The Death Mage that doesn't want a fourth time 61

El preludio, tocando con instrumentos de disonancia y percusión.

 

La marcha de siete días salió mejor de lo esperado.

Debido a que se prepararon caballos de trabajos pesados, el transporte de mercancías salió bien. Incluso los monstruos que aparecieron en el camino eran de un nivel que los soldados podían deshacerse fácilmente; no había necesidad de que Riley y su grupo se pusieran de pie. Así los monstruos proveían carne fresca para aderezar las comidas de ese día.

Las horas de la luz del día eran cortas, ya que estaban rodeados por montañas que se elevaban en el cielo, pero no había escasez de gente que pudiera usar magia de luz, y aunque eran caros, algunos traían Items Mágicos que actuaban como farolas.

El hecho de que hubieran llegado a un lugar donde Talosheim era visible en exactamente siete días fue porque su marcha salió demasiado bien.

Sin embargo, las cosas comenzaron a ir mal en el momento en que su marcha terminó.

“Parece que los equipos de exploración no estaban alucinando.”

Dijo el General Mauvid. Había establecido un campamento temporal en las llanuras cercanas a Talosheim. El único obstáculo en este terreno plano era el alto césped; tenían una buena vista sin obstáculos. Este no era el tipo de lugar donde se construiría una fortaleza en una guerra real.

Mauvid había reunido a los jefes de la expedición y miraba la extraña imagen de Talosheim.

Lo que veía era una muralla de fortaleza de treinta metros de altura. Aparte de la capital imperial o algunas fortalezas en lugares importantes, un muro tan alto era raro para los humanos. Pero los Titanes más grandes, eran dos veces la altura de un humano, y ya que las áreas que rodeaban la ciudad eran en su mayoría Nidos de Demonios, probablemente les era necesario un muro muy robusto.

De acuerdo con los registros de hace doscientos años, el muro era bastante alto, pero en el pasado el ejército simplemente determinó su altura con las mediciones oculares, por lo que no sería inusual si hubiera algún error de medición.

Lo extraño era que aunque el muro parecía que se derrumbaría de un solo golpe, los dos grandes agujeros que el héroe Mikhail creó hace doscientos años no se veía en ninguna parte.

“¿Qué podría significar esto? ¿Los registros de hace doscientos años eran incorrectos…?”

Sugirió Chezare Legston, el segundo al mando de esta expedición. De vez en cuando los registros militares eran inexactos. A veces se hacían exageraciones para difundir la noticia de los logros de los héroes y generales del pasado.

Sin embargo, el Sumo Sacerdote Bormack Gordan habló en respuesta a Chezare. “Es probable que sea obra de eso… Vandalieu, el Dhampir que escapó del Vizconde Balchesse guiando a cientos de Ghouls.”

“¿El que siempre está mencionando, Sumo Sacerdote?”

“Sí. Es probable que el Dhampir instruyera a sus subordinados, los Ghouls, para que repararan los muros de la fortaleza.”

Aunque Gordan estaba lleno de confianza mientras hablaba, Chezare parecía dudoso. Ni un solo miembro del ejército de expedición había visto un Ghoul todavía. Considerando eso, Chezare pensaba que la opinión de Gordan era bastante cuestionable.

“¿Pero haría tal cosa? He escuchado de casos en los que los monstruos se establecen en ruinas, pero nunca he escuchado de monstruos reparando las ruinas que están habitando. Los Ghouls son un tipo de monstruo más inteligente y al parecer muchos son capaces de construir sus propias casas pequeñas, pero un muro de fortaleza sería… ”

Gordan resopló. “Chezare-dono, esa es una forma de pensar que está reprimida por las reglas del sentido común. Los Ghouls están siendo liderados por un Dhampir, un monstruo que es tan inteligente como un humano. Y mire cuidadosamente esa muralla. Si se hubieran dejado en ese estado hace doscientos años, se habrían derrumbado solos ya hace tiempo.”

“E-en efecto…”

Como señaló Gordan, con una examinación más minuciosa, era obvio que el muro estaba estructurado en ciertas partes, y claramente era una construcción lamentable. Es probable que ni siquiera dure una década, y mucho menos doscientos años.

Era difícil creer que ésta hubiera sido la robusta muralla que había repelido al ejército de diez mil de la nación escudo Mirg, incluido al héroe Mikhail.

“Con esto, podemos suponer que Vandalieu está liderando a un grupo altamente organizado de Ghouls y resguardándose dentro de Talosheim.” (Gordan)

“Ya veo. Su hipótesis es razonable, Sumo Sacerdote-dono.” Dijo Mauvid asintiendo solemnemente. Pero en su mente, pensaba que la agudeza de Gordan era molesta.

