The Death Mage that doesn't want a fourth time 116

La venganza final y la princesa caballero casi olvidada

 

“¡GUAAAAH! ¡Imposible, ¿cómo puedes lanzar magia elemental mientras usas los fragmentos del Rey Demonio!?” gritó Gubamon.

El caparazón del Rey Demonio se había hecho añicos al exponerse al frío extremo y al calor extremo, y todos los huesos y órganos de su cuerpo se habían roto con el hechizo de Magia Espiritual de la Muerte, Bala de Hielo de la Muerte, la cual contenía una cantidad de Maná que solo había visto un puñado de veces en toda su vida de cien mil años. En el siguiente momento, fue enviado a volar en una dirección aleatoria, donde se estrelló contra un pilar y se detuvo en seco.

“¡GEHAAH!”

Perdió el conocimiento por un momento, y su uso del caparazón del Rey Demon fue interrumpido. Era imposible para él activarlo otra vez con su Maná restante.

Sintió que uno de sus ojos, que se estaba regenerando, ahora estaba tan dañado como el resto de su cuerpo. No tenía una idea precisa sobre el tipo de estado en el que se encontraba, y aunque era demasiado tarde para eso, sintió una sensación de peligro.

(‘¡A-ahora que las cosas han llegado a esto, no tengo más remedio que escapar!’)

Con su compostura regresando por las advertencias de sus instintos de supervivencia, Gubamon decidió retirarse y comenzó a recitar el conjuro de un hechizo de atributo espacio. Afortunadamente, su uso del caparazón del Rey Demonio ya había sido cancelado, lo que le permitía lanzar hechizos.

Sin embargo, esto no salió según lo planeado.

Debido a la naturaleza de la magia de atributo espacio, era completamente imposible lanzar un hechizo si el lanzador no poseía una percepción precisa del espacio objetivo.

Cuando se teletransportaba en particular, el lanzador no solo necesitaba una percepción precisa del lugar al que quería teletransportarse, sino también del espacio en el que se encontraba actualmente. Sin embargo, con solo un ojo restante que todavía seguía regenerándose, eso era imposible para Gubamon.

(‘¡D-de algún modo debo comprar suficiente tiempo hasta que mi visión regrese! ¡Cuando mi visión regrese, podré escapar!’)

“Q-qué impresionante, arrinconarme hasta este punto. ¿Qué dices de unirte a mí? No, ¿qué hay de aceptarme entre tus subordinados? Te daré toda la información que tengo sobre Birkyne, y seré un señuelo para hacerlo salir. Con tus habilidades y mi poder, será fácil sepultarlo,” dijo Gubamon, ofreciendole palabras dulces y persuasivas a Vandalieu, que probablemente se estaba preparando para darle el golpe final.

Sin importar si Vandalieu aceptaba la oferta o respondía con enojo. Gubamon solo necesitaba comprar el mayor tiempo posible.

Pero no hubo respuesta.

Esto hizo que la inquietud de Gubamon creciera rápidamente. El miedo hacia un ataque letal que podría venir en cualquier momento le hizo perder su presencia de ánimo.

“¡Espera espera! ¿¡No quieres traer de vuelta a tus padres!? ¡Te prestaré mi poder; me han otorgado la protección divina de Hihiryushukaka! ¡Debe haber una manera!” gritó Gubamon. Incapaz de permanecer la compostura, su discurso se hacía más rápido y más agudo cuanto más hablaba. “¡Y soy un maestro de la magia de atributo espacio; si me uno a las filas de tus subordinados, podrás ir a cualquier lugar en el continente Bahn Gaia, en cualquier lugar que desees, en un instante! ¿¡Qué dices – !? ¡HYIH!”

De repente, notando que una silueta volaba hacia él desde la esquina de su visión aún borrosa, por puro reflejo lanzó el hechizo sin atributo, Bala de Maná, hacia la silueta.

