enfatizaban sobre todo era que sus órdenes se llevaran a cabo. Todo aparte de eso era innecesario; no se les darían elogios si sus órdenes no se llevaran a cabo.

“¿Me pregunto qué quieres decir cuando me preguntaste si me he vuelto loca?” (Eleanora)

“Esas palabras significan exactamente lo que suenan. ¿Podría ser que has desarrollado algo de afecto por él? Para mí, parece que dudas en matarlo y repites tus preguntas para retrasar lo inevitable.” (Sercrent)

“¡No hay…! manera de que eso sea cierto. ¿¡Te atreves a ridiculizarme!?” (Eleanora)

Alzó la voz involuntariamente, pero no por ira, sino porque temblaba. Y cuando Sercrent hizo esa acusación que se suponía estaba completamente fuera de marca, se sorprendió por su propio temblor.

(‘¡Imposible!; ¿¡estás diciendo que me siento culpable sólo ahora después de todo este tiempo!? ¡Se suponía que deseché estas emociones cuando le juré lealtad a Birkyne-sama!’)

Ella fue abandonada por su familia, capturada por los miembros inferiores de la sociedad de Birkyne y criada por ellos. Recibió entrenamiento mientras que castigaba a ésos con resultados lamentables drenando su sangre, muchos de ellos siendo sus amigos.

Soportó el ser obligada a matar a sus camaradas con los que creció en el mismo ambiente, siendo alentada a traicionarlos y haciéndoles repetidas torturas por razones absurdas para finalmente convertirse en un Vampiro.

『Escucha, Eleanora. Sólo hay dos tipos de personas en este mundo, los gobernantes que están en la parte superior y los débiles que son pisoteados bajo sus pies. Si quieres convertirte en un gobernante, tienes que pisotear a alguien. Después de todo, un gobernante sólo se convierte en gobernante cuando hay alguien debajo de ellos. No existe tal cosa como un rey que ni siquiera gobierne a un solo plebeyo, ¿verdad? Así que si no quieres ser oprimida y explotada, tienes que oprimir y explotar a alguien más.』(Birkyne)

Aquellas palabras que Birkyne mencionó permanecieron en sus oídos. Roba si no quieres ser robada, perseguir a otros si no quieres ser perseguida, mata si no quieres ser asesinada. Esta era la única forma en que Eleanora pudo protegerse; esto se suponía que era una verdad absoluta.

(‘Así que no hay manera de que pueda dudar en matar al Dhampir ante mis ojos. Hasta ahora he matado a innumerables personas. He sido traicionada por amigos y compañeros, casi asesinada por ellos y luego los maté a cambio. Teniendo en cuenta eso, ¿por qué vacilaría ahora después de todos esos tiempos?’)

“Si está dispuesto a decir eso, entonces tú  y tus subordinados pueden hacerlo, ¿verdad? ¿Te vas a quedar ahí como espantapájaros mientras me haces hacer todo el trabajo?” (Eleanora)

Cuando Eleanora los provocó, los Subordinados empezaron a temblar, se miraron y luego dieron un paso. Un paso hacia atrás.

Nadie trató de acercarse al Dhampir. Era como si estuvieran siendo dominados por algo.

“Eleanora, hazlo. Si no lo haces, le informaré a Birkyne-sama que te negaste a matar al Dhampir.” (Sercrent)

“¡Bastardo…!” (Eleanora)

Fue sólo por una gran fuerza de voluntad que Eleanora se resistió de mirar hacia Sercrent. ¿En qué estaba jugando, tratando de dejar de lado sus numerosos fracasos del pasado? Sintió una necesidad de arrancarle la garganta con sus garras.

(‘Pero sólo es cuestión de matar al Dhampir. Eso es todo lo que necesito hacer.’)

“¿Puedes venir aquí?” (Eleanora)

Llamó al Dhampir que la había estado mirando todo el tiempo. Sus ojos estaban infinitamente vacíos.