¿Por qué este anciano senil era capaz de suponer la verdad a pesar de no estar en contacto con los Vampiros? Mauvid le echó un vistazo a Isla, que estaba disfrazada del líder de una banda de mercenarios, pero a juzgar por la falta de reacción de ella, no parecía que hubiese negocios secretos que él no sabía.

Mauvid e Isla tenían la intención de nunca contarle a nadie fuera de sus grupos sobre Vandalieu y Eleanora, hasta el final.

Mantendrían al ejército desinformado mientras marchaban hacia Talosheim y luego verían cómo Vandalieu, los Ghouls que él lideraba y los Vampiros traidores se movían.

El Item Mágico dejó claro que Eleanora todavía estaba en Talosheim, y ningún Vampiro Subordinado o Ghoul había hecho un reconocimiento de los movimientos del ejército cerca del túnel o los Nidos de Demonios por los que habían pasado.

Por eso Mauvid e Isla sabían que Vandalieu y sus subordinados no habían notado la presencia del ejército de expedición.

Por eso mandarían a los soldados y caballeros del ejército de expedición a cargar primero, y luego si Vandalieu y los Vampiros traidores huían, Riley e Isla los perseguirían y los terminarían. Nunca perderían el rastro de Eleanora mientras tuvieran el Item Mágico, e Isla había confirmado que Eleanora no era consciente de la existencia de este Item Mágico.

Era probable que Vandalieu tratara de escapar junto con ella en lugar de usarla como un peón de sacrificio, ya que sin duda era su mayor fuente de fuerza de combate.

Incluso si él se separara de Eleanora y tomara algunos Ghouls en su lugar, perseguirlo no sería difícil.

Aunque esto era improbable, si él presentara una resistencia de todo o nada, Riley y los otros simplemente lo matarían.

Durante la confusión, también dispondrían del problemático Sumo Sacerdote Gordan.

Con eso, todos los objetivos de Mauvid y sus conspiradores se lograrían. No importaba cuantos soldados de élite de la nación escudo Mirg se perdieran el proceso. Mauvid ocuparía los restos de Talosheim, escogería un momento adecuado para regresar al Imperio con el fin de informar sobre su éxito, fabricaría un problema de salud y luego se retiraría. Si Riley todavía siguiera vivo, podría traerlo consigo también.

Isla era un mercenario, así que ella simplemente podría decirles que su contrato había expirado, separarse del ejército de expedición y desaparecer.

Después de eso, los Vampiros colapsarían el túnel, dejando al lamentable Chezare y a los otros soldados atrapados en Talosheim. El General Mauvid se convertiría en un Vampiro y ganaría la vida eterna, mientras que Riley y el nuevo conde de la familia Mauvid obtendrían la gloria de este mundo.

Ese era el plan, por lo que si los soldados supieran de Vandalieu y sus subordinados antes de marchar hacia adelante, vacilarían y causarían problemas.

Los objetivos no habían notado al ejército de expedición y probablemente se encontraban en pánico en este momento, por lo que Mauvid no quería darles tiempo para recuperar su compostura.

“Entonces, ¿qué vamos a hacer? Incluso si está en pedazos, un muro es una muro. Hacer reconocimiento del interior va a ser difícil, ¿saben?” (Riley)

A pesar de lo que dijo Riley, Isla y los otros Vampiros Noble-born podían volar, por lo que asomarse al interior de la ciudad no sería difícil, sin importar lo alto del muro.

Incluso si había arqueros estacionados en el muro, serían arcos y flechas hechas a mano por monstruos. Como no serían armas de alta calidad, las flechas no los tocarían si volaban lo suficientemente alto.

Sin embargo, el hecho de que ella y sus seguidores fueran Vampiros era un secreto para todos menos Riley y Mauvid, por lo que sugerir tal plan sería imposible. Naturalmente, Isla permaneció en silencio.

“Por supuesto, tomaremos la pelea en números y nos acercaremos a ellos, como lo haríamos en una guerra normal. Primero, usaremos la infantería pesada para solidificar nuestra defensa externa y prepararemos a los arqueros y magos, y luego usaremos los arietes para derribar la entrada de la ciudad. Después de eso, tendremos que ver cómo actúan los Ghouls. Normalmente ellos cargarían hacia nosotros, pero bajo el liderazgo de ese Dhampir, serán prudentes. Podrían ser más listos que nosotros, dividirnos en grupos más pequeños, esconderse en las ruinas y atraernos a una guerrilla urbana.” (Gordan)

Gordan era un hombre conocido por el título de “Cazador de Vampiros”; lo que salió de su boca no fueron palabras de vacilación sino un plan proactivo y ofensivo.