La cantidad de Maná que le puso era pequeña en comparación con la cantidad del hechizo de Magia Espiritual de la Muerte de Vandalieu con la que había sido golpeado momentos atrás, pero aún así contenía poder más que suficiente, y le dio un golpe directo a la silueta. La silueta se rompió y se dispersó con un sonido repugnante que sonó como si un saco lleno de fluido hubiera explotado.

“¡Ah…! ¿¡Lo… lo he hecho!?”

Gubamon pensó que posiblemente había matado a Vandalieu, pero en el siguiente instante, algo lo invadió, volviendo fría su columna vertebral.

“Así que, todavía puedes usar magia. Me alegro de haberlo verificado por si acaso. Pero parece que no puedes usar tu magia de atributo espacio.”

Lo que había invadido a Gubamon era Vandalieu, que se había dividido a sí mismo y usó su Transformación de la Forma Espiritual.

“¡Ba-bastardo! ¡Entonces, justo ahora…!

“Ese era el saco de tinta del Rey Demonio. Hice tinta de color rojo y mezclé mi sangre con ella para que pareciera una herida severa y la vomité,” explicó la forma espiritual Vandalieu mientras se fusionaba forzosamente con el cuerpo de Gubamon.

Pero ahora ese era un detalle irrelevante para Gubamon.

“Normalmente no podría fusionarme con alguien en contra de su voluntad, pero parece que es posible incluso con un Vampiro de Raza Pura, siempre y cuando su cuerpo y su mente se hayan debilitado lo suficiente,” dijo Vandalieu.

Gubamon gritó ante la sensación de perder el control sobre su cuerpo y sus sentidos con cada segundo que pasaba.

“¡Hihiryushukaka-sama! ¡Sálveme, por favor sálveme! ¡Por favor envíeme su Espíritu Familiar!”

Gubamon parecía estar tratando de superar esta situación con el Descenso del Espíritu Familiar; una delgada columna de luz descendió sobre él desde arriba. Pero el Vandalieu físico ya estaba preparado para esto. Un proyectil hecho con los cuernos del Rey Demonio fue disparado desde el cañón hecho de sangre coagulada del Rey Demonio, destrozando la columna de luz en pedazos.

“Tengo la sensación de que era mucho más débil que el Espíritu Familiar de Luvesfol al que le disparé antes… ¿Hihiryushukaka ha estado investigando sobre mí?” susurró el Vandalieu físico para sí mismo.

Gubamon no tuvo tiempo para prestarle atención a las palabras de Vandalieu; le entró pánico por el hecho de que el Descenso del Espíritu Familiar se había roto y le suplicó a Hihiryushukaka por más ayuda.

“¡O gran Dios Malvado de la Vida Alegre! ¡Hihiryushukaka! ¡Por favor envíeme un Espíritu Familiar, un Espíritu Familiar más poderoso!”

Pero Hihiryushukaka no contestó las oraciones de Gubamon por segunda vez.

“¡I-imposible! ¿¡Me descartarás aquí!? ¿¡A quién te ha servido por cien mil años!?”

“Parece que has sido abandonado,” dijo el espíritu Vandalieu. “Incluso cuando le has servido durante cien mil años.”

Gubamon dejó escapar un grito de terror. Podía entender la intención en la voz de Vandalieu ahora que la fusión… o mejor dicho, la invasión, estaba completa.

Vandalieu estaba maravillado.

“Gubamon, es muy agradable quitarte cosas, ya sean físicas o no,” continuó Vandalieu. “Me has quitado a mis padres, a las compañeras de Borkus y a los demás, y ahora te quitaré todo. Accidentalmente bajé la guardia, pero este es un placer tan dulce. Tus subordinados, tus objetivos, tu colección, tu fragmento del Rey Demonio. Me quedan tres cosas más por tomar.”

(‘¿Qué más planeas quitarme?’) quería gritar Gubamon, pero su boca no se movía.

“Y ahora he adquirido tu cuerpo. Faltan dos cosas.”

Antes de que siquiera Vandalieu terminara esta oración, el escenario cambió. Vandalieu manipuló el cuerpo de Gubamon para lanzar magia de atributo espacio, teletransportando a todos a la región de Sauron.

