The Death Mage that doesn't want a fourth time 134

Visita a Zanalpadna

 

Tomó unos diez minutos para que la Princesa Kurnelia se calmara.

“Lamento mucho haber perdido la compostura frente a ustedes, honorables invitados. Soy la novena hija de la Reina Donaneris de Zanalpadna, la Primera Princesa Kurnelia. A partir de ahora, asegurémonos de que nuestras relaciones sean… ”

Aunque había algunas diferencias sutiles en su etiqueta a comparación de las damas nobles ordinarias, dobló sus ocho patas y se inclinó con gracia. De hecho, había elegancia en sus movimientos.

“Princesa, creo que es imposible componer su primera impresión,” dijo Myuze.

“… ¿Es así~?” dijo la Princesa Kurnelia con una voz que sonaba miserable mientras se dejaba caer al suelo sin poder hacer nada.

De hecho, aunque su hermana menor, quien se había convertido en un cebo para los Orcos Nobles y había tenido un destino desconocido para permitir que todos escaparan haya regresado, ella le realizó un ataque volador con su cuerpo cuya mitad inferior pesaba con facilidad alrededor de cien kilogramos, abrazando a su hermana menor tan poderosamente que cualquier persona atrapada en ella habría sido herida con seriedad.

Era bastante difícil componer eso.

Aunque ninguno de los compañeros de Vandalieu dijo algo.

“Princesa… Aunque se ha retrasado debido a la guerra y ya debería haber sucedido, se estará casando, así que debería ser más tranquila,” dijo Myuze.

“Pero como nuestras negociaciones con los Hombres Lagarto fueron obstruidas, Madre dijo que no nos quedaba más remedio que continuar las negociaciones o rezar por el descenso de Zanalpadna… Y justo cuando estaba persuadiendo a mi Querido de que no podíamos permitirnos perder a Madre, escuché que Gizania-chan había llegado a casa, y no pude evitarlo… ¡pero me alegra que estés a salvo! ¡Sin perder ningún brazo, pata u ojo compuesto!” dijo la Princesa Kurnelia, tocando a Gizania aquí y allá para asegurarse de que no estuviera herida.

“¡Princesa, por favor pare!” dijo Gizania, pareciendo avergonzada, pero al final, no pudo hacer nada al respecto.

“Parece que la Princesa Kurnelia se lleva bien con Gizania,” dijo Basdia, asintiendo con aprobación sobre lo cercanas que eran las hermanas.

“Tengo la sensación de que se llevan demasiado bien, pero… ya suponía que lo que es sentido común aquí sería diferente del que yo conozco,” dijo Eleanora, casi gimiendo mientras mantenía las cejas alzadas.

Eleanora parecía haber pensado en cómo habría sido una relación entre una princesa normal y su hermana menor sin derecho al trono en una sociedad humana, causándole una sensación incómoda que no podía quitarse de encima.

En las sociedades humanas, ningún individuos mostraría sus verdaderos sentimientos frente al otro de esta manera, y nadie hubiera esperado que fuera posible que la Princesa Kurnelia y Gizania tuvieran una buena relación entre ellas.

Después de todo, una era una princesa que se casaría con el primer príncipe que se suponía se convertiría en el rey de una importante nación aliada, mientras que la otra era alguien que nunca sería llamada princesa por el hecho de que nació más tarde que su hermana.

“Probablemente se deba a que nunca ha habido diplomacia o guerra del tipo que tú y yo conocemos, Eleanora. Es decir, no hasta el golpe de estado en el imperio Orco Noble,” dijo Vandalieu.

Los Orcos Nobles y Arachnes originalmente eran razas que adoraban a Vida, y el sentido de compañerismo y unión continuó por mucho después del gobierno del sabio Emperador Buugih.

Esto probablemente era completamente diferente a las trágicas, complicadas y misteriosas diplomacias, guerras y luchas de poder que ocurrían en las sociedades humanas.

El hecho de que los gobernantes de las ciudades-estado hayan sido monstruos tales como Orcos Nobles y razas creadas por Vida era una de las razones principales de esto.

Sin importar cuán inteligentes fueran los monstruos, la fuerza era una característica importante como estándar para medirse a uno mismo y a los demás. Y no había ninguna garantía de que los rankings de fuerza mantuvieran continuando al linaje del actual gobernante.

Esa era la razón por la cual el autoritarismo basado en linajes como la realeza y nobleza humana no se había arraigado. Por supuesto, los padres fuertes solían producir hijos fuertes que heredaban sus características, por lo que todavía eran respetados en esta sociedad.

Pero aun así, no existía el concepto de “nueva sangre valiosa.”

“Y Myuze acaba de decir ‘política y religión,’ así que supongo hay roles que gobiernan sobre la religión en Zanalpadna y el Imperio Orco Noble, así como roles que gobiernan sobre la política,” dijo Vandalieu.