“¿No deberíamos rodear la ciudad primero?” (Chezare)

“Si rodeamos una ciudad de ese tamaño, nuestras tropas se esparcirán. Y aunque esto puede parecer una llanura, es un temible Nido de Demonios. Si los monstruos nos atacaran mientras estamos divididos, sufriremos grandes bajas. ¿Eso te parece bien?”

“… ¿Qué haremos, General?” (Chezare)

“Hmm, hagamos uso del consejo del Sumo Sacerdote-dono.” Dijo Mauvid, llegando a una decisión. “¡Preparen los arietes y organicen las fuerzas de ataque!”

Los soldados comenzaron a moverse a toda prisa. Nunca planearon hacer un asedio, pero los arietes fueron traídos en caso de que fueran necesarios para conquistar Talosheim. Sacaron los arietes y la infantería pesada se declaró como la punta de la lanza del ejército.

Gordan no los estaba mirando, le estaba prestando atención al sol. El día ya estaba oscureciendo.

“No llegamos a tiempo.”

Todavía era temprano por la tarde, pero la Cordillera Fronteriza bloqueaba la luz del sol. La mayoría de los Dhampirs eran resistentes al sol, pero sus subordinados, los Ghouls, podrían ver en la oscuridad.

Por otra parte, el ejército de expedición estaba formado sobre todo por humanos. Gordan quería que la victoria estuviera asegurada antes de que cayera la oscuridad, pero parecía que las cosas no iban muy bien. Una arruga apareció entre sus cejas cuando frunció el ceño.

Estas cosas no le irían bien a los miembros superiores de la expedición que tenían conexiones con Vampiros.

 

 

 

Vandalieu estaba escondido justo encima de la entrada del tercer muro, habiendo confirmado la presencia del ejército de expedición a través de los ojos de sus Golems. Observó a la infantería pesada acercándose mientras protegían a los ariete y esperaban por sus momentos.

Parecía que sus enemigos no sabían nada. Desde que el ejército de expedición salió del túnel, Vandalieu fue cauteloso con los enemigos que hacían reconocimiento, especialmente con los familiares liberados por los Vampiros, pero tal vez los monstruos de los Nidos de Demonios los habían matado. El secreto de Vandalieu seguía a salvo.

“¡Muro de Roca! ¡Forma de Roca!”

La infantería pesada levantó sus escudos y activó sus técnicas marciales de Técnicas con Escudo y Armadura, mejorando sus habilidades defensivas. Su defensa estaba a otro nivel en comparación con el típico soldado equipado con una lanza, un escudo y una armadura de cuero. Eran tropas que se protegían con grandes escudos rectangulares y empuñaban hachas y mazas.

Sus habilidades eran al menos de nivel 3… No, ya que aparentemente eran tropas de élite, alrededor de nivel 4. Vandalieu había escuchado de Eleanora que los soldados normales tenían habilidades de nivel 2 y serían evaluados como individuos de clase E si aplicaban como aventureros, pero cada uno de estos soldados de élite eran capaces de derribar a un monstruo de Rango 3 por su propia cuenta. Incluso varios de ellos pueden ser capaces de encargarse de un monstruo de Rango 4.

Este ejército sería un poderoso enemigo si los otros soldados tuvieran habilidades similares. Si esto fuera un videojuego en la Tierra, el jugador tendría que tener un nivel alto sólo para evitar ser abrumado.

Vandalieu estaba satisfecho con la moderada fuerza del enemigo. Con ellos, podría darles un montón de usos más tarde.

Y entonces se subió sobre el muro de la fortaleza. Se expuso no sólo a las tropas de carga, sino a todo el ejército enemigo, incluidos a los de su fortaleza temporal.

“Eso es… ¿Podría ser, el Dhampir?” Cuando Chezare miró la magnificada imagen  producida por un mago de atributo luz, sus ojos se agrandaron.

“R-realmente está aquí… Qué sorpresa.” La cara y la voz de Mauvid temblaban.

Ninguno de los dos esperaba que Vandalieu se mostrara de una manera tan audaz, aunque los dos estaban agitados por diferentes razones.

“¡OH! ¡Esta es la guía de mi señor Alda! ¡Todos, sigan mi ejemplo!” Gritó Gordan.

