The Death Mage that doesn't want a fourth time 77

Abandonando el ducado, incapaz de perdonar al enemigo

 

“Aguarda un segundo, ¿quieres?” Dijo el aventurero, acercándose casualmente al mostrador donde Vandalieu estaba congelado. “Es la primera vez que escucho de este cambio de reglas. ¿Puede explicarme lo que significa?”

“Me… me estás molestando. Actualmente estoy tratando con este niño – ” comenzó la recepcionista.

“Tengo algo que decir sobre cómo estás tratando con él. ¿Puedes llamar al Maestro del Gremio por mí?” Dijo el aventurero.

“Me estás molestando,” repitió la recepcionista. “Si quieres hacer una apelación al Gremio, entonces, cuando sea tu turno, por favor primero dile a uno de nuestros miembros de personal en los mostradores de recepción.”

“Soy el aventurero de clase A Heinz. Me gustaría pedir una reunión cara a cara con el Maestro del Gremio una vez más, bajo la autoridad de un aventurero de clase A. ”

Heinz. Era Heinz.

Vandalieu giró la cabeza como si fuera una bisagra rechinante, mirando al aventurero de pie junto a él.

Era un hombre joven y bien vestido, de cabello rubio y ojos azules. Estaba entre los veinte y veinticinco años. De un vistazo a su apariencia y equipo, estaba claro que no era una persona común.

Aunque había cambiado un poco, tenía la misma voz que Vandalieu escuchó en Evbejia, y se ajustaba a la descripción física dada por Riley.

(‘¡El enemigo de Mamá, la Espada Azulada Heinz!’)

Era una de las personas que Vandalieu necesitaba matar absolutamente. Vandalieu había escuchado que Heinz cruzó al Reino Orbaume, pero no se había imaginado que Heinz se quedaría en el Ducado de Hartner, ni había imaginado que lo encontraría en este momento.

La resurrección de Darcia era algo absolutamente necesario para la “búsqueda de la felicidad” de Vandalieu. Y los que interfirieran con eso necesitaban ser eliminados. Por eso mataría a Heinz.

Vender a su madre a un devoto fanático de Alda simplemente había sido otra petición para Heinz. No importaba si sus acciones eran completamente normales y legales en esa nación.

No importaba lo que Heinz estuviera pensando y haciendo ahora.

El problema era el futuro, lo que había por delante. Había vendido a Darcia a un fanático religioso una vez. ¿Qué razón tenía Vandalieu para creer que no volvería a hacer lo mismo? Si ya había cambiado de punto de vista, ¿quién podría decir que no lo volvería a cambiar?

Para reducir esas posibilidades a cero, Heinz necesitaba ser asesinado y destruido.

Ahora era una buena oportunidad para hacerlo.

Por supuesto, Vandalieu no podía hacer nada llamativo en un lugar como este donde la gente estaba mirando. El lo sabía. Simplemente podría envenenarlo o infectarlo con una enfermedad.

¿Debía convertir su respiración, una pequeña cantidad de su saliva o las sustancias secretadas por su piel en veneno? ¿Debía “accidentalmente” tocar a Heinz e infectarlo con patógenos?

Vandalieu comenzó a inventar estos planes, pero cada vez que pensaba en ellos, escuchó las advertencias de Percepción de Peligro: Muerte en su cabeza.

Si intentaba envenenar a Heinz, lo matarían. Si intentaba infectar a Heinz con patógenos, lo matarían.

De cualquier forma, el que moriría no era Heinz, sino Vandalieu.

(”¡Imposible, ¿este tipo es invencible o inmortal o algo así?!’)

Era demasiado diferente en comparación a cuando había trabajado para el Sumo Sacerdote Gordan. Vandalieu estaba asombrado de este cambio, pero no podía negar la realidad frente a él o al hechizo mágico de atributo muerte que lo había salvado hasta ahora.

(‘Ya veo; este es un aventurero de clase A digno de convertirse en clase S como Mikhail, el que fue lo suficientemente poderoso como para matar a Borkus y a los demás en un instante.’)

Alguien que derrotaría con facilidad a los aventureros de clase A, que supuestamente eran superhumanos. Un superhumano que trasciende a los superhumanos.

Heinz era demasiado diferente de Riley, cuya alma fue rota por Vandalieu después de su derrota en manos de Borkus. E incluso se decía que Heinz estaba mucho más bendecido cuando se trataba de aliados de lo que Riley nunca había sido.

Vandalieu movió los ojos para ver mucho más allá de Heinz y notar que había cinco personas más allí. Dos de esas personas coincidían con las descripciones que Riley le contó.

