The Death Mage that doesn't want a fourth time Side Chapter 24

Levantándose en el oeste y poniéndose en el este

TLN: Se han corregido los nombres de varios individuos reencarnados, a la luz del lanzamiento del manga Death Mage se aclararon algunos de sus nombres. Konoe Kyuuji ahora es Konoe Miyaji, Rikudou Akira ahora es Rikudou Hajiri y Akaki Akiko ahora es Akaki Shouko.

 

Un hombre apuesto con una nariz bien formada se arrodilló con una expresión nerviosa en su rostro.

Delante de él estaba una estatua, la cual había sido restaurada apresuradamente por un artesano, que representaba a Vida, la diosa de la vida y el amor, así como también el arzobispo de la Iglesia de Vida que había sido enviado desde el Reino Orbaume, quien tenía una sonrisa gentil.

Y varios nobles y caballeros los observaban, asegurándose de no perderse este momento histórico.

“Yo, Rudel Sauron, juro unirme a los doce gobernantes y empuñar mi espada para beneficio de las personas”, dijo el hombre.

El arzobispo asintió y tomó una corona de un sacerdote cercano. “Por este medio te reconozco como el Duque Sauron. Que las bendiciones de la diosa sean contigo”, dijo con voz solemne.

Entonces Rudel recibió la corona… el símbolo que solo podía usar uno de los doce duques con derecho a gobernar. Se puso de pie y los nobles soltaron una ovación.

“¡Larga vida al Duque Rudel Sauron! ¡Larga vida al Ducado de Sauron! ”

“¡Gloria a Su Excelencia, Duque Rudel!”

Algunos elogiaron a Rudel y otros lloraron lágrimas de emoción. Muchos de ellos eran nobles, caballeros y aquellos que le servían; habían luchado contra el Imperio Amid cuando llegó su invasión.

Habían permanecido en la oscuridad y esperaron este momento durante muchos años. La ceremonia de coronación de Rudel, hijo del difunto duque, era un símbolo del regreso de la prosperidad que tenía el ducado antes de la invasión, y un gran evento que marcaba el fin de la guerra.

“Le he causado mucho sufrimiento a todos, pero les agradezco por creer en mí y seguirme hasta aquí. Espero que me apoyen como apoyaron a mi padre”, dijo Rudel, asintiendo con la cabeza.

Abrumados por la emoción otra vez, los nobles vitorearon aún más fuerte. El propio duque había reconocido sus actos y declaró que esperaba aún más de ellos en el futuro. Sus resurgimientos y otros ascensos habían sido garantizados.

Por otro lado, también estaban los que se mantuvieron en silencio, mirando la ceremonia con sonrisas insinceras en sus caras.

“Felicitaciones, Duque Rudel”.

“Pero lo que viene a continuación es el punto crucial. Porque debe gobernar las tierras que el imperio ha devastado”.

“Por supuesto, mi maestro me ha pedido que le informe que él ofrecerá todo su apoyo”.

“Unámonos y trabajemos juntos hacia la prosperidad del reino”.

Estos eran los mensajeros enviados por los duques y otros nobles prominentes de otros ducados que apoyaban a Rudel.

También estaban felices de que Rudel, al que habían apoyado, ganara la lucha por el poder y se convirtiera en el Duque Sauron sin incidentes. Pero los eventos importantes para ellos y sus maestros estaban por llegar.

Pagos bajo la mesa para el proyecto de restauración del Ducado de Sauron e implementar una nueva política de defensa. Tratos preferenciales para que los hijos aún no nacidos de los nobles se conviertan en trabajadores del gobierno y derechos en lo que respecta al comercio.

Estaban anticipando todo tipo de beneficios para ellos.

“Por supuesto”, dijo Rudel. “Soy joven e inexperto, pero por favor díganles que estaré a su cuidado partir de ahora”.

Todavía necesitaba el apoyo de los maestros de estos mensajeros.

No había demasiado dinero para la restauración de la región, la nueva política de defensa y la reestructuración del ejército del ducado. Y aunque el Imperio Amid se había retirado, no había suficientes soldados como para defender la frontera entre las naciones.

Rudel no podría continuar sin apoyo.

Comparado con ésos otros, este era un problema pequeño, pero era probable que luego sintiera los efectos de haber perdido a casi todos los miembros de su familia en los que podía confiar al ganar la lucha por el poder.

Su padre y su hermano mayor, el primer hijo del duque, habían muerto en la guerra, y su hermana mayor y su hermana menor se habían casado con familias de otros ducados. Había derrotado al tercer y cuarto hijo en la lucha por el poder, y su relación con el quinto hijo, con quien había luchado hasta el final, estaba en un estado particularmente terrible.

Su hermana menor había sido derrotada también, pero podría ser de gran utilidad. Rudel podría casarla en una familia de estatus considerable si ella se lo pidiera, pero parecía que tenía un extraño orgullo que le impedía hacerlo. Los hijos ilegítimos eran problemáticos después de todo.

(Ahora que lo pienso, tuve otro hermano ilegítimo, pero también murió. Bueno, más importante aún, necesito trabajar duro por un tiempo. Pensar que aprendería del ejemplo de Chichi-ue así… Los niños adoptados no son muy eficientes, después de todo.)