“P-por favor, espere, Sumo Sacerdote.” Dijo un joven sacerdote guerrero. “¡Él está en lo alto del muro de la fortaleza!”

“¡Eso es correcto, espera un segundo! ¡Él es mi presa!” Añadió Riley, deteniendo a Gordan por una razón completamente diferente.

Por otra parte, Isla, que permanecía en silencio entre los agitados líderes de la expedición, tenía sus sospechas por las acciones de Vandalieu.

(¿Por qué se ha mostrado él solo? ¿Ha caído en la desesperación después de ver a este ejército? ¿Está planeando utilizarse como cebo para permitir que los Ghouls y Eleanora escapen?)

Isla estaba pensando en que no podía permitir que se escaparan muchos Ghouls ya que Ternecia le había ordenado traer algunas pieles de Ghoul, pero el Vandalieu en la imagen no mostraba signos de movimiento.

Vandalieu levantó una sola lanza.

“¡Eso es… Ice Age! ¡Es la Ice Age! ”

“¿¡El Dhampir ha adquirido el tesoro nacional de nuestro país!?”

Esa lanza se parecía a la Ice Age, el tesoro nacional de la nación escudo Mirg.

“¡Eso es mío! ¡Maldita sea, no lo toques con tus sucias manos!” (Riley)

“¡Oi, date prisa y usa Evaluación! ¿¡Esa es la Ice Age real!? ¡Si es real, debería ser de Orichalcum!”

“¡Eso es imposible a esta distancia!”

Vandalieu, que observaba la fortaleza temporal del ejército de expedición a través de sus insectos No-muertos, experimentó una sensación agradable al ver que estaban tan perturbados como esperaba que fueran. El esfuerzo que hizo Datara para crear una falsa Ice Age de hierro, valió la pena.

Y entonces Vandalieu rompió la falsa Ice Age con sus manos desnudas… o al menos, usó Trasmutación de Golems para que pareciera que eso hizo, y lo tiró al suelo.

En ese instante, la fortaleza entera cayó en silencio por un momento antes de explotar en indignación.

“¡Maldito! ¡Cómo te atreves a hacerle algo así al tesoro nacional de nuestro país!”

“¡Hay un límite a los insultos que podemos soportar! ¡Te juro por mi honor como caballero que te mataré!”

“¡Pedazo de mierda! ¡Se suponía que esa Ice Age iba a ser mía! ¡Tú… tú… juro que te mataré!” (Riley)

De hecho, la mayoría del ejército de expedición no habían venido a deshacerse de Vandalieu y la traidora Eleanora. Habían venido para borrar los amargos recuerdos de su nación de hace doscientos años.

Habían venido a ocupar Talosheim, recuperar el perdido tesoro nacional y traer la gloria a su nación. Eso era todo lo que se les había dicho, así que esta fue la reacción natural de ellos.

No había manera de que no sintieran su sangre hirviendo al ver ese tesoro nacional, la lanza mágica, rota y descartada.

“¡Esperen! ¡Es imposible romper una lanza mágica hecha de Orichalcum! ¡Esto es un farol para hacernos perder la compostura!” (Chezare)

“¡E-es verdad! ¡Tranquilícense, no rompan filas!” (Mauvid)

Los dos, que se mantuvieron en calma, intentaron suprimir la indignación de los demás lideres de la expedición, pero el estado interno del ejército de expedición era más vacilante de lo que Vandalieu había esperado.

En primer lugar, para la mayoría de los caballeros y soldados que componían el ejército de expedición, el comandante supremo Langil Mauvid no era un comandante digno de respeto, sino un noble del Imperio que gobernaba sobre ellos, un comandante que no querían.

Sin embargo, el segundo al mando Chezare Legston era el segundo hijo del actual mariscal, y los caballeros lo respetaban.

“¡Cállense! ¡No se interpongan en mi camino! ¿¡Me están diciendo que me quede tranquilo después de que me hicieran ver como un tonto!? ¡Voy a salir! ¡Si tienen miedo de un Dhampir y unos centenares de Ghouls, pueden quedarse aquí sentados!” (Riley)

Estaba enfurecido más allá de lo que Vandalieu había apuntado, y mientras trataba de salir y llevarse a sus esclavos a la línea de frente, todos los nobles y caballeros que debían detenerlo se levantaron de sus asientos.

“¡Es como dice Riley-dono!”

“¡El orgullo de nuestra nación está en juego! ¡Mis disculpas, pero no puedo obedecer sus órdenes en este caso, Comandante Supremo!”