La Enana Portadora de Escudo con el pelo azul, Delizah. El Explorador con el pelo y los ojos negros, Edgar. Quizás los otros dos eran nuevos miembros del grupo, una Elfo con una maza y traje de sacerdote, y una joven que parecía ser una combatiente desarmada.

Heinz no las habría elegido sólo por su apariencia, así que probablemente estaban entre las clases A o B, clase C a lo menos.

Estos deben ser las nuevas ‘Cuchillas de Cinco Colores’, con dos nuevos miembros tomando el lugar de Riley y la Maga Espiritual Elfo que aparentemente murió en una Mazmorra.

El quinto miembro adicional, una niña de la edad de Vandalieu o incluso más joven, estaba medio escondiéndose detrás de Delizah, probablemente no era un miembro del grupo. ¿Era la hermana menor de alguien?

(‘Ah, qué problemático. Son los peores tipos de enemigos para mí.’)

Incluso excluyendo a la niña, pudo notarlo cuando miró a los otros cuatro. Era debido a estas personas que Vandalieu ni siquiera tenía una fracción del uno por ciento de probabilidad de matar a Heinz.

Estaban mirando a Heinz con sonrisas torcidas y expresiones exasperadas, murmurando palabras como: “Dios mio” y “Aquí vamos de nuevo”. Pero si algo le sucediera a Heinz, lo respaldarían con rapidez y precisión.

Si Heinz combatiera contra Vandalieu con estos miembros del grupo con él, no cabía duda de que usaría su capacidad para coordinarse con ellos y daría un golpe capaz de atravesar las barreras de Vandalieu.

Envenenarlos o infectarlos con patógenos sería inútil. A diferencia de los soldados del ejército de expedición de la nación escudo Mirg, estaban equipados para tratar con monstruos de alto Rango que infligían efectos de estatus con sus ataques. Ellos eran diferentes del engreído Riley.

Eran ridículamente fuertes. Sus piscinas de Maná eran irrelevantes. Si Vandalieu fuera un enorme elefante, ellos eran hormigas capaces de matar a ese elefante.

(‘No tengo otra opción. Tendré que soportar esta humillación por ahora. No debo morir; hay cosas que tengo que hacer. Estaré satisfecho con poder ver las caras de estos chicos directamente. Me reuniré con Eleanora y los demás, y… ¿Huh? ¿Estos tipos qué están…? ¿Qué está haciendo Heinz?’)

Vandalieu, que había estado usando su habilidad Procesamiento de Pensamiento a Alta Velocidad para sumergirse en sus pensamientos en un intento de soportar el sentimiento de impotencia y humillación que atormentaba todo su cuerpo, se sorprendió repentinamente al comenzar a procesar la información de sus oídos.

“Por favor, espere, actualmente el Maestro del Gremio está fuera de su oficina – ”

“Entonces un Sub-Maestro debería estar aquí. Las reglas establecen que cuando el Maestro del Gremio está ausente, uno de los dos Sub-Maestros debe permanecer siempre dentro del gremio. ¿O también cambió esa regla?”

Heinz estaba discutiendo no con la recepcionista, sino con un miembro del personal de sexo masculino que parecía ser su superior. Pero la situación parecía peor para el miembro del personal.

“Eso es…”

“Sé que no tiene sentido decirte esto,” dijo Heinz. “Lo mismo ocurre para el Maestro del Gremio de esta sucursal. Pero hay algo que quiero que el Maestro del Gremio escriba. Quiero que escriba una carta de presentación para conocer al Maestro de la sede del Gremio de Aventureros del Ducado de Hartner.”

“¡S-si nuestro Maestro de Gremio escribe algo así, ¿no significaría que te estaría avalando!?” Dijo el miembro del personal.

Heinz presionó al miembro del personal más lejos. “¿Entonces no puede hacerlo? ¿A pesar de que puede aprobar ese cambio de reglas sin sentido?”

“¡Esto no es algo que pueda ser decidido por un simple miembro del personal!” Protestó el miembro del personal.

“Cualquier empleado del Gremio sabría que este cambio de reglas sin sentido es una decisión no comprometida del Lord Belton con el fin de obtener el apoyo de las iglesias, incluyendo la Iglesia de Alda, debido a que no puede obtener el apoyo del ejército del ducado por su disputa familiar,” dijo Heinz. “Después de todo, es algo que incluso yo podría averiguar de inmediato.”

Al parecer, muchas de las figuras importantes de la Iglesia de Alda del Ducado de Hartner eran fundamentalistas, no pacifistas.

“Los niños con sangre de monstruo son peligrosos, por lo que no pueden ser juzgados a través de un simple examen. Podrían perder su autocontrol en cualquier momento, así que dejarlos entrar en la escuela de aventureros también es peligroso. ¿Realmente creen estas cosas?” Preguntó Heinz.