“Eso es correcto, pero un rey es tal ser, ¿no es así? Doncella del Santuario-dono, eres una doncella del santuario y un rey al mismo tiempo, ¿no?” dijo Myuze, aceptando las palabras de Vandalieu como si fueran obvias.

Parecía que en este grupo de ciudades-estado, incluido Zanalpadna, el rey era quien gobernaba y también actuaba como sacerdote principal.

Vandalieu se preguntaba si sería mejor separar la iglesia y el estado, pero los dioses existían y enviarían Mensajes Divinos para reprender a los gobernantes si llegaran a hacer algo estúpido, y si sus acciones fueran lo suficientemente terribles, su protección divina sería eliminada y los echarían del trono. Por lo tanto, no había problemas.

“De hecho, soy el ‘Hijo Santo de Vida’,” dijo Vandalieu.

Lo mismo aplicaba para él. Los efectos de su Título eran tan beneficiosos que incluso si uno le ordenara sparar la iglesia del estado, tendría que rechazarlo.

“Por cierto, ahora ya puedes soltar a Vandalieu-sama, ¿sabes?” dijo Eleanora.

“¡Oh, qué imprudente de mi parte! Sentí algo extrañamente reconfortante y lo olvidé,” dijo Myuze sorprendida mientras entregaba a Vandalieu a Eleanora.

Eleanora no lo cargó entre sus brazos; rápidamente lo bajó.

(‘Vandalieu-sama no se mueve cuando alguien lo carga, así que cuando no habla, se ve como una muñeca, ¿no?’) pensó.

Como Vandalieu no mostraba mucha expresión facial y tenía una presencia débil, emitía una fuerte impresión de ser una muñeca si no se movía por sí mismo.

Y se veía muy mal para el representante de Talosheim ser cargado a la ligera por los ciudadanos y miembros de la familia real de Zanalpadna, una nación que ni siquiera era aliada.

Aunque Zanalpadna era amigable, todavía era una nación que no tenía relaciones diplomáticas con Talosheim.

Una persona anciana que parecía ser un mago vino desde el interior de la puerta y comenzó a hablar. “Todos, nos disculpamos por la princesa haciendo una exhibición terriblemente vergonzosa. Además, nos gustaría expresar nuestra gratitud por salvar a Gizania-sama. Soy Bakota, un mago que sirve a la Reina Donaneris. Err, la Reina Donaneris ha ordenado que los invitados de Talosheim sean guiados al castillo, y… que su tonta hija sea llevada por Myuze-dono.”

“¡Llevada, de ninguna manera~!” se quejó la Princesa Kurnelia.

“Princesa, esta es una orden. Date prisa y camina,” dijo Myuze.

Con las palabras del jefe mago… una persona que probablemente era equivalente a un mago de la corte en las naciones humanas, la Princesa Kurnelia dejó escapar un ruido lamentable mientras Myuze se la llevaba. Justo en frente de los invitados de una nación extranjera.

“… Tal vez no tengamos que preocuparnos de ello,” murmuró Eleanora, una de las pocas personas con sentido común que habían sido traídas a este viaje.

“Te lo ruego, por favor preocúpate de ello. No puedo hacer nada por mi mismo,” dijo Kurt, quien sin dudas era alguien con sentido común.

“Mis hombros no se están poniendo tan rígidos como si negociara con la realeza y nobles humanos, así que siento que está bien,” les dijo Vandalieu a los dos.

Por cierto, parecía que nadie había confundido a Eleanora con la madre de Vandalieu esta vez.

Esto se debió a que nadie se había dado cuenta de que era una Vampiro, ya que estaba de pie ante la luz del sol, y aunque lo hubieran hecho, pensarían que era extraño que ella se refiriera a Vandalieu como ‘Vandalieu-sama’ si fueran madre e hijo.

 

 

 

La población total de Zanalpadna era de alrededor de cien mil. Esto podría dividirse en alrededor de diez mil Arachnes, siete mil Empusas y alrededor de mil miembros de otras ciudades-estado que habían sido adoptados en las familias de Zanalpadna, tales como Orcos Nobles, Altos Goblins, Altos Kobolds y Ghouls. Los ochenta y dos mil restantes eran personas conocidas como los ‘ciudadanos.’

Y dentro de los muros de la ciudad, había muchos edificios que eran muy extraños en comparación a los de las ciudades normales.

Había innumerables torres grandes alineadas en hileras, y aparentemente esas eran residencias privadas. Vandalieu pensó que podría haber construcciones parecidas a las casas japonesas, ya que había Samuráis y Kunoichis, por lo que se sorprendió por lo que vio.

Parecía que las Arachnes y Empusas, más grandes que las personas, así como los humanos, Enanos, Personas Bestias, Titanes y otras razas adoptadas de otras naciones, vivían juntos en estas torres.