Para ellos, Riley era el héroe que su nación dio a conocer. No todos creían exactamente lo que se había dicho de él, pero al mismo tiempo, no era como si Riley no hubiera apelado en absoluto.

De hecho, actualmente era vanidoso y anhelaba el centro de atención, pero tenía una personalidad cariñosa/atenta en su interior. Compartió la carne de los monstruos que había cazado con los caballeros y soldados, protegió el fuerte en el túnel de Dragones en múltiples ocasiones e incluso distribuyó su carne entre todos los soldados.

Esto había hecho que Riley ganara una sorprendente cantidad de popularidad entre los caballeros y soldados.

Gordan hizo un ruido descontento. “¡Como pensaba, el Mensaje Divino estaba hablando de ese Dhampir, Vandalieu! ¡Devotos seguidores de Alda, prepárense! ¡Estaremos llevando a cabo una cruzada!”

Incluso el renombrado cazador de Vampiros Bormack Gordan se levantó y declaró que se trataba de una cruzada.

Aunque había diferencias individuales en su devoción, todos en la tienda eran creyentes de Alda, el dios de su religión nacional. Con esta situación que surgió de una canción tradicional en la que los héroes y clérigos se mantuvieron firmes contra el mal, su ardiente ira aumentó aún más.

Los furiosos caballeros y nobles siguieron su ejemplo sin pensar.

“¡Bastardos! ¡Sus órdenes, obedezcan sus órdenes! ¡Esto es una violación del procedimiento militar!” (Mauvid)

“¡Maldición…! ¡Orden de Caballeros Black Bull sigan el ejemplo de la unidad de ruptura! ¡Arqueros, proporcionen respaldo! ¡Que la unidad de caballeros ligeros actúe como mensajeros!” Chezare gritó sus órdenes al ejército.

“¿¡Chezare!? ¿Qué estás diciendo?” (Mauvid)

¡General, ya es imposible calmar a los soldados! No tenemos más remedio que al menos mantener la coordinación de cada unidad y – ”

“¡Silencio! ¡Estás excediendo tu autoridad!” (Mauvid)

Con esto, la lamentable relación entre el comandante supremo y el segundo al mando fue expuesta. Chezare renunció a apoyar a Mauvid, y en su desconcierto, Mauvid decidió lanzarle insultos en vez de calmar a los soldados.

(Ya están medio desordenados… Pensar que un ejército humano sería tan frágil. Al parecer Zakkart, una vez habló de usar el poder de la gente para ayudarse mutuamente, pero…)

Isla, que oficialmente no era más que un capitán de una banda de mercenarios, soltó un profundo suspiro detrás de su casco. Este fue el resultado de las cosas después de romper una simple lanza. Empezó a preguntarse si hubo un punto en soportar los sentimientos de autocontrol con el fin de entrar furtivamente en el ejército de expedición y se lamentó de hacerlo.

“Isla-sama, ¿deberíamos hacer nuestros movimientos por nuestra propia cuenta?” Preguntó su ayudante en voz baja.

Isla reconsideró sus pensamientos anteriores. “No, procederemos así. No es como si hubiera algún daño a la mayor fuerza de los humanos, sus números. Esto no es un problema.”

La razón por la que Isla dio esta respuesta, y la razón por la que los líderes de la expedición estaban tan irracionalmente indignados, era una y la misma.

No perderían. La victoria todavía estaba asegurada.

Todos eran conscientes de eso.

Cada uno de los soldados en el ejército de  expedición era un soldado de la élite capaz de matar a un monstruo de Rango 3 con sus propios manos. Había seis mil soldados de este tipo. Incluso había un aventurero de clase A y un especialista en cacería de Vampiros.

El enemigo también tenía a Eleanora, una Vampiro Noble-born entre los enemigos, pero sólo una pequeña porción del ejército de expedición estaba al tanto de eso.

Y en cuanto al número de enemigos bajo el mando del Dhampir, todos los líderes en la fortaleza habían escuchado muchas veces de Gordan que los Ghouls claramente estaban habitando Talosheim.

Un Dhampir Espiritista y sus Ghouls subordinados que serían quinientos como máximo. Incluso si hubiese reunido a más subordinados, no habría manera de que su número excediera a este ejército de expedición. Algunos de los Titanes No-muertos que se engendraron en Talosheim podrían estar entre ellos, pero simplemente cargarían de frente, incapaces de hacer movimientos organizados.

Por eso en este momento, ni un solo miembro del ejército de expedición sentía algún peligro.