Cuanto más hablaba Heinz, más pálido era el rostro del miembro del personal y más luchaba por mantener el contacto visual. Era probable que estuviera secretamente de acuerdo con las palabras de Heinz. Parecía que lo mismo era para los otros miembros del personal y recepcionistas.

Los otros aventureros presentes expresaron su acuerdo.

“¿¡Cuál es el problema!? ¡Sólo tienes que entregar un mensaje!”

“¡Es cierto, es cierto! ¡Las puertas del Gremio de Aventureros están muy abiertas, ¿no?!”

“¡No pensarán en sacarnos a las personas-Bestia próximamente, ¿verdad?!”

Y entonces el miembro del personal pareció haber tomar una decisión. “Entiendo. Pero lo único que puedo hacer es entregarle el mensaje al Maestro del Gremio.”

“Lo sé,” dijo Heinz. “Eso será suficiente.”

“Te lo advierto… Como aventurero de clase A, ya posees más influencia que un noble inferior,” le dijo el miembro del personal. “Tus intenciones serán conocidas por los lords. Pero por favor, no olvides que depende de los lords cómo interpretar tus intenciones.”

“También sé eso,” dijo Heinz. “No como un miembro de la facción pacifista de Alda, sino como un aventurero, creo que el Gremio no debería obedecer la voluntad de los políticos. Eso es todo lo que quería decir. ‘Las puertas a la aventura están abiertas para los miembros de todas las razas’… No debemos ignorar las palabras del fundador, ¿verdad?”

“También me gustan esas palabras,” dijo el miembro del personal. “Ahora bien, enviaré un mensajero al Maestro del Gremio, así que si me disculpan. Tienes suerte, ¿no?” Dijo él, sonriéndole a Vandalieu.

Con esas palabras del miembro del personal, el cerebro de Vandalieu finalmente comenzó a funcionar otra vez.

¿Suerte? ¿Por qué? ¿Porque fue capaz de ver la apariencia de su enemigo y una parte de su poder? No, no era por eso…

(‘¿Podría ser..? ¿ Heinz me está ayudando? ¡Imposible!’)

Cuando Vandalieu le dirigió la mirada a Heinz lo vio darle una inclinación de cabeza con una sonrisa tranquilizadora y confiable. Como si dijera: “Déjamelo a mí”.

Sin embargo, en lugar de estar tranquilo, Vandalieu se volvió loco.

(‘¿Por qué tengo que ser ayudado? ¡No me fastidies!’)

(‘¿¡Es algún tipo de trampa!? ¡Hay algo detrás de esto, hay algo detrás de esto, tiene que haberlo!’)

(‘¡Hay algo sospechoso en esto, es extraño, no estoy convencido!’)

Con una sensación desagradable que hacía que su cerebro, su espíritu e incluso su alma se volvieran una masa, Vandalieu no pudo reunir sus pensamientos. El Procesamiento de Pensamiento Paralelo y el Procesamiento de Pensamiento a Alta Velocidad solamente le sirvieron para aumentar aún más su confusión; no podía calmarse.

“Dios mio. ¿Quién fue el que dijo que no estaba interesado en la política? Justo cuando terminamos nuestra solicitud de escolta y llegamos a la ciudad, sucede esto. Y ahora piensas quejarte con el próximo duque y al Maestro del Gremio de este ducado,” dijo el miembro masculino del grupo de Heinz.

“Pero Edgar, lo ha estado diciendo todo el tiempo, ¿no?” Dijo otro. “Que las enseñanzas de Alda deberían ser cambiadas para ser más pacíficas. E incluso la idea de venir a este país por la cual nos separamos de Riley fue de Heinz – ”

“Recuerdo haber escuchado que el objetivo de este grupo era despejar por completo la Mazmorra errante, ‘Las Pruebas de Zakkart’,” dijo el tercer miembro del grupo, una mujer.

“Por favor, no digas eso,” dijo otro miembro del grupo. “¿O estas diciendo que crees que las palabras de Heinz están equivocadas, Jennifer?”

“… Eso no es lo que quise decir,” dijo la mujer llamada Jennifer.

Vandalieu podía escuchar a los compañeros de Heinz conversando como si estas cosas no se pudieran evitar, aunque ninguno de ellos mostraba algún signo de oponerse a las palabras de Heinz.

“Hey, ¿Heinz pertenece a la facción pacifista de Alda?”

“Eso es correcto. Escuché que en la nación escudo Mirg, fue testigo de la tragedia de cierto Dhampir y su madre, y por eso vino a este país.”