Por cierto, casi no había Elfos. Aparentemente, muchos de ellos vivían en otras ciudades-estado.

“Ya veo. Las Arachnes y Empusas son razas de solo mujeres, por lo que es normal que vivan junto a miembros de otras razas para preservar sus raza,” dijo Bone Man en un tono de comprensión, observando humanos y Enanos yendo y viniendo por la calle principal.

Por cierto, todavía mantenía su rostro bien escondido debajo de su casco.

Entre las personas había otros Orcos Nobles que habían escapado junto con el Príncipe Budarion, así que si Gorba y los otros Orcus de la Orden de Caballeros Colmillo Negro bajo su mando fueran vistos junto a Gizania, Myuze y la Princesa Kurnelia, no habría problemas. Los monstruos Gastornis que Gorba y su grupo habían domado estaban siendo vistos desde la distancia, pero sorprendentemente, no parecían ser temidos.

Pero al decidir que no se aplicaría lo mismo a un No-muerto, Bone Man seguía pretendiendo ser un ser humano con una armadura y un casco. Por ahora, solo Gizania era consciente de que él y Borkus, que también llevaba casco, eran No-muertos.

Esto era porque antes cuando regresaron temporalmente a Talosheim, Fidirg, el Dios Dragón de los Cinco Pecados, y Merrebeveil, el Dios Malvado de los Slimes y Tentáculos, fueron consultados. Como resultado de su consejo, se llegó a la conclusión de que sería mejor informarle directamente a la reina, que también era la sacerdotisa principal de Zanalpadna, el Dios Malvado de los Caparazones y Ojos Compuestos.

 

 

 

“Creo que es probable que Zanalpadna haya podido recibir Mensajes Divinos de Vida-sama, a diferencia de mí.”

“Por lo que he escuchado, ella conservó la fuerza suficiente para mantenerse activa después de la batalla de hace cien mil años.”

“Incluso si no pudo recibir Mensajes Divinos, había varios otros dioses con ella, por lo que uno de ellos debió haber podido recibir uno.”

Cuando Fidirg terminó de hablar, Merrebeveil continuó donde él lo había dejado.

“Sin embargo, no tenemos conocimiento de los eventos que ocurrieron dentro de la Cordillera Fronteriza por… al menos decenas de miles de años. Incluso si las Arachnes fuera de la Cordillera Fronteriza adoraran a Vida-sama, no adorarían a Zanalpadna. Es probable que ella no pudiera proteger a las Arachnes y Empusas fuera de la cordillera como lo deseaba, por lo que deliberadamente dejaron que su fe se extinguiera,” dijo.

“Las razas que adoran a dioses del mal sólo son monstruos para los tipos del lado de Alda.”

“Si es sólo Vida – ”

“Añade -sama a su nombre,” le advirtió Merrebeveil a Fidirg.

“¿¡Hyih!? ¡Mis disculpas, Merrebeveil-anego*! ¡Simplemente pensé que sería más fácil escapar del perjuicio en manos de Alda si solo adoraran a Vida-sama!”

TLN *: Este es un honorífico humilde que significa ‘hermana mayor’.

“E-es por eso, si recibimos una certificación de la reina quien probablemente recibió mensajes divinos de Zanalpadna, el resto de ellas también deberían estar convencidas.”

 

 

 

Las políticas actuales se decidieron como resultado de esta discusión que también había revelado las relaciones de poder entre aquellos que cambiaron de bando durante la guerra. Era una petición a un dios en un momento de necesidad… aunque el significado de la frase era diferente a su significado en la Tierra.

Sin darse cuenta de estas circunstancias, la Princesa Kurnelia comenzó a explicarle algunas cosas a todos, incluido Bone Man.

“Es como dice Kotsujin-san*, pero también significa que las amantes, Arachnes y Empusas, protegen a los ciudadanos,” dijo.

TLN *: Es la pronunciación japonesa para Bone Man; la Princesa Kurnelia no sabe que este nombre literalmente significa “persona de hueso”

En la batalla entre Vida y Alda hace cien mil años, los dioses subordinados de Vida y los dioses del mal del ejército del Rey Demonio cambiaron de bando, y el dios de la guerra Zantark se fusionó con un dios del mal. Y las razas creadas por Vida lucharon bajo su mando. Sin embargo, también había humanos, Enanos y Elfos que creían en Vida.

Los que sobrevivieron a la batalla escaparon aquí, al interior de la Cordillera Fronteriza, junto con las razas de Vida.