Ella mataría a este niño. Era sencillo. Una vez que se acercara, simplemente necesitaba apuñalarlo con una espada o con sus garras; ni siquiera le importaría darle patadas y romper su suave vientre con las garras de los dedos de sus pies. Eleanora era lo suficientemente fuerte como para matar incluso a un caballero fuertemente blindado con solo fuerza bruta.

(‘Matar a este niño es como aplastar un insecto.’)

El Dhampir se acercó a ella a un ritmo veloz y casual. Eleanora no pudo evitar que su corazón latiera violentamente y su respiración se pusiera irregular.

Estaba a su alcance para patearlo. Sentía una dolorosa sensación en el pecho. (‘Así es, no lo terminaré con una patada. Mis garras, lo dispondré con mis garras’).

Él estaba al alcance de sus garras. (‘Mis manos están temblando; necesita estar un poco más cerca. Pero si camina más cerca, romperemos el contacto visual. Sercrent y los demás están en el camino detrás de mí, así que no puedo dar un paso atrás.’)

Eleanora decidió que no había otra opción más que levantar al Dhampir. Simplemente tendría que cargarlo de la cabeza, meterle los colmillos en su cuello y drenar su sangre hasta que muriera.

Y entonces Eleanora empezó a mirar fijamente a los ojos de Vandalieu.

No había cambios; todavía no había luz en esos ojos. Estaban vacíos, desprovistos de nada.

Pero sentía algo que existía dentro de ese vacío.

Algo de lo que Eleanora no podía huir, por mucho que lo intentara, algo que no podía desobedecer, sin importar lo que hiciera, algo que no existía.

(‘¡No! ¡No puedo desobedecer a esta persona!’)

Instintivamente, Eleanora se volvió incapaz de moverse. Ella se quedó completamente inmóvil, todavía respirando pesadamente, incapaz de perforar el Dhampir con sus colmillos.

En ese momento, Sercrent gritó.

“¡Haganlo, bastardos! ¡Desháganse del Dhampir y Eleanora también! ¡Justo como lo hicimos con ese pedazo de basura de Valen!” (Sercrent)

“¿¡Qu – !?” (Eleanora)

Las espadas apuntaron a Eleanora y al Dhampir. Antes de que pudieran atravesarla, ella voló como si fuera atraída por algo.

Cayó en la cama donde el Dhampir estuvo durmiendo.

“Tch, lo evitó instintivamente. Como se puede esperar de una de las guardaespaldas de Birkyne, incluso si está podrida. Pero con esa herida, ahora es imposible que nos derrote.” (Sercrent)

Había una herida en la espalda de Eleanora tan profunda que podría haber rozado su corazón. A pesar de que era una Vampira Noble-born que no moriría tan fácilmente a menos que su corazón estuviera completamente destruido o su cabeza fuera cortada, sus movimientos serían retrasados ​​al tomar daño.

“¡Si te mato junto al Dhampir y sello tu boca, Birkyne y Gubamon nunca sabrán de mis fracasos! ¡Muere!” (Sercrent)

Sercrent podía sentir que el Dhampir estaba emitiendo una presencia inusual. Aunque no era tan poderosa como la de él o la de Eleanora, la razón por la que estuvo hablando tanto podría haber sido para sacudirse a sí mismo y a sus seguidores esa presencia.

Sin embargo, esas palabras conducirían a Sercrent al encuentro más terrible de sus destinos.

“¿Qué dijiste hace un momento?” (Vandalieu)

(‘Ah, los Ojos de Demonio no estaban teniendo ningún efecto después de todo.’)

Incluso mientras miraba fijamente al Dhampir, petrificada por el miedo, Eleanora olvidó el dolor de su herida y sintió una extraña sensación de alivio.

Alivio por el hecho de que esos ojos ya no la miraban.




NT. Acepto sugerencias 😀

(3/5)

Anterior | Indice | Siguiente

Comentarios de Facebook