“¿Huh? Así que es por eso que ahora está ayudando a ese Dhampir. Un aventurero-sama de clase A realmente es otra cosa. ”

Vandalieu podía escuchar las voces de otros aventureros.

(‘En resumen, Heinz y sus compañeros cambiaron sus puntos de vista cuando vieron a Mamá quemada en la hoguera después de que la capturaran y la entregaran. Ahora forman parte de la facción pacifista de Alda y trabajan en el Reino Orbaume. ¿Es por eso que están ayudando a un Dhampir? Ayudando…’)

“Está bien,” dijo la niña que estaba con los compañeros de Heinz. Ella estaba justo delante de Vandalieu, que, a pesar de sus pensamientos internos, simplemente parecía estar parado allí sin moverse.

Tomó la mano de Vandalieu mientras seguía hablando.

“Heinz-oniichan va a ayudarte. ¡Justo como me ayudó a mí!” Dijo riendo. Uno de sus ojos era de color rojo sangre y no coincidía con su otro ojo.

“Ah…”

La mano de Vandalieu temblaba.

“Uu…”

Náuseas, dolor de cabeza y un sentimiento de incomodidad, como los que nunca había experimentado en su tercera vida, recorrieron todo su cuerpo.

“¿¡Kyah!?” La niña gritó de sorpresa.

Incapaz de soportarlo más, Vandalieu intentó quitarse su mano. Al hacerlo, retuvo sus garras y controló su fuerza para no lastímarla.

Ese era el límite de cuánto podía retenerse.

“¿¡Hey, tú!?” Asombrado, Heinz extendió su mano hacia Vandalieu.

Pero Vandalieu usó todas sus fuerzas para crear tanta distancia entre él y Heinz como le fuera posible. Usó sus cuatro extremidades para impulsarse en el suelo y usó Vuelo con una fuerza tan excesiva que sobre esforzó sus órganos internos.

“¡O-oi! ¡Espera un segundo!”

“¿¡Qué sucede!?”

Ignorando las voces sorprendidas de los compañeros de Heinz y otros aventureros, Vandalieu usó su hombro para romper la puerta del gremio y huyó.

 

 

 

Vandalieu estaba sentado en el suelo, contemplando sus temblorosas manos.

Ya estaba fuera de la ciudad de Niarki; probablemente dentro de un bosque o matorral cercano. Era poco probable que hubiera viajado muy lejos.

No tenía ningún recuerdo de cómo salió de la ciudad después de dejar el gremio. Era posible que hubiera creado un agujero en el muro exterior para escapar.

“Ah… Guh… oh…”

La mente de Vandalieu estaba inmerso en tanto caos que no tenía tiempo para preocuparse por tales cosas. Sentía que todo su cuerpo se pudriría de la ira, la humillación y la impotencia que sentía.

Fue completamente incapaz de derrotar a su enemigo. Sabía, sin ni siquiera desafiarlo, que terminaría en completa derrota. Pensó que esta sería la humillación final.

Pero existía una humillación aún mayor. Siendo compadecido por su enemigo, por Heinz. Vandalieu casi fue ayudado por él.

Fue una acción que pisoteó el orgullo de Vandalieu.

Pero lo que Vandalieu consideró más imperdonable fue la razón por la cual Heinz trataba de ayudarlo.

Heinz trató de ayudarlo porque era un Dhampir.

Heinz había cambiado su forma de pensar y se volvió parte de la facción pacifista de Alda después de ver a la madre de Vandalieu, a quien había capturado y entregado a un fanático como parte de una solicitud, siendo torturada y quemada viva en público.

“¡No… me… jodas!”

Lógicamente, tenía sentido por qué las cosas habían resultado así. Probablemente, Heinz no sabía que Vandalieu había sobrevivido. Estaba bajo la suposición de que Vandalieu había muerto desde hace mucho tiempo.

La existencia de Vandalieu era conocida por muy pocos – algunos individuos en la nación escudo Mirg y el Imperio Amid, así como los Vampiros Raza Pura. No era extraño pensar que Heinz no sabía que él estaba vivo.

Por eso estaba expiando sus acciones pasadas. Era una historia tan común que podía encontrarse tanto en libros de ficción como de no ficción en la Tierra.

Con el fin de disculparse de las persona que habían matado, vivirían y expiarían sus pecados.

Salvarían a tantas personas como las que habían matado.

Sintiéndose culpables por las muertes de los civiles inocentes de las naciones enemigas causadas por la guerra, pasaban el resto de sus días expiándose.

No era inusual ni nada así.

Los ejemplos que Vandalieu recordaba mejor eran en obras de ficción.

