Shinka no Mi 64

Salida

Como teníamos que encontrarnos con el Invitado de Honor que se alojaba en el castillo, Barna-san, para nuestra partida inmediata, nos habíamos trasladado a la entrada del castillo.

Debido a que todo nuestro equipaje puede ser colocado en mi caja de artículos, no había necesidad de pensar acerca de eso.

Por lo que he oído sobre cómo llegar a la academia, si se tratara del propio Barna-san, podría utilizar la magia de la teletransportación, pero como era de esperar, ya que nosotros también íbamos a ir, el costo de la magia seria bastante alto, así que, en su lugar, tomaríamos el carruaje que sale periódicamente de la capital en dirección a la Academia Barbador.

… Es demasiado tarde para mencionarlo en este punto, pero Rurune, a quien compramos para tirar del carruaje, ahora ha terminado montándolo…

Mientras me sentía un poco aturdido por pensar en eso, una voz me llamó de repente por detrás.

[Cuídate, Seiichi]

Sorprendentemente, cuando me di la vuelta, encontré a Ranze-san de pie con una sonrisa en la cara.

No fue sólo él. Junto a él estaban las muchas personas que se habían reunido en la puerta para despedirnos.

[Seiichi-kun. Sobre la magia que me enseñaste, trabajaré duro para practicarla, ¿de acuerdo? Por eso, tienes que trabajar duro también]

[Shishou. Yo, me enorgullezco de que seas mi Shishou. Más tarde, cuando regreses, te pido que sigas instruyéndome nuevamente]

[Hahahaha. Si es Seiichi-kun, entonces probablemente estará bien]

[¡Ku-chan! ¡Es malo decir cosas así tan poco comprometedoras! Bueno, basta de eso, luego de esto, ¡vamos de compras! Ah, Seiichi-san y los demás, ¡Adiós!]

[…Lorna. ¿No eres tú la que menos se compromete aquí?]

Desde el Rey Ranze-san, hasta Florio-san y Louise que dirigen a todos en la Espada de la Santa Doncella – Valkiria, incluyendo a Lorna-san y Claudia-san.

[¡Seiichi-kun! De ahora en adelante, sin importar las dificultades que enfrentes, no debes traicionar a tus músculos. Deja que tus músculos crezcan hasta que tu corazón esté contento! Espero ver tu crecimiento la próxima vez que nos encontremos!]

[Todos, por favor, cuídense. Vamos a estar bien. Incluso si nos enfrentamos a dificultades, es sólo cuestión de hacer de ello algo feliz después de todo. ¡Bueno, entonces, todo el mundo! Abramos una puerta a algo nuevo!]

(NTK: Decirlo eso a una banda de pervertidos no es bueno…)

El maestro del gremio Gassur y Eris-san también provenía del gremio. Walter-san también dijo que quería despedirnos, pero que desafortunadamente está ocupado gracias a un soldado del país.

[Seiichi-san. Te dejaré a Altria-chan a ti, ¿de acuerdo?  Milk-chan también, estaré esperando la próxima vez que nos encontremos]

[¡Saria-chaaaaaaan! Me voy a sentir miserable contigo lejos, pero tu belleza no puede terminar aquí. ¡Sal y deja que el mundo sepa que eres un ángel!]

A su lado, también estaba Adriana, a quien le debo por ayudarme a aprobar el examen de ingreso al gremio de aventureros, y la directora del orfanato, Claire-san.

[Gracias por ser un cliente habitual de nuestra posada, hasta ahora. Tengan cuidado cuando se vayan]

[Cuídense de lastimarse o de coger un resfriado, ¿de acuerdo? Su salud es lo más importante después de todo]

[Afinal, no pude escuchar nada sobre sus vidas amorosas… Pero esta no será la última vez que nos encontremos, así que la próxima vez, ¡asegúrate de decírmelo correctamente!]

Eran, Fina, Lyle y Mary, que eran los dueños de la posada en la que nos alojamos, el『Árbol de la Tranquilidad』

[…Seiichi-san. Cuídate. Usted es bienvenido a mi tienda en cualquier momento]

Era Noado-san del café Akkoriente, que había escuchado mis problemas sobre mi relación con Al.

[De alguna manera… tengo un sentimiento muy profundo. Ustedes ya han crecido y se han convertido en un espectáculo común en esta ciudad, así que verlos alejarse de repente, realmente me pone triste. Bueno… ten cuidado ahí fuera. Y recuerda que siempre esperaremos tu regreso]

Y luego, el primer amigo que hicimos cuando llegamos, Claude.

Todos ellos, vinieron aquí para despedirnos.

[Todos… ¡Gracias!]

Me sentí tan conmovido y tan agradecido con ellos, que no pude decir nada más.

El hecho de que el Japón de la Tierra sea mi lugar de nacimiento nunca cambiará.

Era un mundo monocromático a mis ojos, y un lugar donde los días simplemente pasaban de largo.

¿Pero el tiempo que pasé en esta ciudad?

Esta ciudad, a la que visité por primera vez cuando vine a este mundo sin saber nada.