“Poco tiempo después, aparentemente los humanos construyeron asentamientos independientes en esta región, donde yace Zanalpadna,” dijo la Princesa Kurnelia. “A pesar de que éramos aliados, ellos viven de manera diferente a nosotras, por lo que era mejor vivir separados, incluso si realizábamos intercambios comerciales. Al principio, las cosas salieron bien de esa manera, pero… ”

“De acuerdo con los registros, los Nidos del Diablo comenzaron a extenderse abruptamente dentro de la Cordillera Fronteriza, y monstruos poderosos prevalecieron,” dijo Bakota, continuando con la explicación de la Princesa Kurnelia. “Es probable que cuando Vida elevó la Cordillera Fronteriza más arriba para proteger a sus hijos de Alda, lo llenó con su grueso Maná, lo que provocó la aparición de numerosas Mazmorras. Como resultado de repetidos desbordamientos de monstruos de esas Mazmorras, este lugar se volvió un mundo donde solo aquellos con la fuerza para luchar pueden sobrevivir.”

Zanalpadna y los otros dioses también habían creado Mazmorras para sus hijos que los adoraban, pero no pudieron controlar las Mazmorras que habían aparecido de manera natural, lejos de los asentamientos. Los monstruos en esas Mazmorras habían aumentado en número, y las personas del distante pasado llegaron a la conclusión de que los Nidos del Diablo se habían extendido rápidamente debido a los monstruos de esas Mazmorras.

“… Ahora que lo mencionas, hay muchos monstruos dentro de la cordillera para ser un lugar que se supone es un refugio,” dijo Vandalieu.

La Cordillera Fronteriza que actuaba como un muro que separaba el área dentro de él del mundo exterior. Hasta que escuchó la explicación de Bakota, Vandalieu nunca se había cuestionado por qué incluso el área dentro de la cordillera, así como la cordillera en sí misma y los cielos sobre ella estaban llenos de Nidos del Diablo donde se desbordaban monstruos.

“Esto es lo que se llama no pensar críticamente,” se susurró a sí mismo.

“Mmm, no sentí que algo estuviera fuera de lugar,” dijo Zadiris.

“No hemos vivido fuera de los Nidos del Diablo, después de todo. ¿Y tú, Borkus?” preguntó Vigaro.

“En realidad, gracias a los monstruos y las Mazmorras, los Titanes del viejo Talosheim prosperamos y pasamos de ser un asentamiento a una nación,” dijo Borkus. “Bueno, aparentemente fue difícil al principio.”

Bakota se rió. “De hecho, para aquellos que son capaces de cazar monstruos, los Nidos del Diablo y las Mazmorras son bendiciones.”

Los monstruos, que se desarrollaban más rápido que las bestias ordinarias, producían ingredientes y componentes para alimentos, ropa, armas e incluso Piedras Mágicas que podrían convertirse en ingredientes o combustible para Items Mágicos. Incluso las plantas crecían rápidamente, produciendo frutas y otros productos comestibles dentro de un año

Además, las Mazmorras producían productos metálicos ya fabricados y recursos metálicos para minar que podrían ser procesados, sin límite. Los cofres del tesoro incluso contienen Items Mágicos y Pociones.

Los entornos llenos de Nidos del Diablo y Mazmorras eran bendiciones sin igual para los poderosos.

De hecho, al igual que los Titanes del viejo Talosheim, las Arachnes, Empusas, Orcos Nobles y otras razas habían cazado monstruos y despejado Mazmorras para adquirir toda clase de bienes.

Sin embargo, los humanos y Enanos no pudieron hacerlo.

“No consideramos que los humanos, Enanos, Elfos, Titanes y Personas Bestia sean débiles,” dijo Gizania. “De hecho, yo ni siquiera sería una amenaza si me enfrentara a la magia de Bakota-dono. Sin embargo, los humanos y Enanos tienen una mayor proporción de no combatientes en comparación con nosotras, y les lleva tiempo derrotar a los monstruos de esta área, por lo que parecía que no tenían forma de arreglárselas.”

“Ya veo, son monstruos de Rango 4, después de todo,” dijo Eleanora.

Los monstruos de Rango 4 podían ser derrotados incluso por un solo aventurero veterano de clase D. Y un aventurero clase D era algo que la mayoría de las personas podían llegar a ser con una cantidad ordinaria de talento y trabajo duro.

Sin embargo, eso no significaba que los jóvenes sin experiencia en batallas reales pudieran llegar a la clase D en un corto período de tiempo.

Incluso los Titanes y Personas Bestia, que eran razas creadas por Vida con capacidades físicas excepcionales, necesitaban convertirse en adultos y ganar varios años de experiencia después de eso… mientras producían numerosas bajas y heridas, para poder luchar contra monstruos de Rango 4.

“Fue entonces cuando nuestras antepasadas ​​y los antepasados ​​de mi Querido decidieron que las razas con la fuerza para luchar contra los monstruos los protegerían,” dijo la Princesa Kurnelia.

“Desde entonces, hemos sido llamados ‘ciudadanos,’ y hemos coexistido hasta ahora al apoyar a las razas que son nuestros guardianes,” dijo Bakota.

En otras palabras, las Arachnes y los Orcos Nobles habían mantenido sus deberes nobles, mientras que aquellos a quienes protegían los apoyaban a través del trabajo relacionado a la producción. Parecía que este sistema de clases se había formado de manera natural.