El error de alguien causaría la muerte de otro sin ser castigado por la ley. A pesar de permanecer libre, la persona se sentiría atormentado por ello, y entonces el protagonista del drama o del manga le diría a esa persona: “Sigue ayudando a los demás hasta que llegue el día en que puedas perdonarte a ti mismo”.

Los protagonistas le dirían a los antiguos villanos: “Expía tus errores con tus acciones futuras”.

Heinz estaba expiando los errores que había cometido contra Darcia y Vandalieu. Estaba poniendo en práctica las enseñanzas pacifistas que creía correctas, y había salvado a esa niña, la Dhampir.

Nadie le había pedido que se expiara, y sin embargo estaba expiando esos errores de una manera que no tenía nada que ver con Darcia y Vandalieu.

“¡No me fastidies…!”

Entonces, ¿se suponía que Vandalieu lo tenía que perdonar? ¿Se suponía que debía dejar de culparlo? ¿Se suponía que debía dejar de intentar matarlo?

Estaba fuera de discusión. No había manera de que Vandalieu considerara siquiera aceptar algo tan irrazonable.

Imaginen que hay un asesino en serie extranjero que mató a numerosas personas en un país determinado y luego salvó a varias personas en su propio país igual al número de personas que había matado. Si supusiéramos que Vandalieu perdonara a Heinz en esa situación, entonces las familias de las personas asesinadas por el asesino en serie también tendrían que perdonarlo, ¿no?

Si Vandalieu salvara a tantas personas en el Reino Orbaume como personas que había matado en la nación escudo Mirg, ¿las familias de la nación escudo Mirg lo perdonarían? Sin duda no. No había forma de hacerlo.

No habría miles de personas inusuales perdonándolo.

Pero si todo estaba claro, cada persona en el Reino Orbaume le diría a Vandalieu que debería perdonar a Heinz.

Le dirían que perdonara a Heinz porque había salvado a muchas personas, porque había logrado cosas grandes. Porque era un héroe.

Porque a partir de ahora, él salvaría a muchas personas más, curaría la infelicidad de miles, de decenas de miles. Él haría más feliz a la personas.

La existencia de Heinz era beneficiosa para la nación.

Le dirían a este único Dhampir que lo odiaba por matar a una sola persona, su madre, que lo perdonara.

Esto sería considerado normal e innegablemente correcto en cualquier mundo.

El hecho de que Darcia fue asesinada, el herviente odio de Vandalieu, todo se volverían detalles en la conmovedora historia de Heinz. Perdonarlo era lo correcto.

Perdonar a Heinz, que andaba por ahí salvando a Dhampirs como aquella niña sin que nadie se lo pidiera, era por el bien de todos.

E incluso eso se volvería otro detalle añadido a la historia de Heinz.

… ¿Cómo podía Vandalieu perdonarlo?

 

 

 

『¡La habilidad Mente Grotesca ha aumentado de nivel!』

『¡Has adquirido la habilidad ■ab■■■st■■on】!』

 

 

 

Pero Vandalieu lo soportaría por ahora.

Heinz creía que sus acciones se hacían por expiación, pero incluso esas acciones fueron logros que él usó para ganar más popularidad. Sin embargo, Vandalieu era incapaz de derrotarlo.

Incluso si usaba magia de atributo muerte y todo tipo de habilidades, aunque le pidiera a Eleanora y a los demás que colaboraran con él, sin importar lo que hiciera, no podía ganar.

Esto era venganza. Para Vandalieu, esta venganza era un proceso necesario para lograr su propia felicidad. No el resultado.

 

 

 

『¡La habilidad Mente Grotesca ha aumentado de nivel!』

『¡El nivel de la habilidad ■ab■th■str■on】ha aumentado de nievl!』

 

 

 

Pero este odio no podía ser suprimido. El fuego del odio no podía ser extinguido; Vandalieu sintió como si su corazón se congelara con el frío del miedo!

“¡Oi, ahí! ¡Es ése!”

“¡Date prisa y capturalo! ¡Ese mocoso tenía monedas de plata; todavía le deben quedar algunas!”

“Déjamelo a mí, Oba-san.”

Por eso Vandalieu había huido de aquel lugar. Por eso salió de la ciudad y llegó a un lugar como éste.

Se había asegurado de que nadie quedara involucrado.

“¡Pensar que lo encontraríamos tan rápido! ¡Finalmente tenemos algo de suerte!”

“Estoy segura de que es porque nos hemos portado bien todos los días. No pienses mal de nosotros. Debido a la crisis económica, la venta de frutas no es suficiente para alimentarse y sobrevivir. No necesitas preocuparte; con tu aspecto, estoy segura de que quien te compre te cuidará bien.”