Rudel se había olvidado por completo del fallecido Raymond Paris, líder del Ejercito Renacido del Ducado de Sauron. Sintió emociones desagradables al darse cuenta de que necesitaba rebrotar a su familia, que se había reducido debido a que se perdieron a muchos de su propia generación.

El hecho de que tuviera demasiados hermanos había sido la causa del conflicto para suceder a la familia, pero sólo unos cuantos y las reglas de la familia se volverían inestables. Si algo le sucediera al actual jefe de familia, el sistema de gobierno que acababa de ser recuperado se debilitaría una vez más.

De hecho, era posible que los hermanos que habían perdido la lucha por el poder estuvieran planeando asesinar a Rudel. Como Rudel no tenía hijos aún, si algo le sucediera, ellos podrían tomar el cargo de duque para sí mismos.

“Ahora bien, Su Excelencia, por favor preséntese ante su gente”, dijo el arzobispo.

Ocultando sus sentimientos de ansiedad, Rudel salió al balcón para saludar y mostrarse a la gente que se había reunido para echarle un vistazo al nuevo Duque Sauron.

 

 

 

Rudel se hundió en el asiento de la oficina que ahora era suya en el castillo recuperado y exhaló como si expulsara hasta el último aliento de aire en sus pulmones.

“Tal vez porque la corona y el abrigo son demasiado resplandecientes, son más pesados ​​de lo que parecen. No es de extrañar que mis hombros estén rígidos”, refunfuñó.

Había otras dos personas en la habitación.

“Solo se siente así porque su cuerpo estaba rígido de los nervios. Se acostumbrará después de medio año”, dijo uno de ellos, un hombre con cabello delgado y líneas profundas de una sonrisa en su cara la cual era hábil para adular. Si hubiera un hombre de aspecto feroz y una mujer con vestido extravagante de pie junto a él, habría parecido un bufón.

NT. No entiendo el por qué, si alguien sabe, dígalo :v

Su nombre era Fatherick Dolmad. Era un marqués honorario del centro del Reino Orbaume y el actual mariscal.

“Estoy tan acostumbrado que a menudo olvido mi vestimenta y la túnica que tiene la cresta de mi familia”, dijo.

“Creo que eso es desagradable en sí mismo. Hace un momento un soldado te confundió con un mero funcionario civil”, dijo la otra persona en la habitación en un tono cansado.

Era un Elfo que se unía a esta conversación entre dos nobles importantes. Sin embargo, él estaba lejos del estereotipo de Elfo delicado y elegante.

Tenía un rostro bien presentado, pero tenía una expresión sombría, y aunque era alto, se sentaba como un gato en una silla, haciéndole parecer de estatura promedio. Su cabello colgaba suelto hasta sus hombros y había una barba corta en su mandíbula. Su cuerpo era delgado pero bien entrenado. Llevaba el tipo de armadura de cuero que un aventurero novato podría usar, y su cinturón tenía varios cuchillos que eran del tipo que se venderían en masa en las tiendas de armas.

Si no fuera por sus largas orejas, se vería como nada más que un desgastado mercenario de mediana edad. Por lo menos, su apariencia hacía cuestionable si esta en un estado que le permitiría estar en esta oficina.

A pesar de esto, el hombre siguió quejándose con el mariscal Dolmad, todavía mirando la mesa de invitados frente a él. “Solo caminando en público, te confunden con un inútil funcionario civil a pesar de ser un marqués y un importante defensor del nuevo Duque Sauron. ¿Pretendes echar a todos los soldados y sirvientes del castillo por faltarle el respeto a un noble?”

“‘Inútil funcionario civil’: qué terrible manera de decirlo. Y a pesar de decir todo eso, creo que tienes una apariencia similar, Randolf ‘The True’-dono”, dijo el mariscal Dolmad.

El Elfo… uno de los aventureros de clase S del Reino Orbaume, Randolf ‘The True’, resopló. “Has aprendido a decir lo que piensas, Fatherick-boy”.

Rudel sintió como si la temperatura de la habitación se hubiera reducido bruscamente cuando Randolf pronunció estas palabras. Este no era un hombre ordinario…

Rudel había planeado convertirse en el general del ejército del Ducado de Sauron si su hermano mayor no hubiera sido asesinado por el Imperio Amid. Así, era más competente en el combate que los nobles ordinarios, y había experimentado verdaderos campos de batalla, no solo desordenadas luchas de poder.

A pesar de eso, no había podido saber qué tan fuerte era Randolf cuando el mariscal Dolmad los presentó el uno al otro.

Pero sin importar cómo tratara de resistirse contra este hombre, nunca lo vencería. Estaba absolutamente seguro de eso.

(Randolf, quien adquirió el título de clase S hace más de cien años, es elogiado por todos como un ‘verdadero aventurero’. Supongo que significa que está por encima de la ‘Espada de Llamas Azules’ Heinz, a pesar de que ambos son Aventureros de clase S.)

Tal vez inconsciente de los temerosos pensamientos internos de Rudel, Randolf no parecía ofenderse del todo, al igual que Dolmad. Como si nada hubiera sucedido, sacó una pequeña botella de alcohol de su bolsillo y se la bebió.