Gubamon estaba rodeado por más clones en forma espiritual de Vandalieu que se le acercaron sin vacilar. Se preguntó con temor qué iban a hacer, y en el siguiente instante, comenzaron a atacarlo sin piedad, incluso golpeando al clon dentro de él.

Lanza de Llamas Negras, Tajada de Agua de la Muerte, Relámpago Oscuro. Vandalieu usó hechizos de Magia Espiritual de la Muerte, incluidos los atributos agua y rayo que recientemente había podido lanzar, para convertir a Gubamon en polvo.

“Y ahora solo queda una cosa.”

(‘Ya no debería quedar nada. Ahora ya no queda nada para mí sino lamentar mis acciones y jurarle lealtad a esta maravillosa persona,’) pensó Gubamon, que había muerto y se convirtió en un espíritu, y ahora estaba bajo la influencia de la habilidad Tentación del Sendero del Demonio. Pero como si negara firmemente el deseo de Gubamon, usó una mano con sus garras extendidas para agarrar el alma de Gubamon.

“Y ahora no queda nada más.”

Vandalieu quería romper el alma de Gubamon en este instante, pero todavía quería aprender varias cosas de él, como información sobre Birkyne y qué tipo de tratamientos había aplicado en los No-muertos, por lo que eso tendrían que venir después.

Exhaló fuertemente mientras volvía a juntarse en un solo cuerpo.

“Bien hecho, Su Majestad,” dijo la Princesa Levia.

“Fue el mayor de los honores ser de utilidad para usted,” dijo Kimberley, el ex explorador de la fuerza de exterminio.

“Danna-sama, si está cansado…” Bellmond se aflojó la corbata y se arrodilló con su cuello blanco al descubierto.

Las Pociones de Sangre contenían la propia sangre de Vandalieu, por lo que no eran muy efectivas en él. Bellmond le indicó que bebiera su sangre.

“Utilicé una gran cantidad de Maná y solo me queda una décima parte, así que lo aceptaré con gratitud, pero tu muñeca funcionará, ¿sabes?” señaló Vandalieu.

“No puedo permitirte hacer tal cosa, Danna-sama. Nunca,” dijo Bellmond con firmeza.

Parecía que beber sangre del cuello era una regla para los Vampiros. ¿Tal vez era algo así como los modales en la mesa?

“Pero cuando Eleanora bebe mi sangre, solo bebe un poco de la yema de mi dedo,” dijo Vandalieu.

Por alguna razón, Bellmond desvió su mirada, sus mejillas se sonrojaron. “Qué sinvergüenza,” soltó en voz baja.

¿Beber sangre del dedo era una cosa desvergonzada?

Vandalieu decidió que le preguntaría a Eleanora por qué bebía la sangre de la yema de su dedo una vez que regresara. Las cosas podrían terminar mal si significa algo importante como un compromiso y él no lo sabía.

“Bueno, sólo un poco,” dijo Vandalieu.

Recuperarse de la batalla era lo primero. No tenía muchas ganas de intentar extraer sangre de los restos de Gubamon, así que atravesó la piel de Bellmond con sus colmillos y lamió la sangre que se filtraba por la herida.

“¡Kuh, ah, esto es… una burla…” susurró Bellmond.

Sin embargo, Vandalieu no recordaba haber hecho algo para burlarse de ella.

“¡Bellmond-san está haciendo una cara que Pauvina-chan o Privel-san todavía no deben ver!” exclamó la Princesa Levia.

Kimberley dejó escapar un silbido de lobo. “¡Es tan obscena que puedo decir incluso después de haber muerto que – ! ¿¡GYOH!?”

El Fantasma de Trueno recibió un golpe directo del gran puño de la Princesa Levia y rodó por el suelo. Parecía que los Fantasmas podían golpear… o más bien, tocarse entre sí.

(‘Aún así, ¿realmente se siente bien que alguien beba tu sangre? Yo en verdad no siento nada.’)

