The duke: capitulo 5.-El compromiso unilateral

Desde que me enamoré de Wilhelm-sama, comencé a leer historias de amor con frecuencia.

Leí varias historias y todas y cada una de ellas terminó con un final feliz, así que cuando las leí también me alegré. Especialmente cuando pensé en las acciones de los protagonistas, abrazándose suavemente o besándose con ternura, y cuando pensé en hacer esas cosas a Wilhelm-sama, me retorcí dándome vueltas en la cama.

Padre a menudo se burlaba, “así que leyendo de nuevo historias de amor Carol, eres muy precoz”, a lo  que solía hinchar las mejillas. Ya tenía nueve años. Era una dama espléndida.

Sin embargo, siempre tuve una insatisfacción con las historias de amor.

En cualquiera de ellas, las principales damas siempre estarían casadas con un príncipe delgado y joven.

No importaba cuanto buscara, no había historias de estar casada con un esposo que era 46 años mayor. Cuando pregunté en la biblioteca de alquiler, dijeron que no había tal historia.

Si era posible, quería leer una historia así y aplicarla a mis circunstancias, o al menos eso era lo que estaba pensando, pero me avergonzaba.

Mi amor se cumpliría sin falta.

Sin dejar de creerlo, indudablemente fui una tonta.

Entonces un día.

Llegó una discusión que alteró a todo mundo.

Fui al palacio real con padre.

Sólo fui dirigida por mi padre, sin tener ni idea de qué tipo de discusión podría ser. Pero todo lo que me dijeron fue que era una discusión importante.

Luego, en lo más profundo de su interior, en la pequeña sala de estilo salón, junto a la sala del trono, la primera en aparecer fue una mujer.

“duque Ambrose. Bienvenido.”

“Respondiendo a su invitación, he venido.”

Había visto a esa mujer en las fiestas nocturnas a las que asistía. Ella era la reina de este país.

Siempre lucia joven, pensé que era hermosa.

Detrás de ella, quien estaba separado de sus deberes habituales como Caballero Imperial, estaba Wilhelm-sama, que también tenía una cara masculina hoy. Probablemente la razón por la que estuvo aquí fue porque estaba sirviendo como escolta de la Reina.

Quería saludarlo, pero era impropio tomar acciones arbitrarias frente a la Reina.

De alguna manera capaz de reprimir mi impulso, envié mi mirada detrás de la Reina.

Allí, había un niño sentado en una silla.

“Di tus presentaciones, Carol.”

Se podría decir que, “uwa, qué tan importante” fue mi primera impresión de ese chico. Con una cara que parecía que iba a chasquear la lengua en cualquier momento, miró hacia mí con una mirada fulminante. En general, era un niño bonito, pero mi verdadera opinión era que realmente no quería hacerme amiga de él.

No tenía diferencia de edad conmigo, pero pensé que era más infantil que yo.

“Encantada de conocerle, soy Carol Ambrose.”

Sin embargo, como padre me dijo que los saludara, levanté un poco los bordes de mi falda y me presenté.

Hacia mi introducción, el chico volvió la cara con un hmph.

¿Hice algo mal?

“Reyford, ese tipo de comportamiento es impropio”.

“……Madre.”

Dijo el niño mientras se veía disgustado y miró hacia mí. Solo por eso, conocí la verdadera identidad de ese chico.

Incluso yo soy hija de un noble. Como era de esperar, he oído hablar del único hijo de su Majestad el Rey. Su nombre era su alteza Reyford. No lo había visto ni una sola vez, pero nunca pensé que lo encontraría en un lugar como este.

Pero, ¿por qué usó esa cara amarga que parecía querer chasquear la lengua en cualquier momento?

“…… Reyford de Fureakisuta.”

“Es un placer conocerle, su Alteza.”

“…… Hmph.”

Pobre de mí.

¿Hice algo para que me odiara? No tengo ningún recuerdo de haberlo hecho, pero probablemente ya no tendría que tratar con su Alteza después de esto, así que probablemente estaría bien.

Con un “pon”, mi padre me cogió la mano del hombro.

“Sé feliz, Carol.”

“¿Sí?”