“Siento que esto fue más eficaz de lo que esperaba… Tenía muchos otros planes en caso de que esto no funcionara, pero lo que sea.” (Vandalieu)

El ejército de expedición avanzaba manteniendo su formación, y la unidad de ruptura había alcanzado el muro y luchaba su batalla contra su persistente enemigo, la puerta de la ciudad.

“Ahora, tercer muro… comienza el ataque.” Susurró Vandalieu, ahora que había muchos enemigos abajo. Y regresó volando al segundo muro.

“¡Ese mocoso, está huyen – ¡¿Qué diablos?!”

Mientras Riley y el resto del ejército avanzaban, el muro comenzó a derrumbarse. De hecho estaba desgastado, pero no esperaban que se derrumbara de golpe. Inconscientemente se detuvieron sorprendidos.

“¡Es una trampa! ¡Pero fue demasiado apresurado; parece que estaba planeando atraparnos bajo el muro derrumbado!, ¡pero todavía estamos muy lejos!” (Gordan)

La unidad de ruptura sufrió algunos daños, pero sus habilidades marciales estaban activas. Aunque algunos huesos podrían estar rotos, no morirían.

Ahora todo lo que quedaba por hacer es subir por encima de los restos del muro para proceder… o eso pensaban, pero los ojos de cada miembro del ejército de expedición se agrandaron.

Ahora podían ver que al otro lado del muro colapsado había otra muro blanco, ligeramente más corto en altura pero más robusto.

“¿¡Qué…!? ¡No había nada en los registros militares de que hubiera dos muros!” (Chezare)

“¡Maldición! ¡Por eso te estaba diciendo que retiraras a las tropas!” Dijo Mauvid, instándolo a regresarle el mando.

“En efecto… ¡Arqueros, respalden a la unidad de ruptura mientras retroceden! ¡Cada unidad temporalmente debería – ¿huh?” En medio de dar órdenes, Chezare hizo un tonto sonido de confusión.

El muro que pensaban estaba colapsado se había levantado.

Dejaron salir unos quejidos resentidos, Golems de Piedra y Golems de Roca que habían sido parte del muro. Fácilmente había más de mil de ellos.

Los hombres de piedra corrieron hacia cada unidad del ejército de expedición con mucha más agilidad que su apariencia sugería, apuntando a golpear a los soldados caídos.

“¡Re-retirada! ¡Retirada!”

“¡UOOOH! ¡Levante sus escudos! ¡Muéstrenles sus frentes, no sus espaldas!”

“¡Mantengan sus formaciones, ¿Dónde está el orgullo de la infantería pesada?”

Había cierta distancia entre los Golems de Piedra y las unidades del ejército de expedición que estaban avanzado hacia la pared. Los más lamentables fueron los soldados de infantería pesada de la unidad de ruptura.

Lograron evitar ser aplastados hasta la muerte bajo el muro que de repente se había derrumbado, sólo para estar rodeados de gigantes de piedra. Sin duda serían golpeados hasta que no fueran más que una pulpa.

Y la puerta de hierro de la ciudad que estuvieron tratando de romper se había transformado en un Golem de Hierro de Rango 6.

Parecía que la unidad de ruptura conservó su moral y no estaba planeando renunciar hasta el final, pero su destino estaba en un estado inestable.

“¡Rescaten a la unidad de ruptura!”

“¡Orden de Caballeros Black Bull, avancen! ¡No disminuyan la velocidad! ¡No hay nada que temer de estos Golems sin vida!”

El ejército de expedición que gritaba heroicamente estaba hecho de la élite de la nación escudo Mirg. Naturalmente, habían experimentado el campo de batalla muchas veces. Por eso cada uno de ellos, desde los caballeros hasta los soldados, poseían fuertes lazos de camaradería.

Y para ellos, mil Golems no eran enemigos letales.

Incluso con Chezare y el General Mauvid congelados de sorpresa en la fortaleza, cada uno de los miembros del ejército de expedición estaban tomando sus propias decisiones en todo el campo de batalla. Lo mismo se aplicaba a los liderados por Riley y Gordan.

Entraron en contacto con los Golems, y usando su fuerza individual y habilidades coordinadas, golpearon a los gigantes de piedra que estaban gruñendo y balanceando sus puños.

A este ritmo, podrían derrotar a todos los Golems y recuperar su formación.

En ese momento, Vandalieu le dio la orden a las armas malditas, las ballestas en el segundo muro y las catapultas instaladas en los tejados de los edificios de Talosheim.

“Fuego.”

“¡Gah!”

“¡Gyah!”