Vandalieu estaba demasiado dudoso, pero incluso pequeñas cantidades de la sangre de Bellmond, que era una Vampiro de alto rango e incluso poseía la habilidad única, Ofrenda, restauró notablemente el Aguante y Maná de Vandalieu.

Vandalieu podía entender por qué Ternecia la había retenido.

“Danna-sama, más…” Bellmond envolvió su cola alrededor de Vandalieu y se comportaba como una niña mimada, a pesar de que él ya había quitado la boca de su cuello.

“No, he tenido suficiente, y estamos afuera. Todavía tenemos trabajo por hacer,” dijo Vandalieu, tratando de hacerla volver a sus sentidos.

Vio a Miles y los otros Vampiros mirándolo a él y a Bellmond con miedo en los ojos. Era muy tarde para esto, pero tal vez realmente necesitaba preguntar qué significaba sorber sangre para los Vampiros.

De repente, una mujer desconocida, cuya edad estaba en algún lugar entre una chica y una mujer, llamó a Vandalieu.

“Vandalieu-dono, ¿verdad?”

Vandalieu se congeló por un momento mientras luchaba por recordar quién era, y luego se dio cuenta de que había sido capturado por Gubamon.

Él la había capturado viva, por lo que probablemente era una persona heroica de algún lado.

“Mi nombre es Iris Bearheart,” dijo. “Quiero agradecerle. No solo me rescató del peligro, también detuvo a mi padre.”

“¿Padre? ¿Huh? Solo hice lo que hice para lograr mis propios objetivos, así que no te preocupes por eso. Me alegro de que estés a salvo,” dijo Vandalieu humildemente.

Él no sabía nada sobre Iris, pero supuso que su padre estaba entre los héroes No-muertos.

Se sintió un poco perdido, preguntándose si hubiera sido mejor dejar atrás al No-muerto que aparentemente era su padre.

“… Dudo en hacer estas preguntas después de que me haya salvado la vida, pero quiero que responda,” dijo Iris. “Tienes Vampiros bajo tu mando; ¿quién eres tú? ¿Y qué le hiciste a Raymond-dono?”

Ahora conscientes de que Iris y Raymond se conocían, Bellmond usó la cola que todavía estaba envuelta en Vandalieu para tratar de separarlo de Iris.

“Soy un mitad-Vampiro llamado Vandalieu. Después de capturar a Raymond vivo, remodelé su cuerpo mientras aún estaba vivo y lo usé para matar a Gubamon, y luego lo maté. Era un sacrificio necesario,” dijo Vandalieu, respondiendo a las preguntas de Iris antes de siquiera haber sido apartado de ella, respondiendo la segunda pregunta con una gran cantidad de detalles.

“¿Eso es… verdad?” Sorprendida, Iris dio un paso hacia atrás por la respuesta de Vandalieu que pareció ser cruel con Raymond. “Incluso si fue para vencer a un Vampiro de Raza Pura, eso es…”

“¡Mmm…! ¡¡MMMPH!!” ​​Rick, que había estado mirando al espacio mientras aún estaba atado y amordazado, de repente se levantó y corrió hacia Vandalieu, como para chocar su cuerpo en él.

Pero la imprudente carga de Rick se detuvo antes de que Bellmond o la Princesa Levia pudieran hacer algo.

“¿Por qué estás tan enojado?” preguntó Orbia.

Se había hecho visible, se materializó y agarró a Rick con sus tentáculos.

Tal vez no la había notado hasta ahora debido al shock de haber visto el espantoso cuerpo de Raymond, pero ahora su hermoso rostro se retorció de horror mientras miraba a Orbia, que ahora era una Fantasma.

“¿¡MMPH!?”

“Ah, no puedes responder así, ¿verdad?” Orbia le quitó la mordaza a Rick.

Por unos momentos, Rick miró fijamente a la sonriente Orbia, cuyo rostro era de un color diferente ahora. Y luego, la ira apareció otra vez en su rostro mientras le gritaba furioso a Vandalieu.

