The Boy Who Swore Revenge On The World – Capítulo 54

El camino elegido es

[¡Suéltame, suéltame! ¿Crees que puedes hacerme algo así?]

El Rey que grita fuerte a pesar de tener una cuerda enrollada alrededor de su cuerpo… no, ahora es un Conde. Entre los otros ministros, está la mitad de ellos que se conforman con ser condes y la otra mitad que se han rendido.

Sin embargo, es tan ruidoso, sigue gritando. A pesar de que ya estoy irritado por la Diosa, el hecho de que me gritara así me hace querer apresurarme y matarlo.

Pero por ahora, lo soportaré firmemente. No soy yo quien se lo hará a ellos. Echo un vistazo a mi lado y miro hacia otro lado.

[Cállate un poco, Earl Mestoa. He llegado al límite de mi tolerancia con el incidente esta vez. Haré que ustedes reciban el castigo apropiado.]

[¡Haz que recibamos un castigo, dices! ¡Qué autoridad tienes para decir algo así! Alguien como tú, no eres más que basura ante la Fistoria. ¡Nosotros que podemos ser usados por esa persona estamos por encima de la basura como ustedes!]

El Conde dice una afirmación incomprensible. Ciertamente les hicieron algo. El Conde de antes no es el tipo de persona que dice cosas tan raras… probablemente. En realidad, incluso Fia está mirando hacia el Conde como si estuviera mirando a alguien que conoció por primera vez.

Además, esa vibración no es sólo del Conde, los otros ministros e incluso el Príncipe Heredero son así, así que supongo que ciertamente les han hecho algo.

Ignoro los gritos de Earl y miro hacia Fia. Está bien aunque yo lo haga, pero supongo que es mejor dejar que ella asuma la responsabilidad.

Tal vez porque Fia también entendió mi intención, por un momento, hizo una mirada triste, pero cuando cierra los ojos y levanta la cara una vez, con la mirada de la princesa como cuando se enfrentó a nosotros por primera vez… no, de ahora en adelante es con la mirada de una reina, miró a los condes.

[Padre, haré que dejes del trono.]

[¿Qué estás diciendo, Fia? Este país va a cambiar de ahora en adelante. Aún así, ¿me estás diciendo que me retire? Si es así, Fia, estás siendo engañado por ese tipo de ahí, ¡eh!]

[Padre.]

[¡En primer lugar, Fia, no habría salido así si no hubieras perdido! ¡¿Podría ser, tenías esta intención desde el principio y vendiste el país?! ¡Traidora! ¡No tengo una hija como tú!]

…no puedo soportar escuchar esto. Incluso si le están lavando el cerebro, esas no son palabras que deberían decirse a la propia hija. Yo también, si Mamá me dijera algo así cuando estaba viva, estoy seguro de que mi corazón se romperá.

Sin embargo, Fia, aun haciendo una expresión amarga, sacó una espada de repuesto que no es la espada rota que ella personalmente lleva y blandió su espada tal como está. Tal vez porque nunca hubiera pensado que se la cortaría, la cabeza del Conde cayó mientras aún tenía una mirada en blanco.

[¡Gobernaré este Reino de Mestoa de ahora en adelante! ¡Como Reina Akfia・Mestoa! ¡Si dices que te opondrás a mí, tu pueblo también compartirá el destino de mi padre!]

Fia, quien apunta su espada a los ministros, declara. Incapaces de reconocerlo, los ministros gritan “traidor”, “usurpador”, etc., y Fia mata a los que gritaban uno tras otro. Tal vez porque los ministros también juzgaron que Fia es seria, finalmente se calmaron cuando su número se redujo a la mitad.

Los que sobrevivieron fueron obligados a subir por los esqueletos y los que quedan en el sótano son sólo yo, Liscia, Mylene, Nero y Fia. Mars y Tierra trajeron a los niños que estaban en peligro y están regresando a casa.

Fia mira congelada al cadáver que era su padre. Bueno, no se puede evitar. Nos vamos en silencio y nos dirigimos hacia donde Mars y los demás están. Aunque es algo que ella misma decidió, supongo que necesita aclarar su mente. La dejaré sola un rato.

◇◇◇

[Fuu, he vuelto.]

[Bienvenida de nuevo, Fistoria.]

Un hombre se pone de rodillas y baja la cabeza junto a la cama en la que yo dormía. Mi sirviente, el Arcángel que dirige el Escuadrón de los Ángeles, la unidad bajo mi supervisión directa, Sigurd, estaba esperando que me despertara.

[Estoy de vuelta, Sigurd. ¿Sucedió algo extraño?]

[No en particular. Si tengo que decir algo, entonces supongo que el Santo Rey vino por una audiencia.]

Ah, ese gordito. Ese hombre, tal vez piensa que es notable o algo así, me mira, a mí que soy una Diosa, con los ojos llenos de lujuria. Pensé en matarlo, pero él obedece mis órdenes, así que dejé que se me escapara.

[Y, esta vez.]

[Ah, es cierto, me lo impidió alguien que poseía el poder de esa persona. Incluso los soldados modificados fueron fácilmente asesinados.]

[Eso es… ¿entonces nos vamos?]

[Está bien. No es algo que necesite que ustedes aparezcan. Y lo más importante, ¿qué hay de los Héroes? ¿Hubo algún contacto?]

[No, todavía nada.]

Muu, aburrido. ¡Esto también es culpa de ese hombre! Es porque me mataron en ese momento que el poder que poseía originalmente se debilitó y tengo que pasar más tiempo para reunir el poder de esa persona. Eres realmente molesto, Darx.

Además, el hombre que conocí hoy. De todas las cosas, posee el mismo poder que Darx. ¡Aa! ¡Habría ido a matarlos a los dos si mis poderes fueran perfectos!

…Bueno, lo que sea. Mientras sepa dónde están, dispongo de numerosos medios para hacerles frente.

[Llama al Santo Rey.]

[¿Está bien?]

[No sé qué quiere decir, pero lo escucharé. A cambio de eso, haré que haga lo que sea necesario.]

Definitivamente haré que esas dos personas se arrodillen ante mí y cuando estén rogando por su vida, los mataré con mis propias manos.



Anterior – Indice – Siguiente


Gracias por acompañarnos en este largo camino de traducción y ediciones, lamentablemente, es hora de dejar partir a Hardt y compañía… Naaaaa, al día perros! Ahora a esperar cada 2 semanas porque el gringo está a punto de ponerse al día con el ponja.

Lean las demás novelas, Hakai no Miko es una buena alternativa, Moder Weapons que estrena pdf del vol2. Shinka que volvió del purgatorio y que decir de Van y sus habilidades locas o si les gustan las marranadas la de Zombie. Nos leemos luego.

Chrono : Well, dije que lo soltaría mañana, pero qué diablos.

Como siempre, WordPress es una basura.

Comentarios de Facebook