“¿Este mocoso es un niño o una niña? Si es una niña, no tiene edad suficiente para venderse por mucho, ¿sabes?”

“No, tiene unos ojos extraños. Si le decimos al comprador que es un Dhampir, ¿no nos pagarán más?”

“Ni siquiera te molestes. ¿Qué haremos si ese problemático aventurero de clase A se involucra?”

“Ahora que lo mencionas, el Salvador ha venido a esta ciudad. Su nombre era Heinz o algo así, ¿no?”

¡Heinz, el que Vandalieu odiaba tanto era Heinz!

“¡Corten la charla! ¡Rápido, aten al niño para llevarlo de vuelta a la ciudad!”

La mujer de mediana edad que vendía manzanas en el mercado se acercó a Vandalieu, que estaba arrodillado en la tierra, completamente inmóvil.

 

 

 

『¡Has adquirido la habilidad Scream/Gritar!』

 

 

 

“Ah …■■…■…”

Sorprendida por el ruido ininteligible/incomprensible que hacía Vandalieu y pensando que era una especie de encantamiento, la mujer y los hombres que estaban con ella trataron de atraparlo apresuradamente.

En este momento, si hubieran hecho todo lo posible para escapar, podrían haber sobrevivido.

“¡■■■■■■■■■■!”

Un temible grito fue liberado de la boca de Vandalieu.

 

 

 

『Las habilidades Scream, Usurpación Mental y Construcción de Laberintos han aumentado de nivel!』

 

 

 

La mujer y los hombres gritaron, como en respuesta al grito de Vandalieu.

El color se desvaneció de sus cabellos y la luz de la consciencia se desvaneció de sus ojos.

“¡■■■■■■■■■■■■■■!”

Pero la mujer de mediana edad y los matones liderados por su sobrino no estaban muertos. Se movían vigorosamente. Estaban empujando sus dedos en sus oídos para tratar de escapar del grito, mordiendo sus lenguas en pedazos y arrancando sus ojos.

Pero como si todavía no estuvieran satisfechos con esto, usaban sus ojos que ya no podían ver para encontrarse y atraparse unos a otros y empezar a matarse entre si.

“¡ODIO! ¡ODIO! ¿¡A QUÉ ODIO!?”

“¡MÁTAME! ¡MÁTALO! ¿¡MATAR A QUIÉN!? ¿¡MATAR A TODOS Y A EL!?”

“¡MIS OÍDOS, MIS OJOS, MI LENGUA, MIS MANOS, MI CARNE, MIS ÓRGANOS, ME DAN ASCO!”

“¡■■■■■■■■■■■■■■!”

Mientras Vandalieu sentía una sensación de liberación, como si la oscuridad reunida en su corazón hubiera sido liberada en su entorno, perdió el conocimiento.

 

 

 

Sintiéndose bien, Vandalieu abrió los ojos.

Miró al cielo para ver que aún era la tarde. Había ido al Gremio de Aventureros antes del mediodía, de modo que sólo una o dos horas debieron haber pasado, pero ahora estaba en un estado de ánimo brillante, como si se hubiera despertado después de un profundo sueño.

“¿Pero me siento muy cansado? ¿Una sensación placentera de fatiga?” Confundido, Vandalieu comprobó su Estatus para encontrar que casi no le quedaba Maná. ¿Qué hizo mientras dormía? Aunque había manchas de sangre a su alrededor, no había No-muertos.

“¡Vandalieu-sama, ¿estás bien?!”

En ese momento, Eleanora descendió del cielo y levantó a Vandalieu en sus brazos.

“Ah, sí. Sin embargo, no tengo mucho Maná. Por cierto, ¿qué pasó exactamente aquí?” Preguntó Vandalieu.

“¡Eso es lo que quería preguntar! ¡Dijiste que terminarías rápidamente, así que nos escondimos y esperamos sólo para ver que te apresurabas a huir del Gremio, volando sobre los muros exteriores y desapareciendo en alguna parte! ¡Ni siquiera pudimos ponernos en contacto contigo! ¿¡Tienes idea de lo preocupados que estábamos!?”

“Lo siento… por hacerte preocupar,” dijo Vandalieu, dejando que su peso corporal descansara sobre Eleanora, quien estaba sujetándolo fuertemente.

 

 

 

Después de utilizar el dispositivo de comunicación cabeza Goblin para contactar con Braga y los otros que habían estado buscando por otros lados, Vandalieu explicó todo en orden cronológico.

“Vandalieu-sama, conquistemos y destruyamos este reino.” Estas fueron las primeras palabras de Eleanora cuando terminó de hablar. Sus ojos adquirieron una apariencia vidriosa; no parecía estar bromeando.