“¡Bastardo! ¡Ustedes bastardos mataron a Ani-ue! ¡Ani-ue era la esperanza del Ducado de Sauron! ¡Ani-ue habría recuperado al Ducado de Sauron del Imperio, convirtiéndose en el rey algún día y llevando este país a ser mejor y más poderoso! ¡Ani-ue hizo todo lo que pudo y luchó más por las personas que por los otros miembros de su familia que huyeron! ¿¡Lo estás llamando un sacrificio necesario!? ¡¡Cómo te atreves a decir eso!?”

Vandalieu permaneció inexpresivo y no dijo nada.

Y la sonrisa en la cara de Orbia lentamente se hizo más y más amplia mientras observaba el vergonzoso comportamiento del hombre que una vez había amado.

“¿¡Por qué mataste a Ani-ue!?” continuó Rick. “¿¡Sentiste simpatía por esta mujer!? ¡Las Scyllas no tienen lealtad para su propia nación! Incluso cuando su patria estaba en peligro, incluso después de ser invadidas y tomadas, no intentaron luchar! ¡A pesar de ser ciudadanas del Reino Orbaume, sin importar cuánto sangraran los soldados y ciudadanos del Ducado de Sauron, mantuvieron los ojos cerrados! ¡Sin embargo, cuando se derramó la sangre de unos pocos miembros de su raza, armaron un alboroto! ¿¡Cómo puedes simpatizar con ellas!? ¿¡Por qué no te das cuenta de que la culpa es de ellas por no moverse antes de que tuviéramos que ensuciarnos las manos!?”

El cuerpo de Rick no podía moverse porque estaba atrapado por unos tentáculos líquidos y fríos, pero su boca se movió en su lugar mientras escupía toda la ira y el odio en su corazón. Sus hombros subían y bajaban por su salvaje respiración una vez terminó de gritar.

Pero tembló ligeramente y su respiración se hizo más profunda al escuchar la risa de Orbia.

La Orbia que Rick estaba mirando se reía verdaderamente feliz, tan feliz que incluso podría llamarse una risa alegre.

“¿Q-qué, por qué te ríes…?”

“En realidad eres tú después de todo, Rick,” dijo Orbia. “Tú eres el Rick que conozco. Sin importar lo que pregunte, al final solo terminas hablando de tu onii-san. Pensé que podrías cambiar después de ver a tu Onii-san siendo roto justo frente a tus ojos, pero no has cambiado después de todo. ”

“¿¡Qué!? ¡Tú – ”

“No, fue Vandalieu-kun,” continuó Orbia. “A pesar de que ya no tengo sangre, la sangre se me subió a la cabeza y no pude pensar en nada más que matarlo en el acto. Pero bueno, ya sabes, nosotras ya no te amamos, Rick.”

“¿¡Nosotras!?” Rick jadeó cuando Scyllas aparecieron a su alrededor, una tras otra.

Ellas, al igual que Orbia, fueron víctimas a las que Rick engañó, asesinó con el anillo envenenado y exhibió sus cadáveres.

“Siempre te he estado observando de cerca…”

“¡Cómo te atreves…!”

Con Vandalieu dándoles Maná, pasaron de ser meros espíritus a Fantasmas.

“Ninguna de nosotras quiere ver tu cara nunca más; no te necesitamos. Así que… bye bye, para siempre,” dijo Orbia en despedida, pero, en contra de sus rencorosas palabras, lo entrelazó en sus brazos, abrazándolo y acercándolo más.

“¡P-para, déjame ir! ¡Voy a vengar a Ani-ue…!”

Rick estaba atrapado dentro de Orbia, que era una Fantasma de Agua. Con burbujas saliendo de su boca, agitó sus brazos y piernas para intentar escapar de su interior, pero las otras Fantasmas Scylla usaron la habilidad Materialización y lo mantuvieron atrapado.

Ser asesinado por los espíritus de las mujeres que él había rechazado. De todos los destinos que podría haber conocido, probablemente este fue uno de los mejores.

