Shinka no Mi 63

Religión del Diablo

[Louise Baruze, ha regresado. Shishou]

[A-no… Louise-san? ¿Por qué viniste a la posada sólo para informar de eso?]

[Eso es porque eres mi Shishou, debo informarte antes que a Su Majestad….]

[Esa secuencia es totalmente errónea]

Por cierto, Saria y las demás ya han regresado a sus habitaciones.

[¿Q-Qué es el Shishou de Louise?]

[El único ser absoluto]

[¿¡Aterrador!?]

¿Qué clase de existencia es más importante que el Rey? ¿¡Un Dios!?

[Es Shishou]

[Por favor, no me leas la mente!]

Por alguna razón, ha habido muchos momentos en que mi mente ha sido leída.

[Bueno, lo que sea. Sobre todo, es genial que hayas podido volver ilesa]

[Se lo agradezco. Durante esta campaña, teniendo en cuenta las enseñanzas de Shishou mientras luchaba, me ha permitido convertirme en uno de los『Trascendentes』, como Barna-san]

[Cómo puedes decir con tanta calma algo tan escandaloso!]

Parece que de una manera u otra, Louise, al igual que Barna-san, ha superado el nivel más alto posible para los humanos… 500. Realmente me hace sentir que todos a mí alrededor son monstruosamente poderosos. Aunque probablemente soy el más monstruoso.

[En cualquier caso, gracias a la presencia de Shishou en Terveil, pude concentrarme plenamente en la supresión de los demonios]

[Ya veo… Bueno, si alguien como yo fue de ayuda, entonces eso es genial]

[Eso… Ah, eso me recuerda que la capital estaba bajo la amenaza de una invasión demoníaca, pero Shishou los aniquiló, ¿verdad? Espléndido trabajo]

[¿¡A-re!? No me preguntaste si hice eso, sino que concluiste que fui yo]

[¿Estaba equivocada?]

[… tienes razón]

Aunque no quería reconocer esto, no tuve más remedio que hacerlo.

[Bueno, en ese caso voy a informar a Su Majestad de mi regreso]

[El orden de los eventos está mal, pero… lo tengo. Tengo algunos asuntos con Barna-san, así que iré al castillo después de llamar a Saria y a las demás]

[Ya veo. Bueno, te veré más tarde entonces]