“Lo confirmaré antes de aceptar la solicitud. No hay código de vestimenta y lo único que presto es mi nombre. Aparte del no muy probable caso de que algo suceda, solo necesito estar aquí. Así es, ¿no?” Randolf le preguntó a Dolmad, quien era su empleador.

La verdad era que Randolf se había retirado como aventurero hace mucho tiempo. O para ser más precisos, había declarado su retiro como aventurero de clase S.

Un día, le dijo al Maestro de Gremio de una sucursal del Gremio de Aventureros que estaba cerca de él: “Ya no aceptaré más solicitudes; sólo iré a Nidos del Diablo por mi cuenta y cazaré lo suficiente como para no tener ningún problema en alimentarme”, e intentó regresar su Tarjeta del Gremio.

Si dejara de ser un aventurero, no podría conseguir que el Gremio de Aventureros le comprara materiales u otros bienes de los Nidos del Diablo y Mazmorras, como la prueba de haber exterminado a los monstruos. Tendría que vendérselos a comerciantes individualmente o venderlos personalmente.

Pero Randolf era un aventurero de clase S, incluso cuando técnicamente era uno antiguo. Incluso sin su certificación como aventurero y su posición en la sociedad, todavía tenía las mismas habilidades y experiencia. Mientras las tuviera, cualquier comerciante querría hacer negocios con él.

Y a Randolf nunca le habían interesado los lujos. Como era hábil en la manera de vida en bosques como muchos otros Elfos, podía mantenerse sin tener que ir a una ciudad.

Era un hombre que estaría satisfecho cazando presas adecuadas, fabricando ropas con fibra extraída de plantas y pieles de bestias, y produciendo alcohol a partir de frutas.

Había adquirido el estatus de noble honorario en el reino, pero había dicho: “No lo necesito, y tampoco necesito una pensión”.

No solo fue el Maestro de Gremio, sino todos los funcionarios de alto rango del Reino Orbaume de ese momento, quienes quedaron en shock por estas palabras.

Randolf, un aventurero que representaba a la nación, se retiraría a pesar de aún tener poder. Hubiera sido un asunto serio si el Imperio Amid fuera a reclutarlo.

El mayor problema de todos era que no había forma de detenerlo. Por eso respondieron a las peticiones de Randolf en la mayor medida posible y le suplicaron que actuara de una manera que hiciera saber que Randolf ‘The True’ todavía estaba vivo y activo, sólo que ya no peleaba en la vanguardia de los campos de batalla.

A pesar de todo esto, justo recién acababa de mencionar las condiciones para su empleo.

“Entiendo”, dijo Dolmad. “Y en la actualidad, ese ‘caso no muy probable’ no sucederá. Parece que tu nombre ha tenido efecto”.

El Imperio Amid, que se había retirado, ahora solo estaba observando en silencio a través de la frontera de la nación escudo Mirg. No había señales de ningún espía del imperio dentro de la región de Sauron, ni ninguna señal de que algo significativo pudiera suceder.

El mariscal Dolmad tenía una visión optimista, viendo que esta situación era la más favorable.

Y al igual que él, la cautela de Rudel se centraba en las guerras políticas contra los otros duques, así como en la guerra política contra Dolmad que estaba aquí presente. Eran partidarios importantes, pero no tenía la intención de convertirse en su títere.

Pero Randolf tenía una opinión diferente.

“Fatherick-boy, ¿estás seguro sobre los chicos de la resistencia? Y tú, jovencito, ¿qué piensas hacer con el antiguo territorio Scylla?” Preguntó, volteándose hacia Rudel.

La cara de Rudel se crispó un poco al ser referido de esta manera.

Pero Dolmad dio una sonrisa gentil. “No hay nada de qué preocuparse. Somos más que capaces de enfrentarlo”, dijo.

Utilizando la red de información del reino, Dolmad y Rudel habían enviado numerosos espías a la región de Sauron, y habían estado recopilando información durante mucho tiempo.

Entre la información se encontraba un informe de que se observó un pilar de luz rompiéndose y se escuchó una feroz explosión el día en que la ‘Espada de la Velocidad Luz’ Rickert fue derrotado.

Y luego estaba el caos en el ejército del Duque Marme y la información anunciada por el imperio. Y los movimientos de la resistencia después de eso… Después de analizarlos, Dolmad y Rudel llegaron a la conclusión de que en la actualidad, la organización de resistencia conocida como el Frente de Liberación de Sauron había sido prácticamente aniquilada, y los pocos sobrevivientes estaban en contacto con sus familias.

No, Dolmad había dudado de si el Frente de Liberación de Sauron existía desde ya hace mucho tiempo.

Su investigación había concluido que su líder, la Princesa Caballero de la Libertad, probablemente era Iris, la única hija de la familia de caballeros Bearheart. Sin embargo, a partir de cierto punto en adelante, toda la resistencia, incluida la propia Princesa Caballero, había cambiado demasiado.

Ese cambio no podía explicarse sólo por la combinación de los restos del Ejército Renacido del Ducado de Sauron.

Primero, habían sido drásticamente más efectivos en batalla que antes. Y estas no eran victorias usando guerra de información avanzada y estrategia; estaban acumulando victorias sólo usando fuerza de combate pura. Se habían vuelto fuertes en un corto período de tiempo, como si se tratara de personas completamente diferentes.