“¡Hyih! ¡Las rocas están volando… gyih! ”

Algunos de los proyectiles de ballesta perforaron a los Golems de Roca, pero como los números de los Golems de Roca se habían reducido, alrededor de dos tercios de los proyectiles encontraron sus objetivos en el ejército de  expedición.

Y por muy élite que fueran los portadores de escudo y los ​​soldados de infantería pesada, no podían evitar las rocas lanzadas por catapulta que caían desde el cielo.

Aun cuando vieron la trayectoria de las rocas y trataron de correr, los Golems restantes les impidieron hacerlo y, como sugeriría la palabra “pesado” en “infantería pesada”, eran incapaces de hacer movimientos rápidos.

“¡De ninguna manera! ¿¡Un gran número de arqueros y catapultas!? ¿¡Contra qué estamos luchando!? ¿¡General, qué significa esto!? ¿¡Qué es lo que el Imperio esconde de nosotros!?” (Chezare)

“¡No lo sé! ¡Yo tampoco sé nada!” (Mauvid)

“¿¡Tiene la intención de mantener la boca cerrada en un momento como este!?”

No era raro que los monstruos demi-humanos usaran arcos y flechas, pero Chezare no sabía nada acerca de que fueran capaces de usar catapultas. Las catapultas no eran fáciles de construir en el primer lugar. En el Imperio Amid, la nación escudo Mirg e incluso el Reino Orbaume, los técnicos capaces de construirlas eran forzados a unirse a los Gremios y eran monitoreados constantemente para que no las construyeran sin aprobación.

Pero las catapultas existían en Talosheim y estaban lloviendo rocas en el ejército de expedición.

A pesar de que no hay registros de que los Titanes tuvieran la tecnología para usar catapultas.

(¿Podría ser que el Dhampir construyó estas catapultas? ¡Eso es imposible!) Pensó Chezare.

Sin embargo, la realidad ante sus ojos era que las rocas estaban siendo arrojadas a los soldados una tras otra, aplastándolos mientras trataban de huir.

“¡Maldita sea, reti…”

En ese momento, el capitán de la banda de mercenarios… Isla, lo interrumpió. “Con todo respeto, creo que aquí es donde todo el ejército debe continuar.”

“¡Bastardo, un mero mercenario no debería interrumpir!”

“¡Es cierto, eres un cobarde que todavía está en la fortaleza! ¿¡Estás intentando forzar más pérdidas en este ejército!?”

Los asistentes de Chezare reprendieron a este insolente mercenario, pero, por supuesto, Isla no se fijó en ellos.

“Por lo que puedo ver, los soldados en el campo de batalla están en caos. No podemos esperar una buena retirada en esta situación. Y los ​​soldados de infantería pesada son blancos fáciles. Una vez que los soldados se acerquen a ese segundo muro, las catapultas ya no serán una amenaza. Actualmente el enemigo sólo son mil hombres de piedra con apariencias engañosas que se ven más fuertes de lo que son. Una vez que los superemos, sin duda podremos recuperar nuestras formaciones.”

Había algo de verdad en las palabras de Isla. Ella sí poseía la fría sensación de ignorar la pérdida de soldados, pero en el campo de batalla no era raro sacrificar 10 vidas para salvar mil.

Y si los ​​soldados de infantería pesados mantenían su formación con sus superiores habilidades defensivas y su alta Vitalidad, ser golpeados por algunas flechas ordinarias no sería un problema.

“¡Está bien! ¡Todas las fuerzas, avancen!” (Mauvid)

Chezare se giró hacia él con sorpresa. “¿¡General!?”

La verdad en las palabras de Isla sólo se aplicaría si el enemigo no tuviera cartas del triunfo.

Si el segundo muro de la fortaleza se convertía en Golems también, el fuego de la catapulta nunca cesaría. Y todavía no se había visto a ningún Ghoul.

Era posible que estuvieran ocupados trabajando en las catapultas, pero Chezare tenía un mal presentimiento sobre esto.

“¡Silencio! ¡Esta es mi orden como el comandante supremo!” Mauvid tenía el mismo mal presentimiento que Chezare. Había estado gritando para que el ejército retrocediera todo este tiempo, pero ahora hizo un giro de 180 grados en su postura.

Lo hizo basándose en la propuesta de Isla.

Su tono seguía siendo civilizado, pero su irritación seguía mostrándose aquí y allá. Si iba a desobedecer, era posible que los Vampiros lo consideraran inadecuado para continuar su trato y lo eliminaran.