Y así, me despedí de Louise, que acababa de regresar sana y salva, y en aras de reunirme con Barna-san más tarde, me dirigí a llamar a Saria y a las demás.

~~~Espaciador Oscuro~~~

En una oscura cueva, un solo hombre se adentró más profundamente

Incluso con las antorchas en las paredes, era difícil poder ver el suelo, pero a pesar de eso, los pasos del hombre no se veían afectados. Esto sólo mostraba lo familiarizado que estaba con el interior de la cueva.

En poco tiempo, llegó a la parte interior, donde había un espacio tan grande como un salón de baile.

En el centro de ese espacio, había un extraño altar de piedra.

Aunque para la gente normal esto sería considerado un lugar siniestro, para el hombre era un lugar de consuelo.

[Oi, Kuraisu~! ¿Por qué esa asquerosa sonrisa en tu cara?]

De repente, desde lo alto de la cabeza del hombre, Kuraisu, una voz le llamó.

[Nnfu… es Lester]

[¡Giyahahahahahaha! ¡Cuánto tiempo sin vernos!]

Y entonces, la persona que le había llamado de lo alto apareció ante los ojos de Kuraisu.

Tenía el cabello rojo oscuro y erizado, y sus ojos parecidos a los de un reptil eran tan grandes que parecía que debería haber estado acompañado de sonidos *GYORI*.

(NTI: *GYORI* es la onomatopeya japonesa para el sonido de los ojos saltones)

Estaba vestido con una chaqueta corta negra y pantalones marrón claro. La tendencia de encorvarse y lamerse los labios hace que parezca escalofriante.

Como no había señales de que cayese al suelo desde arriba, Kuraisu aún no podía entender como había aparecido ante sus ojos.

…Este tipo raro…

A pesar de sus pensamientos, Kuraisu seguía sintiendo que era un aliado fiable con el que podía contar, y que el hombre superficial que tenía delante de sus ojos… Lester era alguien con el que estaba bastante satisfecho.

[Tú, cerdo que acumulas fracaso tras fracaso, ¿qué podrías querer de mí ahora?]

Mientras hablaba con Lester, una vez más una nueva voz se impuso en la conversación.

[Nnfu… Angelia…]

En la dirección a la que Kuraisu dirigió su molesta mirada, estaba una mujer con un sombrero de ala ancha, vestida con un precioso vestido gótico monocromo, y una sombrilla en la mano que era de un color negro similar a su vestido.

Además, la mitad de su cara estaba cubierta con una máscara blanca.

[Antiestético, ¿verdad? A pesar de esa confianza de que tu plan era tan elaborado que no fallaría… Bien? ¿Cómo se siente la decepción del fracaso?]

[Nnfu—Nnfu—!]

La cara de Kuraisu brillaba de color rojo por la ira, pero como lo que ella había dicho era un hecho, había poco a lo que podía responder.

[Kuraisu. Eres muy poco entusiasta. Matar, Matar, Matar, Matar… y Matar. En lugar de confiar en algo como los demonios, ¿no encontrarías más placer en robarles la vida con tus manos?]

[¡Giyahahahahahaha! La línea de pensamiento de Angelia es la misma de siempre! ¡Pero sólo estoy aquí por el bien de revivir al Dios Demonio!]

[A-re, ¿has hecho algo, Lester?]

[Ou! ¡Intercambié la posición de los baños públicos de hombres y mujeres!]

[¿Tan insignificante? ¿No había mejor manera de crear aún más desesperación?]

Kuraisu respondió reflexivamente a lo que dijo Lester.

Pero Angelia era diferente, en vez de eso se estremecía en su posición.

[Si un hombre pensara que está entrando en el baño de hombres, pero en vez de eso entrara en el baño de mujeres… entonces ese hombre sería tratado como un pervertido… Lester… Que niño tan aterrador!]

[¡Nnfu! ¡Angelia también, contrólate!]

[Oi Oi, No hay necesidad de estar tan enfadado, ¿verdad? ¿Es como dicen?『Incluso si es basura, cuando se apila puede llegar a los dioses』!]

[¿¡No digas eso!? ¡Tú blasfemo!]

El ambiente en ese espacio era más pacífico que misterioso, cuando de repente, sobre el altar, se encendió una llama púrpura.

Cuando los tres vieron la llama, se precipitaron bajo el altar, e inclinaron sus cabezas.

Cuando lo hicieron, se oyó una voz misteriosa que no parecía humana.

〚¿Aún no está todo listo para mi renacimiento? Mis queridos『discípulos』〛

Cuando escuchó esa voz, Kuraisu tembló y se deleitó, y se irritó mucho por su incapacidad para revivir a su señor.

[¡Nnfu! ¡Mis disculpas! Ahora mismo, nosotros, los discípulos, estamos dispersos por el mundo, en el proceso de reunir la desesperación que se necesita para el resurgimiento del Dios Demonio…!]

Diciendo eso, Kuraisu se inclinó tan bajo que su cabeza tocaba el suelo.

Entonces, la llama púrpura volvió a hablar.

〚Bien. Yo, confío en vosotros, discípulos. Además, antes de que yo tenga que revivir, tengo que obtener el poder para matar a los『Otros Dioses de Este Mundo』〛

[Eso es…]

〚Cuántos años he estado sellado en esta tierra me pregunto… Aquellos Dioses que me exiliaron, temerosos de mi renacimiento, han abandonado por mucho tiempo el manejo de esta estrella. Pero, eso me permitió reunir mi poder, en orden para mi renacimiento! Esos Dioses tontos, en vez de dejarme revivir, tendrán su propia existencia confinada en las profundidades del olvido. Por eso, les recordaré una vez más mi poder, y les permitiré aprender que sólo tiene que haber un『Dios』!〛

Mientras sus palabras continuaban, la llama también ardía más intensamente

Las tres personas sólo podían mirar fijamente su forma, fascinadas.

〚Bien, mis queridos discípulos. Soy la Desesperación. Muerte. Ofrezcan me el caos. Toda la『Oscuridad』, se convertirá en mi carne, y conducirá a mi renacimiento—〛

[[[Si! ¡Todo es por el bien del Dios Demonio…!]]]

La llama púrpura entonces desapareció de ese lugar.

Pero aun así, los tres fueron incapaces de moverse de su lugar por un tiempo después de eso.

Y, cuando finalmente pudieron volver a moverse, la determinación que se podía ver en sus ojos era aún más fuerte que antes.

[Nihi Nihi Nihi Nihi. Para el renacimiento del Dios Demonio, se necesita aún más desesperación…]

[Incluso si dices eso, no es diferente de lo que hemos hecho hasta ahora, ¿verdad?]

[Nnfu… No, si sólo fuera desesperación, entonces matarlos estaría bien. Pero, para crear mayor desesperación, no hay más remedio que aplastar sus propias esperanzas ante sus ojos]

[¡Ya veo! Entonces, cuando la gente vaya a los baños públicos a defecar, estará bien si cierro con llave todas las puertas como si ya hubiera gente dentro, ¿verdad?]

[Como dije, ¿por qué todos tus planes son tan insignificantes?]

[¿Eso es malo? Creo que se sentirán desesperados… cuando les duela el estómago, y llegarán sólo para encontrar que todos los cubículos tienen gente dentro! ¿Y bien? Es inútil, ¿no?]

[No, eso es cierto, pero…]

Mientras Kuraisu y Lester estaban teniendo una conversación sin sentido, Angelia estaba pensando en todos los discípulos esparcidos por el mundo.

Y luego, entre ellos, cuando trató de recordar un lugar donde los discípulos estaban recogiendo grandes cantidades de desesperación, recordó un lugar.

[Eso es correcto…]

[¿Nnfu? ¿Qué es lo que está mal?]

[Yo, siento que reunir la desesperación por separado, es un error. Kuraisu estaba más o menos preparado para cooperar con otros, pero eso no es suficiente. Desde el principio hasta el final, si dos personas cooperan en su recolección, entonces es probable que sean capaces de recolectar la desesperación de manera más confiable]

[Nnfu……..eso está bien y todo, pero ¿y qué?]

[Kuraisu. ¿Recuerdas dónde está Demiolos?]

[¿Demiolos? …No me digas que es!?]

Recordando a la persona que Angelia mencionó, Kuraisu empezó a sonreír espeluznantemente.

Animada por esa sonrisa, Angelia también tenía una sonrisa hechizante en su rostro.

[Eso es correcto, cerca de la『Academia de Magia Barbador』]

—Religión del Diablo.

Es la organización a la que estaban afiliados los que estaban en la cima llamados『Discípulos』, y su papel era reunir la Desesperación de todo el mundo para el Avivamiento del Dios Demonio.



Anterior | Indice | Siguiente



NK: No hay muchas esperanzas con esta organización…

Comentarios de Facebook