Además de eso, la cantidad de bienes que estaban consumiendo había disminuido claramente. Dolmad había investigado y analizado a aquellos que se consideraban partidarios de la resistencia, el daño sufrido por el ejército ocupante y los bienes que les habían sido robados, pero estaba claro que las cosas no cuadraban.

El cuerpo principal de la resistencia de Iris casi no llevaba suministros médicos, como pociones, armas o alimentos.

También había otros detalles extraños, como la forma en que más miembros de la resistencia usaban el símbolo sagrado de Vida y cómo la Princesa Caballero de la Libertad ya no recitaba los proverbios de Alda como alguna vez lo hizo.

Sobre la base de estos hechos, Dolmad había supuesto que los miembros principales del Frente de Liberación de Sauron habían sido reemplazados, y que se encontraban en un estado en el que no necesitaban ayuda externa ni la captura de suministros enemigos.

En otras palabras, sospechaba que el Frente de Liberación de Sauron había sido destruido por el ejército ocupante del Imperio Amid al mismo tiempo que el Ejército Renacido del Ducado de Sauron, e impostores había tomado su lugar.

Probablemente eran una distracción, creada para encontrar y reunir en un solo lugar a todas las personas rebeldes dentro de la región de Sauron, y en realidad estaban recibiendo suministros del ejército ocupante, no necesitando de los suyos.

Es probable que las Scyllas también hayan sido asesinadas por el ejército ocupante o forzadas a irse a las profundidades de la Cordillera Fronteriza.

Habían realizado esta mascarada a gran escala con el objetivo final de atraer al ejército del Reino Orbaume a una trampa. El envío de las Quince Espadas Destructoras del Mal indudablemente también fue algún tipo de complot.

Pero luego se encontraron con su destrucción a manos de los poderosos No-muertos que habían cruzado la Cordillera Fronteriza con una coincidencia excepcional.

“Parece que todavía hay contacto, pero seguramente ésos son los últimos que tuvieron la suerte de sobrevivir. Son demasiado insignificantes para tener algún tipo de influencia. Actualmente tenemos planes para atraerlos a sus raíces y capturarlos. Si los anunciamos como muertos, podemos tomar a los miembros que no saben nada para convertirlos en celebridades y caballeros en las aldeas y ciudades, y así acabaría todo”, dijo Dolmad.

“Esa es una manera bastante conveniente… de pensar erróneamente”, resopló Randolf. “¿No crees que las cosas son exactamente como dijeron?”

“No lo creo”, respondió Dolmad inmediatamente. “No me puedo imaginar que la resistencia haya escapado ilesa luego de verse atrapada en una batalla donde un poderoso No-muerto derrotó a las Quince Espadas Destructoras del Mal, un grupo de guerreros que son equivalentes a aventureros de clase A”.

Se habían enterado de que hubieron explosiones temibles y dos cegadores destellos de luz que podían verse incluso desde el fondo de la montaña. El territorio Scylla era considerablemente grande, pero era imposible imaginar que la resistencia pudiera haber evitado quedar atrapada en ello.

“Eso no es lo que pregunté. Te pregunto qué harás si la resistencia es inocente”, dijo Randolf, y siguió presionando a Dolmad.

Pero Rudel lo interrumpió, una expresión rígida en su rostro. “Randolf-dono, ese es el tipo de charla política que le desagrada a todos. Me abstendré de participar en ella”, dijo.

Como Eleanora y Miles habían sospechado, Rudel ya había decidido que la tierra se le daría a los hijos aún no nacidos de sus partidarios y vasallos que le habían servido. Al mismo tiempo, sabía que en un futuro era muy probable que Iris y sus acompañantes fueran un obstáculo para su gobierno.

Probablemente reuniría el apoyo de muchos si tomara a Iris como su esposa, pero era difícil imaginar que ella aceptaría que los otros miembros de la resistencia fueran ignorados.

Siendo ese el caso, era mejor pretender que eran héroes muertos que él podría usar.

Rudel no le había contado esto a Randolf, pero varias de las cartas enviadas por los miembros de la resistencia a sus familias habían sido confirmadas como auténticas a través de su letra. No importaba si realmente eran miembros de la resistencia o traidores que se habían unido al ejército ocupante.

Ya existía un plan para atraerlos, estrangularlos, hacerles compartir la información que tenían y luego hacer que desaparecieran. Todo lo que quedaba era ejecutarlo. Una investigación al  territorio Scylla estaba planeada después de eso.

Si los partidarios y miembros de menor rango de la resistencia quisieran armar alboroto, también serían tratados apropiadamente.

Pero probablemente Randolf había adivinado esto.

“Ya veo. Todo se usa como escudo y arma del Reino Orbaume; todo es por la estabilidad del Ducado de Sauron y la prosperidad del reino”, dijo, tomando otro trago de su botella antes de levantarse de su asiento.

“¿A dónde va?” Le preguntó Rudel.

“A donde sea”, dijo Randolf. “Me quedaré en esta ciudad por un tiempo, así que no te preocupes. Al menos le debo eso a tu bisabuela”.