“¡Ta-también haré uso de ti!” (Mauvid)

“Por supuesto, General. Después de todo, debemos ganar nuestro salario.” (Isla)

Este intercambio entre ellos equivalía a Mauvid pidiéndole ayuda a Isla y diciéndole que la abandonaría si no era útil.

Pero, en realidad, no había error en que él estaba obedeciendo las ordenes de Isla.

“¡Ngh! ¡Rompedor de Montañas!” El mazo de guerra del sumo sacerdote Gordan se estrelló contra una roca.

“¡Gran Estocada del Torbellino!” La lanza de Riley atravesó a otra.

Flark silenciosamente se encargó de más rocas voladoras con su escudo.

“¡Gran Curación! ¡Dejen de verse tan agotados y sigan luchando!” Gritó Messara, curando a los soldados heridos en el frente.

“¡Así es, mantengan la calma, señores!” Dijo Gennie, dando respaldo con sus continuos movimientos.

La mayoría de los Golems fueron derrotados y ahora los ataques de las catapultas estaban siendo tratados, por lo que el ejército de expedición comenzó a recuperarse. Con los escudos levantados de los ​​soldados de infantería pesada y las formaciones arregladas, los proyectiles de las ballestas no tenían nada que hacer.

Como las rocas rotas por Gordan y Riley eran los “proyectiles Golem” que se transformarían en Golems después de aterrizar, consiguieron respaldar la fortaleza del ejército de expedición y hacer que Vandalieu chasqueara su lengua con frustración… aunque Gordan y Riley no lo habían notado y simplemente se preguntaban por qué ganaban experiencia al romper las rocas.

Pero debido a que comenzaron a romper las rocas en el aire, el resto del ejército de expedición tardó en notar los barriles que se estaban dividiendo por sí mismos en el aire.

“Hmm, parece que incluso el ejército humano puede ser útil.” Comentó uno de los Vampiros.

“Si no lo fueran, Ternecia-sama habría hecho todo este esfuerzo por nada. Vamos, sólo no sobresalgan antes de romper el muro de la fortaleza.” (Isla)

“¡Sí, Madam!”

Pero obedecer la orden de “no sobresalir”, se haría difícil cuando Isla y los Vampiros llegaran al campo de batalla.

Alguien tosió.

 

 

 

El estatus de los soldados de élite promedio de la nación escudo Mirg:

 

Nombre: Infantería Pesada
Raza: Humanos
Edad: En los 20 a 30 años
Título: Ninguno
Trabajo: Infantería Pesada
Nivel de trabajo: En los 50 a 70
Historia del trabajo: Soldado Aprendiz, Infantería

Habilidades pasivas:
Valores de Atributo Mejorados: bajo comando: Nivel 2
Valores de Atributos Mejorados cuando están equipados con armadura metálica: Medio
Valores de Atributos Mejorados cuando están equipados con un escudo: Pequeño

Habilidades activas:
Habilidades de tipo marcial: Nivel 3
Habilidades de tipo marcial: Nivel 2
Técnicas con Escudo: Nivel 4
Técnicas con Armadura: Nivel 4
Coordinación: Nivel 4

 

 

 

 



NT. Y empieza la pandemia, bueno, no tan grande pero ya están jodidos

NE. Van solo les enseño la puntita…. queridos soldados… preparen su vaselina.

 

Traducido por Untitled.

Editado por ANHamber, este mensaje es escrito utilizando el color de fuente Amber LOL. Ya hablando en serio, debido a diversos problemas legales por los que mi familia esta atravesando (nada serio pero si muy molesto), me retrase en subir el capitulo dos de Maken, y ya que esto seguirá por un rato, a más tardar el miércoles lo subo.

Por otro lado, Yo solo ando traduciendo Maken y Untitled esta buscando otra novela para trabajar haciendo una colaboración conmigo. El punto es que también en mis planes personales esta el traducir Arifureta: After Stories, retomar Magicraft Meister desde donde los otros traductores de esta WN la dropearon, y poner al día Kenja no Mago con lo que va de la WN en inglés (no lo he hecho todavía por que no tengo idea de como están trabajando la historia principal de Arifureta y no me he puesto en contacto con los antiguos traductores de las novelas dropeadas)

Así que aprovechando el espacio, me gustaría que los lectores pudieran sugerirnos algunas novelas (Que no se estén traduciendo por otros grupos, digo, para tener variedad). Tanto Untitled como yo vamos a estar pendientes para ver que más podemos traducir.

 

Anterior | Indice | Siguiente

 

 

Comentarios de Facebook