“Lo-los rencores de las mujeres son aterradores,” susurró Miles. Él había estado observando con una expresión horrorizada en su rostro, muy lejos de Rick para no quedar involucrado.

Iris casi agitó la cabeza antes de volver a sus sentidos y gritarle apresuradamente a Orbia que se detuviera. “¡Espera! ¡Por favor escucha lo que tengo que decir!”

“¿Eh?” Vandalieu se sorprendió al escuchar la voz de Iris; se había olvidado por completo de su existencia.

El Fantasma de Trueno, que una vez fue explorador de la fuerza de exterminio, le susurró a Vandalieu al oído. “Probablemente esta mujer es la Princesa Caballero de la Libertad del Frente de Liberación de Sauron.”

“Ya veo, entonces eres un miembro importante de la resistencia,” dijo Vandalieu. “Voy a escuchar todo lo que tengas que decir, excepto lo de perdonarle la vida a Rick.”

Como se esperaba, Iris soltó un gemido, como si no supiera que decir. Pero parecía que en realidad si sabía que decir; rápidamente comenzó a hablar.

“Es verdad que él y sus hombres le hicieron algo imperdonable a las Scyllas,” dijo. “Pero su poder, el poder del Ejercito Renacido del Ducado de Sauron, es necesario para recuperar el Ducado de Sauron. Aunque es frustrante admitirlo, nosotros no podemos hacerlo solos. Haré que se arrepienta de sus pecados, así que por favor detenlas.”

“Lo siento mucho, pero no,” dijo Vandalieu. “Ah, por cierto, ¿hay algún lugar al que te gustaría que te enviemos?”

“Danna-sama, antes de eso, creo que ella necesitará algo para ponerse,” dijo Bellmond.

“Ahora que lo mencionas, es verdad. Lo olvidé por completo,” dijo Vandalieu. Se volteó hacia Iris. “Te voy a crear algo ahora. ¿Tiene alguna solicitud de color o diseño?”

Pensando que sería moralmente problemático abandonar a una mujer semidesnuda, produjo hilos con la boca y comenzó a tejer.

“¡No, espera! ¡Te lo dije, escucha lo que tengo que decir!” Iris se acercó a Vandalieu, luciendo como si quisiera decir más.

Vandalieu dejó de tejer y dirigió su mirada vacía hacia ella. Tal vez sintiendo algo en esa mirada sin emociones, o tal vez dándose cuenta de que el Ojo de Demonio Petrificante de Bellmond le estaba apuntando, lista para atacar en cualquier momento, Iris detuvo sus pies.

La emoción que Vandalieu sentía hacia Iris era, por una vez, la misma que la de sus ojos. Estaba cansado de esto. Esas palabras eran suficientse para describir cómo se sentía.

(‘Pero incluso si es tedioso, tal vez sea mejor que explique las cosas,’) pensó Vandalieu mientras empezaba a hablar.

“No creo que esté mal afirmar que las acciones de Raymond y Rick fueron con el objetivo de retomar el Ducado de Sauron,” dijo. “Sé que el mundo no se mueve solo con palabras bonitas o ilusiones, y sé que es necesario aceptar tanto el bien como el mal para proteger a su nación. El Imperio Amid que ocupa el Ducado de Sauron tampoco es una situación que desearía.”

Como dijo Iris, si Rick se usara para reunir a los sobrevivientes del Ejército Renacido del Ducado de Sauron, podrían tener el poder algún día vencer al ejército del Imperio.

Además, el ahora fallecido Raymond podría haberse convertido en un buen duque, desarrollar el Ducado de Sauron y gobernar mejor a las personas, tal como dijo Rick.

Vandalieu entendía eso.

“¡Entonces – !” comenzó Iris.

“Pero esa no es una razón para matar a Orbia y las demás, o forzar desventajas sobre la raza Scylla. Ahí es donde las personas de la resistencia están equivocadas,” continuó Vandalieu.

Vandalieu lo entendía todo, pero su respuesta a todo eso fue: “¿Y qué?”