“¿Quiere ir y comprobarlo usted mismo? Actualmente el antiguo territorio Scylla está cerrado, pero es una historia diferente si usted es el que ingresa”, dijo Rudel, confiando en que Randolf ‘The True’ mostraría resultados incluso cuando enfrentara a un enjambre de cientos o miles de No-muertos que incluía uno lo suficientemente poderoso como para derrotar a los miembros de las Quince Espadas Destructoras del Mal.

Pero Randolf hizo un gesto desinteresado con su mano sobre su hombro. “No pretendo hacer ningún trabajo que llame la atención. Tampoco preguntaré qué piensas hacer. Haz tu mejor esfuerzo cuidándote de ese Dhampir”.

Y entonces salió de la habitación.

“… Una persona temperamental. E inexperto más allá de las expectativas”, dijo Dolmad.

“Mi abuelo me dijo que una vez escuchó a mi bisabuela murmurar que él trató de dejar de ser un aventurero porque no podía acostumbrarse a este tipo de cosas”, dijo Rudel. “A pesar de eso, ha ganado tanto poder que no puede permanecer ajeno al mundo de la política. Parece que el talento no siempre le trae felicidad a sus dueños”.

A pesar de su actitud cansada y resignada, Randolf intervendría de vez en cuando. Rudel pensaba que él era más peligroso que la resistencia o los No-muertos que habían aparecido desde el otro lado de la Cordillera Fronteriza.

“¿Qué quiso decir cuando mencionó a un Dhampir?” Rudel le preguntó a Dolmad, hablando para ocultar su tensión. “No sabía de la existencia de ningún Dhampir, aparte de la llamada Selen que está bajo la protección de la ‘Espada de Llamas Azules’ Heinz”.

Dolmad se rió. “Es información falsa filtrada por el imperio. Estoy seguro de que lo dijo como broma”.

A diferencia de Rudel, Dolmad sabía que aparentemente un Dhampir había nacido entre un Vampiro Subordinado y una Elfa Oscura en la nación escudo Mirg. También sabía que el Dhampir había aparecido en la ciudad de Niarki en el Ducado de Hartner.

También escuchó que el Imperio Amid había estado tratando de no perder al Dhampir cuando saliera de la Cordillera Fronteriza.

Pero Dolmad cuestionó los antecedentes de ese Dhampir. Incluso si se tratara de un Dhampir, ¿cómo era posible que Dolmad creyera que él dirigió a varios cientos de Ghouls a través de la Cordillera Fronteriza a la edad de tres años y regresó al ejército de expedición de la nación escudo Mirg como No-muertos?

La información en sí misma era demasiado antinatural.

La información de que parecía ser el líder de los Ghouls se basó en el testimonio de un solo aventurero, y la información de que los lideró a través de la Cordillera Fronteriza se basó en el hecho de que los rastros dejados por ellos habían sido encontrados; nadie lo había presenciado.

El hecho de que el ejército de expedición de la nación escudo Mirg fuera repelido no era más que una conjetura. Ninguno había sobrevivido; no hubo testigos

Al unir estos hechos, Dolmad había llegado a la conclusión de que era cierto que un Dhampir había nacido en la nación escudo Mirg, y que había aparecido en el Ducado de Hartner hace unos dos años. Sin embargo, también concluyó que no existía un Dhampir que hubiera guiado a los Ghouls a través de la Cordillera Fronteriza.

Pensaba que esta era información que el Imperio Amid había fabricado con el propósito de algún tipo de complot.

Un complot para aislar a los nobles traicioneros y corruptos dentro de la nación, así como el poderío militar de una nación vasalla en busca de su independencia y también para engañar a los trabajadores de inteligencia del Reino Orbaume.

“Ya veo”, dijo Rudel después de escuchar esta explicación. “Pero”, continuó, “¿el imperio haría algo tan absurdo? Francamente, me resultaría más fácil de creer si me dijeran que el sol se levantó en el oeste y se puso en el este. Incluso si fueran a fabricar información falsa, ¿no podrían fabricarla de una manera que sea más creíble?”

“Eso es exactamente así, Rudel-dono”, dijo Dolmad. “El complot del imperio es hacer que esa absurda información parezca verdadera y hacernos dudar de nosotros mismos. Eso es lo que buscan”.

Dolmad estaba convencido de que este era el caso.

Se rumoreaba que el Conde Thomas Palpapek, de la nación escudo Mirg, no estaba en buenos términos con el Imperio Amid. Pero no era raro en el mundo de la política que esas rumoreadas personas en realidad tuvieran conexiones ocultas.

Con la posición y autoridad de un mariscal, habría sido simple hacer que aventureros y espías dieran testimonios falsos.

También estaba la información de que el actual Duque Hartner, Lucas, también estaba siendo cauteloso de un Dhampir. Pero no había duda de que simplemente había usado la información del imperio para echarle la culpa al Dhampir y así explicar los diversos errores e incidentes que habían ocurrido dentro del ducado. El paradero del fragmento sellado del Rey Demonio que supuestamente había sido robado por un ladrón también era cuestionable.

Incluso era posible que intentaran y fallaran en crear una pieza de equipamiento del Rey Demonio, lo que provocó que el castillo se volcara, y el ladrón solo fue una invención para cubrirlo.