Conocer a varias personas, experimentar todo tipo de cosas… Los días que pasé en este mundo, a mis ojos, estaban llenos de colores llamativos, cosas que habrían sido imposibles en la Tierra.

Aprendí que este mundo podía estar tan lleno de color y desbordante de emociones.

Esta ciudad, es el lugar más preciado para mí, hasta el punto de que ni siquiera mi ciudad natal podría compararse.

Desde el fondo de mi corazón, me alegré de que este pueblo fuera el primero que visité después de dejar el Bosque del Amor y la Angustia Sin Fin.

A pesar de que nos sentíamos reacios a hacerlo, no podíamos estar así para siempre, así que nos subimos al carruaje.

Y así, el carruaje comenzó a alejarse lentamente.

Espontáneamente, me asomé por la ventana del carruaje, agitando las manos mientras gritaba.

[Todo el mundo, ¡Gracias! Y… ¡Nos vamos ahora!]

[Que tengas un buen viaje!]

[Nos vemos!]

[Cuídate!]

[Juremos que una vez más tendremos una comida aquí!]

No sólo yo, sino también Saria y las demás también se asomaron del carruaje y agitaron sus manos hacia todos.

Me había dado cuenta de que era bueno que casualmente sólo Barna-san y nosotros estuviéramos en el carruaje, ya que normalmente estaríamos molestando a los demás pasajeros, pero ahora mismo no nos importaban ese tipo de pequeñeces, ya que seguíamos agitando las manos hasta que no podíamos verlos.

[La ciudad de Ranze-san es una buena ciudad]

Dijo Barna-san, con una sonrisa en la cara mientras nos miraba desde dentro del carruaje, justo después de que perdiéramos de vista a todos.

[¿Te sientes solo?]

A Barna-san, que me lo preguntó en un tono amable, le contesté.

[Por supuesto, me siento solo. Porque era una ciudad amable y acogedora, que había acogido cálidamente a alguien como yo, pero esta no es nuestra última despedida. Supongo que quiero volver a verlos cuando crezca y esté sano. Por eso, tengo que madurar antes de reunirme con ellos]

Mientras sonreía irónicamente, Barna-san simplemente respondió [Así es], con un tono suave.

[…Ahora, en ese caso Seiichi-kun. Creo que esta sería una buena oportunidad para responder a cualquier pregunta que puedas tener sobre la escuela]

Corregí mi postura, antes de que Barna-san empezara a hablar.

[Hablando de eso, todavía tengo que explicar qué es exactamente lo que usted tendría que hacer]

Si bien era cierto que Barna-san me pidió que fuera a la academia como profesor, nunca me dio una explicación de lo que debía hacer específicamente.

[Umu. En primer lugar, Saria-kun, se va a trasladar como estudiante, así que está bien dejar los pequeños detalles a la escuela]

[Okay!]

[Luego, la aventurera… Altria-kun, ¿no? Para Altria-kun, me gustaría que fueras profesora en la academia como Seiichi-kun. Pero, en lugar de ser maestra de aula, me gustaría que estuvieras a cargo de una asignatura llamada Clase de Aventureros. Anteriormente, había otros Aventureros que habían asumido el rol, pero siendo Aventureros, no podían permanecer en la academia por mucho tiempo… Por eso, me gustaría que tú te hicieras cargo en lugar de los Aventureros]

[Ya veo… tengo una idea general de lo que quieres que haga. Entonces, ¿qué debo enseñar específicamente?]

[Nada demasiado complicado. Precisamente la actitud que requiere un aventurero, algunos consejos útiles y entrenamiento básico de combate]

[Lo entiendo… Bueno, nunca antes había enseñado a la gente, así que no estoy seguro de cuánto puedo hacer… Así que supongo que seguiré con esto a mi manera]

[Umu. Y en cuanto a Rurune-kun… Bien, puedes hacer lo que quieras]

[¿¡Por qué!? ¿Por qué en momentos como este, siempre me tratan tan mal?]

Escuchando las palabras de Barna-san, Rurune inmediatamente respondió.

Bueno, definitivamente no me importa dejarla hacer lo que quiera…

[Si es así, ¿qué tal si asistes como estudiante como Saria-kun?]

[¿Hay algún mérito para mí en elegir eso?]

[Bueno, en cuanto a los méritos… sería cosas como comer tanto de la comida de la escuela como quieras y—]

[Me inscribiré como estudiante]

[¿Una respuesta inmediata!?]

Rurune-san. Su obsesión con la comida es casi hasta el punto de que es algo que debe ser respetado. Asombroso

Barna-san, después de una tos rápida, continuó su explicación.

[¡Cough!… Eh, en cuanto a Origa-kun… me gustaría que Origa-kun, actuara como ayudante de Seiichi-kun, y lo acompañara en todo momento]

[… Nn. Si es con Seiichi Onii-chan… Okay]

[Ya veo. Bueno, entonces… Por último, le contaré a Seiichi-kun su papel…]

En medio de su discurso, la expresión de Barna-san se volvió agria.

[…Pero primero, me gustaría informarles de la situación actual de la academia]

[Situación de la academia?]