“No, ahora mismo no podemos ganar contra Heinz,” dijo Vandalieu. “Y aunque pudiéramos, no podemos conquistar y destruir el reino.”

Zran, así como también Nuaza y Borkus que estaban hablando a través de los dispositivos de comunicación, estaban de acuerdo con la sugerencia de Eleanora. También era improbable que Sam o Zadiris se opusieran.

“¿¡Por qué no!? ¡Vamos a matarlos!” Dijo Zran.

“¡Hijo Santo! ¡Ellos no son humanos! ¡Son simples pilas de excremento en forma de personas! ¡Viviendo encarnaciones del mal!” Exclamó Nuaza.

Borkus rugió. “¡Vamos a matarlos a todos, niño!”

Borkus y los otros Titanes No-muertos estaban enterados de la traición del Ducado de Hartner hace doscientos años. Sería poco decir que sus anteriores opiniones favorables hacia el ducado se habían desplomado por el suelo. Parecían haber traspasado los cielos* en una dirección negativa.

TLN *: Esto es “天元 突破 /tengen toppa” en la raw, que significa “atravesar los cielos”. Podría ser una referencia de Tengen Toppa Gurren Lagann.

“Estoy feliz de que todos estén dispuestos a enojarse por mi bien. Pero hay casi tantas personas buenas como malas en el Ducado de Hartner,” dijo Vandalieu. “¿No es verdad, Braga?”

Desconcertados, Eleanora y Zran miraron a los Goblins Negros y a sus parejas que estaban con ellos.

“Ya hemos abandonado nuestra patria,” dijo Marie.

“Por favor, no te preocupes por eso,” dijo otra chica.

Vandalieu les había explicado que las liberaría con suficiente dinero para vivir durante varios meses, siempre y cuando guardaran sus secretos, pero decidieron seguir a Braga y a los otros Goblins Negros.

Se sentían agradecidas hacia Vandalieu desde el fondo de sus corazones, ya que las había curado de sus adicciones a las drogas y les quitó sus collares y tatuajes de esclavos con magia.

Por supuesto, tenían sus propios intereses en mente, y tal vez simplemente no podían creer que Vandalieu realmente las liberaría.

Pero decidieron ir a Talosheim y, a diferencia de los del ejército de expedición de la nación escudo Mirg, definitivamente era posible hacer paz con ellas.

Como tal, estas chicas que habían nacido en el Ducado de Hartner ahora eran ciudadanas de Talosheim… Bueno, un tercio de las chicas que estuvieron trabajando en el burdel eran ex refugiadas del Ducado de Sauron, pero eso no era algo por lo cual preocuparse.

Decir que todos en el Ducado de Hartner debían ser asesinados y que todos ellos eran encarnaciones de la maldad frente a estas chicas haría que se sintieran incómodas.

“… Mi error,” dijo Zran. “Perdí mi genialidad allí.”

“Así es, lo siento,” le dijo Eleanora a las chicas. “Tampoco es como si no estuviera consciente de las muchas circunstancias que están fuera de sus manos.”

“No, yo tampoco podía decir nada. Gracias, Rey,” dijo Braga.

“No es nada,” dijo Vandalieu. “Después de todo, yo cometí el error tras perder un poco la calma.” Al ver que todos parecían haberse calmado por ahora, se levantó. “Pero si simplemente seguimos permitiéndonos ser tratados de esta manera, no seremos más que presas para ser comidos por las bestias. Nos desgarrarán la piel, nuestros órganos serán arrancados y sólo dejarán nuestros huesos. Debemos recuperar lo que nos ha sido robado y hacerles pensar que fue un accidente. En cuanto a Heinz…” Hizo una pausa. “Lo dejaremos por ahora. Vamos a reunir fuerzas y esperar una oportunidad. Ah, y renunciaré al Ducado de Hartner,” agregó.

Todos miraron a Vandalieu sin comprender su última frase.

“Renunciaré a registrarme como aventurero en el Ducado de Hartner, a trabajar aquí y a crear un trafico de comercio en el futuro,” dijo, explicándose con detalles.

Eso era lo mucho que el Ducado de Hartner había rechazado a los Titanes. Si iban a rechazar a Vandalieu y a Talosheim tan fuertemente, entonces él devolvería el favor y los abandonaría.

“Ah, excluyendo las aldeas de cultivo,” añadió Vandalieu.

Todo el mundo, excluyendo a las parejas de los Goblins, se rieron, murmurando: “Lo sabía”.

“Por cierto, Vandalieu-sama, ¿qué es eso?” Preguntó Eleanora. “¿Esta piedra siempre ha estado aquí?”