Era más sensato pensar que este era el caso. No, se podría decir que aquellos que no creen en esto han perdido su capacidad de pensar racionalmente.

“Rudel-dono, usted también debería tener cuidado de no perder su capacidad de permanecer sereno para pensar y tomar decisiones”, dijo Dolmad. “Si no la tiene, le harán bailar por estas absurdas historias y lo lamentará más tarde”.

“Y-ya veo. Lo tendré en cuenta”, dijo Rudel.

La advertencia de Dolmad era tanto para él mismo como para Rudel, un recordatorio para que siempre fuera cauteloso.

“Eso es lo que esperaría del duque de la región de Sauron, Rudel-dono”, dijo.

Fatherick Dolmad. Era un hombre con un fuerte sentido de sospecha y pensamiento racional; nunca creería que el sol podría levantarse del oeste y ponerse en el este. Esto era lo que lo hacía un político capaz.

 

 

 

Tres personas se sentaron alrededor de un solo mapa, gruñendo y suspirando mientras se miraban.

“… Se retiró de vuelta a la cordillera”.

“Eso es inesperado. Estaba seguro de que se haría cargo de la región de Sauron con fuerza militar”.

“Bueno, probablemente solo significa que no tiene la intención de llevar las cosas tan lejos”.

Las tres personas se reunieron en la habitación de una posada… el ‘Clarividencia’ Tendou Tatsuya, la ‘Ifrit’ Akaki Shouko y el ‘Machacador de Magos’ Minami Asagi, se sentaron en sus sillas.

Habían pasado varios meses desde que reencarnaron en este mundo, y habían estado trabajando en una determinada ciudad de la región de Hartner como aventureros.

Se habían registrado y habían adquirido Trabajos en la sucursal del Gremio de Aventureros en una posada de la ciudad junto a la calle, luego ascendieron a clase E y cambiaron de Trabajos en otra ciudad más alejada. Al cambiar de ubicación regularmente, se habían asegurado de no llamar la atención como extraños recién llegados ascendiendo de clase anormalmente rápido.

Debido a que los métodos de comunicación no se habían desarrollado en Lambda, fueron capaces de mantener un disfraz efectivo simplemente al moverse entre ciudades considerablemente distantes. El Gremio no les pedía a todos los incontables aventureros novatos la información sobre sus trabajos anteriores en otras ciudades.

Pero una vez se convirtieran en aventureros de clase C, llamarían la atención como las ‘extrañas personas que siguen cambiando de ubicación’.

Dejando eso de lado, lo que estos tres estaban llevando a cabo en esta habitación era una reunión estratégica para descubrir los movimientos de Vandalieu.

A los individuos reencarnados se les había dado un Radar de Objetivo como Habilidad Única. Esto detectaba la ubicación de aquellos que poseían el Maná de atributo muerte de una cierta cantidad o más.

Con esto, sabían en qué dirección y qué tan lejos estaba Vandalieu.

Estaban usando esa respuesta y un mapa dibujado en base a la imagen del continente Bahn Gaia que habían visto desde el Reino Divino de Rodcorte para estimar la ubicación de Vandalieu.

… Sin embargo, el mapa en el que confiaban era de una precisión cuestionable. Pero en este mundo, los mapas no eran formas de observar la geografía de la tierra a partir de cosas como satélites artificiales; eran tratados como secretos militares. Era más que suficientemente bueno para uso personal.

Si quisieran un mapa más preciso que este, tendrían que robarle uno a una familia de duques en alguna parte.

Tendou… ahora llamado Tatsuya Tendou tras su reencarnación. Su Clarividencia todavía tenía límites a pesar de haber renacido.

“Tendou, ¿es imposible verlo con tu visión transparente?” Preguntó Asagi.

“Es imposible”, dijo Tendou. “Al igual que en Origin, mi visión transparente no me deja ver todo. Y si lo miro directamente, hay una gran posibilidad de que me note, como el incidente con Death Scythe”.

“Es cuestionable si estaremos seguros tras ser notados, incluso si él está muy lejos. Parece que de alguna manera también es capaz de Teletransportarse”, dijo Akaki.

Al detectar la ubicación de Vandalieu a través de su Radar de Objetivo, habían notado varios casos en los que Vandalieu cambiaba de ubicación de alguna manera. Tendou y sus compañeros pensaban que probablemente se trataba de teletransportación.

En esos momentos parecía que no podía teletransportarse con libertad, pero era posible que simplemente estuviera haciendo parecer que no podía.

“¿Pero qué creen que intentará hacer ahora? No me lo puedo imaginar retirándose y manteniéndose en silencio”, dijo Akaki Shouko… Shouko Akaki, pareciendo perpleja.

Ella no sabía nada sobre Vandalieu antes de reencarnarse en Lambda… al igual que el resto de los individuos reencarnados.

Pero sí tenía información sobre él después de su reencarnación.

Según esa información, tomaría represalias cuando se le hiciera algo, sin importar quién fuera el responsable. Independientemente de si fue una nación o un dios.

A pesar de eso, parecía que se había retirado en silencio esta vez. Shouko encontraba esto extraño. Tendou también asintió con la cabeza.