Esta era la sensación incómoda que sentía Vandalieu cada vez que hablaba con algún miembro de la resistencia. Ellos priorizaron a la gran cantidad de civiles en el Ducado de Sauron sobre la raza Scylla, por eso era natural que él priorizara a las Scyllas como Orbia, Privel y Periveil sobre personas que nunca había conocido, cuyas caras y nombres no conocía.

Y era molesto solo discutir las posibilidades del futuro. El problema en cuestión eran los crímenes que se habían cometido en el pasado.

“Y dices que lo harás arrepentirse por sus pecados, pero me parece que si se vuelve a tomar el Ducado de Sauron, usarás ese logro como una excusa para perdonarle la vida,” agregó Vandalieu. “Para ustedes, salvar a todos en el Ducado de Sauron, aparte de las Scyllas, será un ‘acto benévolo’ que puede cancelar el crimen de engañar a Orbia y las demás, matarlas y poner sus cuerpos en una presentación sangrienta, ¿no?”

(‘¿Dije demasiado?’) se preguntó Vandalieu mientras miraba la cara de Iris, que ahora estaba pálida. Pero parecía que ella no se había dado por vencida todavía.

“N-no estamos ignorando a la raza Scylla,” dijo Iris.

“Entonces, si el Ducado de Sauron fuera a ser retomado, ¿cómo serían tratadas las Scyllas después?” preguntó Vandalieu. “Creo que es natural dejar que las Scyllas entren y salgan libremente de su propio territorio y establezcan sucursales de cada Gremio para ellas, si no darle a la jefa de cada aldea un rango en el tribunal.”

“Eso es… solo puedo decir que haremos nuestro mejor esfuerzo.” Esta fue la única respuesta que Iris pudo dar.

Ella no era más que una líder de la resistencia, nacida de una familia de caballeros. Incluso si sus esfuerzos fueran reconocidos, nunca podría convertirse en duquesa. Lo que sea que ella dijera ahora solo serían promesas vacías.

E Iris sabía que los nobles importantes tenían una fuerte tendencia a odiar a las razas tales como la Scylla, que tienen una superior capacidad física, Maná y esperanza de vida en comparación con los humanos, estando involucradas en el mundo de los asuntos políticos y militares.

Esa era la razón por la cual las Scyllas habían quedado atrapadas en su propio territorio y por eso se había asegurado que ningún gremio estableciera sucursales para ellas.

“Y en cuanto a las razones para matar a Rick… No necesito explicarlas, ¿verdad? Tengo el acuerdo de una de las jefas, Periveil-san, para esto,” dijo Vandalieu.

De hecho, el motivo detrás de engañar y matar a Orbia y las demás era utilizar todo el territorio Scylla como su fuerte y utilizar a las Scyllas como sus soldados, por lo que en realidad era más difícil encontrar una razón para no matar a Rick.

Nadie, y mucho menos Periveil o Privel, defendieron a Raymond y Rick.

“Una jefa de la raza Scylla… Ya veo. Entonces ya no diré más.” Iris parecía haber renunciado a suplicar por la vida de Rick. “Pero por un momento, ¿puedes hacer que parezca como si Raymond y Rick murieran honorablemente en batalla?” preguntó .

Raymond, un hijo ilegítimo del duque Sauron, y su hermano menor Rick, eran pilares del movimiento de resistencia. La verdad detrás de sus muertes causaría un gran escándalo. La moral de toda la resistencia estaba en juego, por lo que Iris parecía querer evitar que ocurriera este escándalo.

“Realmente no nos importa eso,” dijo Orbia. Ella y las otras Fantasmas de Agua habían arrojado a Rick al suelo como un pedazo de basura después de que dejara de mostrar signos de vida.

Parecía que no tenían ningún interés en algo relacionado con Rick.

Vandalieu estaba un poco descontento con esto, pero Orbia y las otras Fantasmas de Agua fueron las víctimas. Si no les importaba, entonces probablemente estaba bien, así que le dio un asentimiento a Iris.