Zanalpadna era una sociedad de linaje maternal; cada torre tenía una sola familia Arachne o Empusa viviendo en ella, con varias familias de ciudadanos viviendo con ellas.

Aparentemente las Arachnes y Empusas compartían a los ciudadanos adoptivos que eran esposos.

“… ¿Bufuh? ¿Harems?” dijo Gorba.

“Esto es malo, Kasim probablemente dirá que quiere mudarse aquí,” dijo Borkus.

“No, no creo que sea tan bueno como suena,” dijo Vigaro.

“Comprendo vagamente lo que intentas decir, pero como dice Vigaro-dono, no creo que sea algo que los de afuera puedan envidiar,” dijo Myuze. “El primer deber de quienes adoptamos en nuestras familias es hacer hijos con nuestras mujeres. El resto es lo mismo que las mujeres ciudadanas. La única diferencia es tal vez que hacen más trabajo físico.”

En Zanalpadna, generalmente las Arachnes y Empusas tomaban roles de liderazgo. Incluso si los humanos y Enanos intentaran convertirse en guerreros cazadores de monstruos o soldados para proteger a la nación, no servirían de nada a menos que fueran tan fuertes como los aventureros de fuerza media.

Y a las Arachnes y Empusas se les daba prioridad, ya que era más fácil para ellas recibir la bendición divina de Zanalpadna.

Por eso era deseable que los hombres participaran en el trabajo relacionado con la producción.

“También hay casos en que los hombres no pueden trabajar fuera porque hay muchas mujeres en la familia en la que están siendo adoptados. Criar a los niños es un trabajo duro, después de todo,” dijo la Princesa Kurnelia.

Ella se estaba refiriendo a lo que se conocía como esposos de la casa a tiempo completo.

“Eso es… los chicos normales estarían felices con eso, pero a Kasim y Zeno no les gustaría ese ambiente,” dijo Vigaro.

Criar niños mientras están rodeados de mujeres, sin necesidad de trabajar. En cierto modo, era un estilo de vida ideal. Sin embargo, no era un ambiente que sería bienvenido por Kasim y Zeno, quienes todavía tenían la intención de ascender a nuevas alturas como aventureros.

“Los magos como yo somos muy valorados a pesar de que somos hombres, y podemos unirnos a la línea de batalla en tiempos de emergencia,” dijo Bakota. “Las Empusas, así como las Arachnes de complexión grande y pequeña, no son muy hábiles en el uso de la magia. Incluso las Arachnes de complexión mediana no son más aptas para la magia que los humanos.”

Bakota, que había escalado a la posición de jefe de magos a pesar de ser un hombre, reconoció que aquellos como él eran excepciones a la norma.

“Sin embargo, si bien es cierto que los hombres están en una posición más débil que en el imperio Orco Noble, en realidad son tratados con importancia. Si no lo fueran, ninguno vendría de otras naciones para ser adoptado en nuestras familias, y sería imposible mantener la nación,” dijo Gizania.

Por cierto, casi todos los niños nacidos en Zanalpadna entre Arachnes y Empusas con sus esposos de otras razas nacían como la raza de sus madres.

Normalmente, los hijos de las razas de Vida nacían como la raza de la madre o la raza del padre en proporciones iguales, y en el caso de los Orcos Nobles, casi todos los niños nacían como Orcos Nobles.

Sin embargo, en las ciudades-estado al sur de los pantanales, incluyendo Zanalpadna, el cien por ciento de los niños nacían como la raza dada por el dios adorado en esa nación.

Una pareja de una Arachne y un Orco Noble tendría hijos Arachne en Zanalpadna, pero la misma pareja solo tendría hijos Orcos Nobles si estuvieran en el imperio Orco Noble.

“Si este Kasim-dono está buscando una compañera, creo que sería mejor encontrar a una mujer para adoptar, en lugar de ser adoptado,” dijo Gizania.

“En efecto. Yo mismo le preguntaré cuando regresemos,” dijo Vandalieu. “Por cierto, aunque estoy cambiando el tema – ”

Como las conversaciones sobre el matrimonio se estaban realizando sin la presencia de la persona en cuestión, Vandalieu decidió cambiar de tema por la fuerza. Los deseos de Kasim no estaban claros (Sería problemático si se decidiera una entrevista de matrimonio formal, solo para descubrir más tarde que a Kasim no le gustan las mujeres con ocho patas o cuatro brazos). Vandalieu cuestionó si realmente estaba bien interferir en los negocios de Kasim cuando él no lo había pedido.

“Aunque estoy cambiando el tema, la gente de la ciudad no se ve muy triste. De hecho, se ven animados, a pesar de que se supone el panorama debería ser sombrío por la guerra,” dijo Vandalieu.