Pero Asagi… Asagi Minami, parecía pensar de manera diferente. “No, estoy seguro de que se ha calmado porque ahora tiene más cosas que proteger. Y no es un tipo innatamente malo; no es extraño que deje que la situación se resuelva en paz siempre y cuando no se le suba la sangre a la cabeza, ¿verdad?”, dijo, cruzando los brazos y asintiendo para sí mismo.

Shouko y Tendou se miraron con extrañas y amargas sonrisas en sus caras.

“Es verdad que no creo que sea un tipo innatamente malo, pero…” dijo Tendou.

Vandalieu había sido un estudiante común en la Tierra, y había muerto tras espontáneamente haber intentado salvar a una chica que era su compañera de clase. Incluso en Origen, después de convertirse en el No-muerto, había salvado a Pluto y los otros que fueron sujetos de pruebas como él.

Debería ser posible categorizar al Vandalieu actual como una buena persona, no como un tipo malo.

“Pero si él no fuera ‘un tipo malo’, no hubiera matado a un ejército de seis mil incluyendo a los soldados que intentaron rendirse, convirtiéndolos en No-muertos y enviándolos a su tierra natal, ¿no?” Dijo Tendou.

“Asagi, ¿no tuvimos lecciones que nos enseñaron a nunca tomar prisioneros en la escuela a la que fuimos?” Dijo Shouko.

Asagi frunció el ceño al recordar cómo Vandalieu había tratado al ejército de expedición de la nación escudo Mirg, incluidos los que habían intentado rendirse. “Eso es… estoy seguro de que fue lo mejor que pudo hacer”, insistió. “En este momento, él creía que el mundo entero, aparte de sus compañeros, era su enemigo. Es por eso que se rodea de monstruos y No-muertos con pensamientos libres. Pero en verdad, él cree que esto está mal, y es por eso que también trata de ayudar a personas vivas. Ustedes también piensan así, ¿verdad?”

“No lo sé”, dijeron los otros dos al unísono.

“Su personalidad y sus recuerdos de cuando estuvo en la Tierra deberían haber aparecido desde hace mucho tiempo, pero la mayoría de sus acciones han sido tan extremas y extrañas, así que ni siquiera puedo imaginar en qué tipo de estado mental está”, dijo Shouko.

“De hecho, dependiendo de la situación, podría ser más extraño pensar que nos entenderá. Pero nuestro principal objetivo es decirle que ninguno de nosotros, excepto Murakami, tiene la intención de matarlo”, dijo Tendou. “Asagi, guarda tu intento de persuasión para después”.

“No necesitas molestarme todo el tiempo. Lo sé”, dijo Asagi. “Por ahora, sigamos trabajando en los ducados a lo largo de la Cordillera Fronteriza y esperemos a que salga”.

Los tres no sabían los detalles exactos de los acontecimientos que habían ocurrido tras su reencarnación, incluido el hecho de que los miembros de las Quince Espadas habían sido derrotados por Vandalieu.

Pero Vandalieu estaba apoyando a la Princesa Caballero de la Libertad del Frente de Liberación de Sauron, Iris Bearheart, y mientras ese fuera el caso, ella no moriría. El Reino Orbaume había anunciado que ella estaba muerta a pesar de esto, así que simplemente pensaron que el reino había hecho algo que era desfavorable para Vandalieu.

“Después de eso, veamos… supongo que encontraremos un buen momento e intentaremos entrar en una Mazmorra. Si utilizáramos el Descenso del Espíritu Familiar en un piso sin personas alrededor… como en la cámara del boss, nadie lo sabría”, dijo Asagi.

Todavía no habían recibido ninguna información de sus compañeros que se habían convertido en espíritus familiares en el Reino Divino de Rodcorte.

El plan inicial era utilizar la Habilidad Descenso del Espíritu Familiar para que ellos u otros espíritus familiares con información bajaran y les entregaran información.

Sin embargo, debido al hecho de que un pilar de luz bajando desde el cielo llamaría la atención, todavía no habían puesto en marcha este plan. La Habilidad Descenso del Espíritu Familiar no era algo que un aventurero novato pudiera usar normalmente.

“Sí. Es posible que podamos enterarnos de algo… Las Mazmorras de los alrededores son Mazmorras de clase D de baja dificultad, por lo que siempre hay mucha gente. Probablemente necesitemos encontrar otras Mazmorras”, dijo Tendou.

 

 

 

Un agricultor terriblemente demacrado estaba trabajando en los campos de arroz, sin prestarle atención al agua fría y el barro.

“Kakakakah”.

No, no era un agricultor demacrado. Era un Esqueleto vistiendo ropas andrajosas. Estaba reparando cuidadosamente los senderos entre los arrozales.

Un grupo de Espectros estaba cerca, plantando semillas en los campos.

“Oooh… Plantar arroz”, gimió uno de ellos.

“Arar los campos…” gimió otro.

Los hombres y mujeres que eran de mediana edad, incluido Cubas, estaban siendo escoltados.

“Pensar que terminaríamos enseñándole a los No-muertos cómo trabajar los campos… Jefe Cubas, ¿vamos a estar bien?”