[Eso es correcto. Ahora mismo, en mi Academia de Magia Barbador, los Héroes convocados por el Imperio Kaizer están presentes. A diferencia de mí, ya que fueron convocados para derrotar al Rey Demonio, su potencial latente es absolutamente monstruoso. Y así, como resultado del estudio en la academia, una parte de su potencial latente ha florecido, permitiéndoles ganar poder rápidamente. Como resultado, han comenzado a despreciar a los otros estudiantes, y ha nacido una tendencia a discriminar a los demás]

[Mi Academia se jacta de su Neutralidad, pero ser completamente neutral es difícil, ya que castigar a los Héroes puede resultar en represalias del Imperio Kaizer contra los otros estudiantes. Por esa razón, no puedo hablar con firmeza contra los Héroes. Es realmente patético…]

[Y ahora es el principal problema. Como mencioné de antemano, como los Héroes son ahora mismo, son los miembros más fuertes de mi Academia. Aunque ha habido estudiantes que pueden hacer frente al poder de los Héroes desde el principio, su número es demasiado pequeño. Y así, Seiichi-kun, me gustaría tenerte como profesora a cargo de una pequeña clase]

Eh, ¿en serio? El yo que no era más que una víctima de intimidación en la Tierra, convirtiéndose de repente en un maestro a cargo?… No, realmente no siento que pueda hacer esto

[¡Espera un segundo! Incluso si de repente me dices que sea un maestro, nunca antes le he enseñado a la gente…]

[Estarás bien. Habrá una profesora asistente adjunta a ti, y sobre todo, pareces haber conseguido enseñar magia y combate cuerpo a cuerpo a Louise-kun y Florio-kun, ¿no es así? En preguntas posteriores, he oído que fuiste capaz de usar Magia que la gente nunca ha tenido la capacidad de usar… Estarás bien]

No puedo evitar estar ansioso!

Mientras mi boca se abría como un pez dorado, Barna-san sonrió mientras decía.

[Bueno, lo que sea que pase, que pase. Apunta a derrotar a los Héroes!]

[¡Estoy levantándome como el Rey Demonio o algo así!]

¿No es malo derrotarlos? Son Héroes, ¿sabes?

[Hohohoho! No tiene sentido preocuparse por los detalles. De todos modos, apostaré por la fuerza de Seiichi-kun]

Realmente no tengo ninguna base para hacerlo pero, escuchando lo que él dijo, de alguna manera me hizo sentir que tenía que responder a su fe de alguna manera?

Pero al final, Barna-san dijo algo escandaloso.

[Oh sí, hablando de eso, mientras que Seiichi-kun puede estar manejando una clase pequeña, son niños que son tratados como los『desertores』 de la escuela. Buena suerte con eso]

[¡Qué demonios!]

Inconscientemente volví a mi acento mientras respondía.

(NTK: Técnicamente dijo “Whaddahell!”)

Quiero decir, ¿no es extraño? Normalmente, elegirías a los mejores estudiantes para oponerte a los Héroes, ¿no? ¿Por qué es al revés?

A pesar de mi réplica, la sonrisa de Barna nunca abandonó su rostro… ¿Este tipo realmente quiere una presencia para enfrentarse a los Héroes?

Bueno, soy una persona que está tan abajo en el fondo del barril que no podría ir más abajo, así que no soy exactamente quien para hablar.

Sobre todo, si utilizo mi habilidad『Instructor』, es posible que algo cambie.

Ver a Barna-san demasiado relajado me hizo decidir dejar de pensar en cosas problemáticas como oponerme a los Héroes y concentrarme en fortalecer la clase que se me asignaría.

Mientras conversábamos, algo sacudió repentinamente el carruaje y Barna-san miró inconscientemente por la ventana.

[… Algunos invitados inesperados han aparecido]

No entendiendo el significado de sus palabras, le pedí que repitiera, sólo para que respondiera con un suspiro.

[Hay algunos ladrones por aquí]

Al escuchar lo que dijo Barna-san, activé mi habilidad『Ojo del Mundo』, y me sorprendió encontrar un montón de puntos rojos que representaban a los enemigos que aparecían en el radar de mi cerebro, manteniendo una distancia fija del carruaje mientras lo rodeaban.

Y entonces, de repente, los puntos rojos se precipitaron hacia el carruaje en el que íbamos.

Fue entonces cuando el conductor se percató de la existencia de los ladrones, cuando detuvo el carruaje, llamándonos urgentemente a nosotros sentados en el interior.

[¡C-clientes! Han aparecido ladrones!]

[¿Qué debemos hacer?]

[No hay nada que podamos hacer, aparte de luchar…]

Barna-san cortó a mitad de camino mientras hablaba, sus ojos se abrieron de par en par, y una sonrisa apareció en su cara.

[Parece que no hay necesidad de que actuemos]

En el momento en que di un grito tonto, sin entender el significado de sus palabras, el radar de mi cerebro registró un punto verde que representaba a un aliado para mí y que de repente se precipitó hacia nuestro carruaje a un ritmo vertiginoso.



Anterior | Indice | Siguiente



NTK: Quien podrá ser?

Comentarios de Facebook