De hecho, las caras de las personas de todas las razas no eran muy sombrías. Había algo de tensión, nerviosismo y cansancio, pero algunos miraban a Vandalieu y sus compañeros con expresiones de esperanza, y muchas personas expresaban su bienvenida con aclamaciones y aplausos.

Esto se debía al hecho de que habían sido arrinconados y estaban lo suficientemente desesperados como para envíar un mensajero a negociar con los Hombres Lagarto, con quienes nunca antes se habían comunicado.

“Eso se debe a ti y tus compañeros, Doncella del Santuario-dono,” dijeron Bakota y Myuze a la vez.

“¿Por nosotros?” repitió Vandalieu.

“Así es,” dijo Myuze. “Gizania-dono, quien se pensaba estaba perdida, ha regresado a salvo, y parece claro para ellos cuando los miran que hemos obtenido refuerzos que son nuestro último rayo de esperanza.”

No había Hombres Lagarto entre el grupo de Vandalieu. Sin embargo, todos eran individuos que no se podía pensar eran de Zanalpadna o cualquiera de las otras ciudades-estado.

Y dado que Zanalpadna solo interactuaba con otras ciudades-estado, era probable que la presencia de estas “personas extrañas” hubiera sido interpretada como “refuerzos desconocidos.”

“Y en cuanto a por qué las personas están tan animadas… creo que es porque la princesa llamó la atención gritando mi nombre mientras corría a toda velocidad desde el castillo hasta la puerta,” dijo Gizania.

“Ah… eso haría que las personas vieran lo sucedido,” dijo Vandalieu.

“¿L-lo siento? ¡Pero no pateé a nadie, ¿sabes?! ¡Usé mis hilos para pasar de torre en torre!” Objetó la Princesa Kurnelia.

“Princesa, eso es de esperar,” señaló Myuze.

 

 

 

El castillo de Zanalpadna tenía la apariencia de múltiples torres puestas juntas como un revoltijo. Pero con numerosas Arachnes y Empusas subiendo y bajando de sus paredes, parecían más hormigueros que torres.

“¿No se puede entrar a este castillo a menos que puedas caminar sobre sus paredes o volar?” preguntó Vigaro.

“Entonces, ¿no tenemos más remedio que esperar en la entrada?” dijo Borkus.

Parecía que tenían un mal presentimiento al mirar la peculiar arquitectura de estilo Zanalpadna.

“Ahora que lo pienso… ¿podría ser que no pueden hacer ninguna de las dos cosas?” preguntó la Princesa Kurnelia.

Parecía que Vigaro y Borkus tenían razón. Las torres en las que vivían las familias también estaban habitadas por ciudadanos como humanos y Enanos, por lo que había escaleras y pendientes.

Sin embargo, tales consideraciones no se tomaron en cuenta para el castillo. La mayoría de los que trabajaban aquí eran Arachnes y Empusas, o aquellos que podían usar magia como Bakota.

“¿Podríamos pedirles a los miembros de la Orden de Caballeros Colmillo Negro que esperen afuera? Los miembros del castillo llevarán a Borkus-dono y los demás adentro,” dijo Bakota.

“Fugoh, de acuerdo,” dijo Gorba.

Se decidió que Gorba y las otros Orcus esperarían cerca del castillo junto con sus monstruos domesticados. Todos eran monstruos que no se podían ver en Zanalpadna, así que sin sus domadores estando cerca, nadie estaría seguro de cómo manejarlos.

Aunque parecía que había domadores especializados en monstruos araña y mantis en el establo.

“Ahora bien, Doncella del Santuario-sama,” dijo Bakota.

Vandalieu podía usar magia e incluso podía gatear sobre las paredes y techos sin ella. Tenía la intención de decirlo, pero –

“Pues bien, yo lo haré.”

Terminó siendo llevado por Myuze por alguna razón.

“No, Van puede moverse por sí mismo, o incluso podríamos cargarlo nosotros…” comenzó Basdia.

“Basdia, déjale esto a Myuze-dono,” dijo Gizania. “Parece que tiene algo que preguntarle.”

“¿Es así? Bien entonces.”

“¿Por qué estás de acuerdo con eso?… yo simplemente podría cargarlo y volar,” dijo Eleanora.

Vandalieu escuchaba esta conversación detrás de él mientras era llevado por Myuze.

“Doncella del Santuario-dono, en efecto tengo algo sobre lo que deseo consultar seriamente…” dijo Myuze.

“¿Es sobre los ninjas?” preguntó Vandalieu.

“¿¡C-cómo lo sabe!?” susurró Myuze, hábilmente manteniendo su voz tranquila a pesar de estar sorprendida mientras trepaba las paredes con sus brazos-hoz y piernas. “¡Pero nuestra discusión será más rápida si lo sabe! ¡Deseo que me cuente sobre los ninjas que mencionó de Talosheim! Si es posible, sería mejor si me enseña sus métodos de entrenamiento… ”

Era una meta y un sueño algún día convertirse en un ninja, no solo para Myuze, sino para todos los que poseían el Trabajo de Kunoichi. Parecía que Myuze fue incapaz de evitarlo y aprovechó la oportunidad para encontrar una pista para alcanzar esa meta.