“Así que, más importante aún, Vandalieu-kun, quiero hablar sobre el futuro de nosotras, Scyllas, que pensamos en ti como alguien que es reaaaaaaaaalmente valioso para nosotras,” dijo Orbia. “¡He escuchado de Levia que eres un verdadero rey! ¡Eso es increíble, ¿no?! ¡Entonces… aparentemente, tienes unos pantanales bastante agradables, ¿no?!”

“Sí, pero la mitad es tierra para los Hombres Lagarto,” dijo Vandalieu.

“Pero todavía tienes la otra mitad, ¿verdad?” dijo Orbia. “Entonces, las jefes han estado discutiendo cosas y preparándose para buscar un lugar al que podamos migrar, ¿sabes?”

“¿R-rey?” dijo Iris sorprendida. “De qué están hablando… No, tú posees los fragmentos del legendario Rey Demonio, el poder para matar a un Vampiro de Raza Pura y la capacidad de gobernar No-muertos y Vampiros… Realmente, ¿quién eres tú? Podría ser, tú eres el Rey De- ”

“Iris-dono, hay algo que debemos discutir también,” dijo Bellmond. “Principalmente cosas como la confidencialidad y nuestra relación futura.”

“Va a ser una discusión bastante larga, ¿Así que debería hacer un poco de té?” dijo la Princesa Levia. “Ah, pero antes de eso, necesitarás algo para ponerte, ¿verdad?”

“No se puede evitar,” dijo Miles. “Sólo usa mi capa hasta que Vandalieu-sama venga.”

 

 

 

El extraño caso de asesinato en serie de Scyllas había sido resuelto y el demente Vampiro de Raza Pura Gubamon había sido derrotado. Los únicos problemas restantes eran el futuro de las Scyllas, la futura relación de Vandalieu con el Frente de Liberación de Sauron, Mardock y los miembros supervivientes de la fuerza de exterminio, y el hermano menor de Chezare, Kurt, que todavía estaba en el fuerte cerca del territorio Scylla.

Por cierto, Alda, que vio los registros de la batalla entre Vandalieu y Gubamon a través de Iris, quedó asombrado por la ‘monstruosidad’ que estaba creciendo en una dirección mucho más retorcida de lo que había esperado.

 

 

 

『¡Has adquirido el caparazón del Rey Demonio!』

『Las habilidades Curación Rápida, Magia de Atributo Muerte, Resistencia a los Efectos de Estado, Resistencia Mágica, Tentación del Sendero del Demonio, Guianza: Sendero del Demonio, Fuerza de Ataque Fortalecida mientras está Desarmado, Ampliación de Maná, Magia sin Atributo, Control de Maná, Forma Espiritual, Multi-Cast, Procesamiento de Pensamiento Paralelo, Procesamiento de Pensamiento a Alta Velocidad, Técnica de Unión de Plantas, Técnica de Unión de Insectos, Técnicas con Artillería, Fusión del Rey Demonio y Abismo han aumentado de nivel!』

 

 

 

Explicación de Trabajo:

【Guía Demonio】

Un Trabajo peculiar entre los Trabajos de tipo Guía que se consideran condiciones para convertirse en campeón. Es un Trabajo que puede ser adquirido por alguien que camina voluntariamente por un sendero que no es el sendero de la justicia ni el sendero del mal.

Sin embargo, como un Trabajo de tipo Guía, tiene un problema. Los Trabajos de tipo Guía aumentan en gran medida los Valores de Atributos de aquellos que los poseen, pero su verdadera naturaleza es influir y hacer crecer a aquellos que no sean el propietario del Trabajo.

Sin embargo, muchos temen y evitan la guianza hacia el sendero del demonio. Por lo que, es difícil para aquellos con este Trabajo manifestar su poder de manera apropiada.

Debido a que Vandalieu ya había atraído a muchos a su lado con habilidades tales como el Encanto de Atributo Muerte, él ya ha superado este obstáculo.



NT. Ya quiero ver las reacciones de los Titanes por Zandia y Jeena, y viceversa xD

Anterior | Indice | Siguiente

 

Comentarios de Facebook