“Usted y su Alteza Reyford estarán comprometidos. La relación entre la casa de Ambrose Ducal y la familia real será más fuerte que nunca a partir de ahora.”

…… ¿Eh?

A las palabras inesperadas de mi padre, perdí las palabras que estaba pensando.

“Yo era, la prometida de su Alteza?

“Tal como lo he escuchado, es una excelente dama. Gilliam, Wilhelm.”

“Es un honor recibir su alabanza. A pesar de que tiene esta edad, es bastante precoz, y cada vez que lee sus historias de amor, sus mejillas se tiñen de rojo.”

“Puedo garantizar la capacidad virtuosa de Lady Carol. A pesar de que todavía es joven, comprende suficientemente la etiqueta. Ella está calificada para ser la prometida de su Alteza.”

“Como era de esperar, las chicas crecen rápido. Hablando de Reyford, a pesar de que él tiene la misma edad que Carol, todavía es tan infantil que es preocupante”.

“Jajaja, los chicos son así. Incluso mi hijo, todos son traviesos y molestos. Aunque tendrá que apoyar a la casa de Ambrose en el futuro.”

“No, solo tener hijos es algo maravilloso. Para un hombre soltero como yo, tal conversación es de envidiar.”

“¿No es porque rechazaste todas las propuestas, Wilhelm? Aunque su Majestad y yo siempre te decimos que te apures y te cases.”

Mientras estaba sin palabras, mi padre y la reina, incluso mi amado Wilhelm-sama discutían con considerable entusiasmo.

A quien yo amaba mucho, no era otro que Wilhelm-sama. De ninguna manera tenia algún afecto hacia su Alteza.

Además, desde el principio adoptó un comportamiento como si me odiara.

¿Por qué tuve que comprometerme con su Alteza?

Y justo frente a los ojos de Wilhelm-sama.

“Reyford. En el futuro, Carol se convertirá en tu esposa.”

“…… Madre, yo…”

“Con tu matrimonio con Carol-chan, el país se fortalecerá aún más. Como el próximo Rey, entiendes tu responsabilidad, ¿no?”

“……Sí.”

A pesar de que estaba claramente descontento, su Alteza asintió.

El compromiso entre la Familia Real y una Casa Ducal: para mí, desde la contraparte de la Casa Ducal, rechazarla, sería descortés.

Sin embargo, a pesar de que había insatisfacción, su Alteza parecía consentir.

En las historias de amor, con que muchas mujeres habían soñado el matrimonio, ideal era con un príncipe.

Desde que pude comprometerme con un compañero así, supuse que debía considerarme una persona afortunada,  no tenía más remedio que estar encantada.

“Carol.”

“Sí.”

“Como la futura reina, debes apoyar a su alteza Reyford. Así, el reino se convertirá en una roca firme. Dejando la ceremonia oficial de compromiso para una fecha posterior, por hoy al menos ofrezca sus saludos formales.”

“……Sí.”

No importa cuánto intenté escapar de la realidad, la realidad me acorralaba implacablemente.

Lo entendí. También me resigné a ello.

Desde el principio, era algo para lo que estaba preparada.

Yo era la noble hija de la casa de Ambrose Ducal, Carol Ambrose. no había manera de que tuviera la libertad de elegir mi matrimonio.

No importaba cuánto amara a Wilhelm-sama, entendía que no había forma de que este amor pudiera cumplirse.

Pero aun así.

“Su Alteza Reyford.”

Wilhelm-sama.

“Soy una persona incompetente, pero estoy a su cuidado”.

Si es posible, delante de ti a quien amo.

mientras me convertí en la pertenencia de otra persona, no quería que vieras esto.

Yo, Carol Ambrose, 9 años.

Aprendí que en este mundo, Dios no existía.

postdata:eh trabajadocon un motor de audio debido a que por problemas personales no me puedo dar el tiempo de sentarme a leer como dios manda asi que pense si a alguien mas le gusta o le parece mas comodo empezare a hacer audios de novelas eh corrido una prueba de estos primeros 5 capitulos que podras encontrar aqui:
https://wordpress.com/post/zarklineoftought.wordpress.com/199

disculpen el spam de esta nota en los 5 capitulos

Comentarios de Facebook