“Es un Título de raza más que un Trabajo, y no pueden transformarse en ranas gigantes, pero si estás bien con ello, te diré cómo se entrenan,” dijo Vandalieu. “Pero podría no ser nada especial, ¿sabes?”

“¡Eso será suficiente! Entonces, tome esto. Es un símbolo de nuestra promesa,” dijo Myuze con una sonrisa cubriendo todo su rostro mientras sacaba un collar familiar de su bolsillo y se lo daba a Vandalieu.

“¿Un collar de afecto profundo?”

“Esta es la versión Empusa de eso. Pulimos la parte de hoz de nuestros cuerpos en lugar de los ojos compuestos, y el hilo es algo que recibí de un Arachne que vive en la misma casa que yo.”

Parecía que las Empusas también mudaban.

“Bien, lo aceptaré con gratitud,” dijo Vandalieu.

Segunda conexión, conseguida. Aunque era incierto lo útil que sería una conexión con Myuze, ya que simplemente era la capitana de algunos guardias en la puerta, a diferencia de Gizania, que era la hermana menor de la princesa.

Aunque incluso sin tales motivos calculadores, Vandalieu estaba feliz de que las emociones de afecto profundo se expresaran hacia él, por lo que no le molestaría si la conexión no fuera de ninguna utilidad.

“Ahora bien, esta es la cámara de la reina. Una vez que entregue a la Princesa Kurnelia a la Reina Donaneris, creo que regresaré a la puerta, por lo que le pido humildemente que no olvide nuestra promesa,” dijo Myuze.

“Entiendo,” dijo Vandalieu.

La cámara de la reina a la cual Vandalieu fue llevado tenía algo extrañamente Japonés en ella. El piso se asemejaba a los tapetes de tatami.

Vandalieu se sintió un poco nostálgico por un momento, pensando que eran verdaderos tapetes de tatami, pero rápidamente se dio cuenta de que no lo eran. Los hilos de Arachne se tejieron en forma de tatami y se tiñeron con tintes hechos de plantas.

Nombrando internamente en su mente a esto como ‘tatami de hilo,’ Vandalieu dirigió su mirada hacia las dos personas que se destacaban entre las Arachnes y Empusas de la cámara de la reina… aunque no había un trono físico, había una Arachne de complexión mediana que parecía ser la figura más importante, y un Orco Noble de aspecto amable que mantenía un aire de dignidad a pesar de estar cubierto de vendajes y haber perdido un ojo y uno de sus brazos.

También había varias personas que eran miembros de razas que Vandalieu nunca había visto, pero probablemente estos dos eran las personas más importantes aquí.

Los dos miraban a Vandalieu, especialmente la que probablemente era la reina Arachne, quien miraba sorprendida los dos collares de afecto profundo que colgaban del cuello de Vandalieu. Parecía que las conexiones estaban teniendo un efecto asombroso.

Y entonces, Vandalieu inclinó su rodilla contra el piso de tatami de hilo a modo de saludo. “Soy el rey de Talosheim que gobierna las tierras al norte, incluyendo los pantanales, el Rey Eclipse y el Hijo Santo de Vida. Le agradezco por concederme esta audiencia – ”

“¡E-espere!” exclamó la persona que parecía ser la Reina Donaneris, interrumpiendo la auto-presentación de Vandalieu.

Vandalieu levantó la mirada instintivamente, sorprendido. “… Ah, debería estar de rodillas, ¿verdad?. Es un suelo de tatami, después de todo.”

“¡No, no es eso! Estoy en una posición donde no puedo expresarle la suficiente gratitud, alguien que ha salvado la vida de mi hija, e incluso es el rey de una nación entera. ¡Ni siquiera debería permitirme mantener mi cabeza sobre la suya; le pido que nos perdone de la vergüenza de permitirle presionar su frente contra el tatami!”

Esta era la primera vez que Vandalieu dirigía una diplomacia, por lo que pensó que debía ser educado, pero parecía que había sido demasiado cortés. Miró a su alrededor y vio que el Orco Noble y otras Arachnes también estaban nerviosas.

“Su Majestad, no es prudente que los reyes inclinen sus cabezas tan fácilmente,” dijo Kurt, quien había sido traído por otra Arachne.

“Por favor dime eso antes. Nunca fui rey antes de convertirme en rey,” dijo Vandalieu.

“… entiendo lo que intenta decir, pero lo mismo aplica para cada rey hasta antes de su ceremonia de coronación,” señaló Kurt.