“Es… seguro que esta no es una roca natural,” dijo Zran.

Estaban mirando una enorme roca que se elevaba detrás de Vandalieu. Era mucho más grande que un árbol en un bosque.

Pero su forma era más extraña que su tamaño.

Tenía la forma de un cráneo enorme, y su boca abierta era lo suficientemente grande como para que entrara un carruaje.

El interior de esa boca parecía estar conectado a algo. Un aire caliente fluía desde el interior, como si el cráneo estuviera respirando.

“… Al menos, es algo que es inofensivo para nosotros,” dijo Vandalieu.

 

 

 

『¡Las habilidades Construcción de Laberintos, Scream, Recuperación Automática de Maná, Encanto de Atributo Muerte y Superar Limites han aumentado de nivel!』

 

 

 

Nombre: Vandalieu
Raza: Dhampir (Elfo Oscuro)
Edad: 7 años
Título: 【Rey Ghoul 】, 【Rey Eclipse 】, 【Nombre Tabú】
Trabajo: Usuario del Puño Venenoso
Nivel: 20
Historia del Trabajo: Mago de Atributo Muerte, Transmutador de Golems, Domador de No-muertos, Soul Breaker

Atributos:
Vitalidad: 184
Maná: 379,120,344
Fuerza: 128
Agilidad: 130
Aguante: 119
Inteligencia: 761

Habilidades pasivas:
Fuerza Sobrehumana: Nivel 3
Curación Rápida: Nivel 5
Magia de Atributo Muerte: Nivel 6
Resistencia a los Efectos de Estatus: Nivel 7
Resistencia Mágica: Nivel 3
Visión Oscura
Encanto de Atributo Muerte: Nivel 7 (LEVEL UP!)
Revocación del Canto: Nivel 4
Fortalecer Seguidores: Nivel 8
Recuperación Automática de Maná: Nivel 5 (LEVEL UP!)
Fortalecer Subordinados: Nivel 4
Secreción de Veneno (Garras, Colmillos, Lengua): Nivel 3
Agilidad Mejorada: Nivel 1
Expansión del Cuerpo (Lengua): Nivel 3

Habilidades activas:
Bloodsucking: Nivel 7
Superar Limites: Nivel 6 (LEVEL UP!)
Transmutación de Golems: Nivel 6
Magia sin Atributo: Nivel 5
Control de Maná: Nivel 4
Forma Espiritual: Nivel 7
Carpintería: Nivel 4
Ingeniería: Nivel 3
Cocina: Nivel 4
Alquimia: Nivel 4
Técnicas de Combate sin Armas: Nivel 5
Soul Break: Nivel 6
Multi-Cast: Nivel 5
Control de Gran Alcance: Nivel 6
Cirugía: Nivel 3
Procesamiento de Pensamiento Paralelo: Nivel 5
Materialización: Nivel 4
Coordinación: Nivel 3
Procesamiento de Pensamiento a Alta Velocidad: Nivel 3
Comandar: Nivel 1
Cultivar: Nivel 3
Tejer: Nivel 2
Lanzar: Nivel 3
Scream: Nivel 3 (NUEVO!)

Habilidades únicas:
God Slayer: Nivel 3
Mente Grotesca: Nivel 4 (LEVEL UP!)
Usurpación Mental: Nivel 3 (LEVEL UP!)
Construcción de Laberintos: Nivel 4 (NUEVO!)

Maldiciones
La experiencia adquirida en la vida pasada no se traspasó
No puede aprender los Trabajos existentes
No se puede obtener experiencia de forma independiente
Explicación de habilidad:

【Scream】

Una habilidad que produce efectos a través de un sonido emitido. La capacidad de los murciélagos para ver las cosas a través de sus chillidos y el sentido especial de la audición (o al menos, así es como se interpreta comúnmente en Lambda, aunque en realidad es un sonar), los efectos de los chillidos de las Mandragoras y los gritos de las Banshees provienen de esta habilidad.

Puesto que Vandalieu utiliza esta habilidad simultáneamente con las habilidades Soul Break y Usurpación Mental, aparte de causarle daño al Maná y al sentido de la audición en un amplio radio, también es capaz de realizar un ataque que hace que sus víctimas mueran de una terrible locura si pierden la batalla mental contra ellos mismos.

También puede ser utilizado para simplemente hacer que su voz viaje más lejos, sin perder ninguna claridad. Esto le permite al usuario realizar un discurso (sin la necesidad de un megáfono o micrófono).



Se rompió sin causarle daño a nadie…

Anterior | Indice | Siguiente

 

Comentarios de Facebook