“No te quejes tanto. ¡Los No-muertos están trabajando sin quejarse; nosotros, los vivos, debemos aprender de su ejemplo!”

“Eso es imposible. Recientemente hay más Goblins y otros monstruos alrededor; ¿no es peligroso?”

“¡Los hombres no deberían quejarse! ¡Incluso te están pagando, así que cállate y trabaja!”

“Abuela, no podríamos enseñarle a los No-muertos si nos calláramos”.

Se había decidido que el antiguo territorio Scylla sería mantenido por los No-muertos, que habían sido mercenarios y miembros del ejército del Duque Marme, pero que fueron hechos toscamente, después de todo. Y también había Goblins y otros monstruos que habían quedado atrapados en el círculo mágico.

Eran profesionales cuando se trataba de trabajar como guardias, pero amateurs en la agricultura.

Y antes de que el Frente de Liberación de Sauron se disolviera y migrara a Talosheim, Iris y sus acompañantes habían insistido en que no podían simplemente abandonar a la aldea de Cubas y a los otros partidarios involucrados de la resistencia.

Era casi seguro que sería difícil para Cubas y los demás continuar viviendo en la región de Sauron, ya que los caballeros del nuevo Duque Sauron les habían prohibido hablar de la resistencia.

En el peor de los casos, Rudel Sauron y sus vasallos podrían sospechar que la resistencia había desaparecido y capturarían a Cubas y los demás, torturándolos y luego asesinándolos para garantizar su silencio, haciendo que el incidente pareciera de bandidos.

Así, Vandalieu recorrió las aldeas con los miembros de la resistencia y trabajó para persuadir a los aldeanos mientras realizaba tratamientos médicos, tal como lo había hecho en las aldeas de cultivo del Ducado de Hartner.

Las personas de la aldea de Cubas, que había apoyado a Iris y sus compañeros, habían sentido desconfianza hacia el nuevo Duque Sauron desde el principio, por lo que convencerlos solo tomó varios días.

Y así, a los aldeanos se les dio la posición de guiar la agricultura en el antiguo territorio Scylla.

“Abuelo, abuela, vigilen sus pies”, dijo una de las varias Scyllas que habían sido asignadas aquí.

Las Scyllas eran ésas que una vez vivieron aquí. Mientras tanto, No-muertos como Armaduras Vivientes que no estaban preparadas para trabajar en arrozales llenos de agua estaban trabajando como guardias.

Y el perímetro del territorio estaba rodeado por los monolitos Golem reparados y círculos de piedra. También había alrededor de dos mil No-muertos hechos toscamente que podían asignarse a los arrozales. El No-muerto Sleygar, anteriormente una de las Quince Espadas Destructoras del Mal, también fue asignado aquí junto con sus subordinados.

El círculo mágico creador de No-muertos aún tenía Maná de sobra, por lo que probablemente continuaría funcionando por un tiempo.

Vandalieu planeaba colocar No-muertos voladores como Wyverns cerca para estar preparados para las batallas aéreas también.

“Pero, ¿por qué crecen estas plantas de arroz cuando es pleno invierno?”

“Estoy segura de que es porque son las plantas de arroz que trajimos de nuestros nuevos arrozales en el Nido del Diablo. Pero aún así, hay muchos otros monstruos, no solo Goblins. No se alejen mucho de nosotras ni de los guardias No-muertos”, advirtió una de las Scyllas a los aldeanos.

Y aunque nadie se había dado cuenta, ni siquiera Vandalieu, el territorio Scylla se había convertido en un Nido del Diablo.

Los Nidos del Diablo generalmente eran madrigueras de monstruos creados cuando la tierra era invadida por Maná contaminado.

Los monolitos y círculos de piedra, la intensa batalla contra los miembros de las Quince Espadas, la gran cantidad de No-muertos generados por el círculo mágico.

Con esta gran cantidad de Maná circulando libremente, era natural que el antiguo territorio Scylla se convirtiera en un Nido del Diablo.

Pero a este ritmo, los Goblins y los otros monstruos que estaban apareciendo con mayor frecuencia serían cazados hasta la extinción. Sin importar cuán favorables sean las condiciones del Nido del Diablo para los monstruos, no habría ninguna diferencia si no pudieran sobrevivir.

Era inevitable que los monstruos abandonaran el territorio Scylla para poder sobrevivir.

Y debido a los extraños eventos tales como la pérdida de contacto con la resistencia y la desaparición de los aldeanos de la aldea de Cubas y otras aldeas, Rudel y Dolmad intentaron comenzar su investigación antes de lo planeado. Pero cuando lo hicieron, el fuerte temporal junto al territorio Scylla sufrió pérdidas continuas por repetidos ataques de monstruos.

Así, Rudel Sauron se volvió incapaz de gobernar no solo el antiguo territorio Scylla sino también la tierra adyacente a él.

Comparado con la masa de tierra total de la región de Sauron, era un área de tierra despreciable. Pero mientras el antiguo territorio Scylla no pueda ser despejado, los monstruos continuarán desbordándose del Nido del Diablo, aumentando el tamaño del Nido del Diablo.



NT. No sé que decir.. :v. Sólo que pronto tal ves haga un mega pack de caps.

Anterior | Indice | Siguiente

 

Comentarios de Facebook