Cuando Vandalieu corrigió su postura, una visiblemente aliviada Reina Donaneris dejó escapar un suspiro y comenzó a hablar una vez más.

“Le agradezco por salvar a mi hija. Soy Donaneris, la que gobierna a esta nación que adora a Zanalpadna. Debido a un Mensaje Divino que nuestro dios me envió, sé de ti, que eres el Hijo Santo que enfrentará una gran prueba.”

 

 

 

Nombre: Myuze
Edad: 70 años
Título: Ninguno
Rango: 6
Raza: Kunoichi Empusa
Nivel: 59
Trabajo: Kunoichi
Nivel de Trabajo: 35
Historial de Trabajo: Ladrona Aprendiz, Ladrona, Asesina, Luchadora Oscura

Habilidades pasivas:
Fuerza Sobrehumana: Nivel 3
Vision Nocturna
Agilidad Fortalecida: Nivel 6
Valores de Atributos Fortalecidos: Deber: Nivel 4
Capacidad Física Mejorada (Caparazón, Hoz): Nivel 6

Habilidades activas:
Camuflaje: Nivel 3
Técnicas de Combate sin Armas: Nivel 7
Lanzamiento: Nivel 5
Técnicas con Armadura: Nivel 3
Pasos Silenciosos: nivel 8
Lockpicking*: Nivel 2
Trampa: Nivel 3
Superar Límites: Nivel 5
Técnicas de Asesino: Nivel 3
Magia sin Atributos: Nivel 1
Control de Maná: Nivel 1
Magia de Atributo Viento: Nivel 1

NT*: Lockpick es ‘Ganzúa’ en español, por lo que Lockpicking podría interpretarse como ‘Forzar cerradura’ pero no estoy seguro, así que de momento lo dejo en ingles.
Explicación de Monstruo:

【Empusa】

La siguiente información es un resumen de las descripciones en el Manuscrito Literario de los Tiempos Antiguos, que fue restaurado por los magos del Gremio de Magos en el Imperio Amid.

Son una raza de monstruos exclusivamente femeninos con características de mantis religiosas, y su Rango típico es 4. Son muy inteligentes pero también feroces, y debido a que actúan en grupos a diferencia de las mantis religiosas regulares, son muy peligrosas.

Además de los brazos normales, también tienen un par de brazos con afiladas hoces desde la muñeca hacia adelante, y las manipulan hábilmente con la habilidad Técnicas de Combate sin Armas.

Tienen alas creciendo de sus espaldas, pero al igual que las mantis religiosas, su capacidad para volar es limitada. Se usan principalmente para planear.

Además, algunas son capaces de usar ‘Camuflaje,’ lo que les permite mezclarse en sus alrededores como mantis religiosas.

Como son una raza unisexual, requieren machos de otras razas para aparearse, pero las Empusas solo desean hombres humanos y machos de las razas de Vida. Por esta razón, se consideran más peligrosas que los Orcos.

Después del apareamiento, los hombres secuestrados son comidos para proporcionarles la nutrición necesaria para poner los huevos. Después de esto, las Empusas ponen uno o varios huevos, que eclosionan después de aproximadamente un año. Las niñas mudan repetidamente, convirtiéndose en adultas después de aproximadamente diez años.

Son longevas para ser monstruos; algunos individuos han vivido durante más de doscientos años.

Ocasionalmente, los hijos de la raza del padre nacen de los huevos. Se cree que si estos hijos son niñas, se las comen inmediatamente, mientras que los niños son criados hasta que tengan la edad suficiente para reproducirse.

Se ha confirmado la existencia de razas de alto Rango tales como Berserkers Empusa, Slayers Empusa y Asesinas Empusa; son monstruos extremadamente peligrosos.

Sin embargo, parece que son inadecuadas en el uso de la magia; es una suerte que casi no haya Magas Empusa.

Sus hoces pueden usarse como armas tal como son, y sus caparazones y huesos duros pueden convertirse en materiales para armaduras, mientras que sus alas pueden usarse como un ingrediente para la Alquimia si se convierten en polvo fino.

Además, las Piedras Mágicas que se pueden cosechar de sus corazones son adecuadas para crear Items Mágicos con atributo viento.

Sin embargo, las Empusas no han sido vistas en el continente Bahn Gaia durante varios siglos. Se cree que han sido erradicadas con éxito en este continente.

Es realmente afortunado que la erradicación de una raza de monstruos malvados haya sido exitosa. Por alguna razón, las Empusas no son monstruos que aparecen en Mazmorras, por lo que el continente Bahn Gaia nunca volverá a ver a las Empusas a menos que algún domador tonto los traiga de otro continente en el futuro.

Sin embargo, no se puede descartar la posibilidad de que las Empusas haya sobrevivido en la región sur del continente más allá de la Cordillera Fronteriza, donde los monstruos corren desenfrenados.



Anterior | Indice | Siguiente

 

Comentarios de Facebook