The Death Mage that doesn’t want a fourth time 189

Una tormenta en movimiento, una madre y un hijo en crecimiento, y gente que no puede unir fuerzas

La nación vasalla al norte del Imperio Amid, la nación de hierro de Marmuke. Como su título sugiere, era una nación con numerosas minas de mineral. En un bosque en algún lugar de esta nación, Schneider frunció el ceño, apareciendo una profunda arruga entre sus cejas.

“Sería un buen regalo si pudiéramos recuperarla, y no estaría bien dejarla ir y hacer que deambulara por el pueblo escondido, así que supuse que no se puede evitar… Pero, ¿qué hacemos defendiendo la paz de una nación que decidimos abandonar de verdad y que pronto se convertirá en nuestra enemiga?” se preguntó en voz alta.

Delante de él, había una cosa retorcida y gruñona que estaba siendo envuelta en una delgada lámina de metal.

“¡Deja de moverte!” Escupió Schneider, dándole a la criatura un poderoso golpe en la rodilla.

“Schna, sé que es delgado, pero esto es un sello de Orichalcum. Creo que tendrías que golpear más fuerte si quieres que sienta algo”, dijo Lissana, exasperada.

“Si lo golpeo más fuerte, el sello se romperá y el fragmento se escapará de su huésped, ¿no?”

“Si eres lo suficientemente inteligente como para saber eso, entonces no lo patees. Es peligroso.”

Dalton estaba observando este intercambio con los ojos entrecerrados. “Por cierto, ¿por qué no lo sellamos normalmente matando primero al huésped?”, preguntó. “Es un dolor e incluso peligroso sellarlo mientras el huésped está vivo, ¿verdad? Tampoco es alguien a quien no queramos matar”

De hecho, el método ordinario para sellar un fragmento salvaje del Rey Demonio era matar al huésped y sellar el fragmento que estaba dentro del cuerpo del huésped. Era inaudito sellar un fragmento con el huésped aún vivo.

La razón por la cual era inaudita era porque resultaba innecesariamente peligroso hacerlo. No había forma conocida de separar el fragmento del huésped y mantenerlo vivo, por lo que el huésped nunca podría ser devuelto a su estado original. Y si el sello duraba mucho tiempo, el huésped acabaría muriendo al final.

Además, el anfitrión de este fragmento particular del Rey Demonio ni siquiera era humano; era un goblin que aparentemente había estado viviendo en la ruina en la que el fragmento había sido sellado. Huelga decir que Schneider y sus compañeros no lo conocían ni tenían ninguna relación previa.

Por eso Dalton estaba cuestionando este método.

“Ese Vandalieu que conociste, podría ser capaz de quitar el fragmento sin matar al huésped, ¿verdad? Pensé que sería perfecto probar si puede, usando este anfitrión que no nos molestaría si fallara”, dijo Schneider, respondiendo a la pregunta de Dalton. “Lo llevaré yo mismo, y me desharé de él en el momento en que crea que representa algún peligro, así que está bien, ¿verdad?”

Pero incluso si Schneider llegó tan lejos, no estaba claro si Vandalieu estaba interesado en poder extraer fragmentos del Rey Demonio de sus anfitriones sin matarlos. Sin embargo, dado lo que Schneider había oído de Dalton sobre Vandalieu hasta ahora, pensó que Vandalieu tendría un interés en ello.

“Pues bien, llevemos esto y unámonos a Zod y a los demás”, dijo Lissana. “¿Sabes dónde está ahora?”

“Según los espíritus del viento… aparentemente está luchando con un grupo de monstruos al otro lado de esta montaña. Aparentemente se siente bien desde que se convirtió en ‘Abisal’ o lo que sea”, dijo Dalton. “Muy bien, ¡vamos y unámonos!”

“Oye, ¿estás planeando hacerme correr por el sendero de la montaña mientras llevo esta cosa tan grande? Cielos, me duelen las articulaciones de la rodilla”, dijo Schneider.

“… ¿No es porque lo usaste para patear a un huesped de un fragmento del Rey Demonio envuelto en Orichalcum?” señaló Lissana.

Así, Schneider y sus compañeros consiguieron un fragmento del Rey Demonio, reprimieron un revuelo de monstruos y continuaron avanzando en su plan de emigrar a los miembros de las razas de Vida en la parte del continente donde se encuentra el Imperio Amid.


Con la llegada de la primavera y el comienzo del verano, el entrenamiento de Darcia en el Reino Divino de Vida estaba llegando a su clímax.

Su formación en Habilidades individuales como la arquería, el uso de dagas y la magia ya estaba completa. Había pasado a batallas simuladas contra su instructor — el espíritu heroico Veld, que una vez había sido un Dhampir — así como contra los Vampiros de Raza Pura y Majin que duermen en los Campos de Descanso de Vida, incluyendo a Elper y a la abuela y el padre de Godwin.

“He vuelto a perder…” murmuró Darcia, cabizbaja.

“Por supuesto que sí”, dijo Veld con una expresión rígida. “Incluso considerando el hecho de que tu sentido del tiempo es más rápido, no seremos derrotados por ti después de menos de un año de entrenamiento. Soy un espíritu heroico que una vez fue un mercenario, y los otros son todos monstruos míticos que son todos de Rango 13 o superior.”

Ademas, los oponentes de Darcia en sus batallas simuladas eran todos enemigos contra los que nada menos que aventureros de la clase S tendrían una oportunidad. Ser incapaz de derrotar a tales oponentes no era nada por lo que estar triste.

De hecho, me gustaría que se sintiera más orgullosa del hecho de que es capaz de participar en batallas simuladas contra nosotros que simulan un combate real, pensó Veld.

Si Darcia estubiera en el estado en el que había estado mientras estaba viva e intentaba bloquear un solo ataque de Veld o de cualquiera de los Vampiros de Raza Pura con su arma de práctica, sería enviada volando.

El hecho de que pudiera participar repetidamente en batallas simuladas que simularan un combate real era asombroso.

Sólo su alma es así de poderosa, así que no hay forma de saber cómo será una vez que su cuerpo esté completo.

El cuerpo de Darcia, que se desarrollaba desde la ‘raíz de la vida’, se acercaba a su finalización. Una vez que ella resurgiera dentro de ella, Veld tuvo la sensación de que sería tan poderosa que no podría derrotarla sin sacar a relucir su verdadera fuerza.

No es que tuviera la intención de entablar una batalla real contra el pariente de una verdadera monstruosidad.

“Ahora que las batallas simuladas han terminado, el entrenamiento del alma es lo siguiente. Ahí tienes, ve” dijo Veld.

“Así es. Ven, Darcia” dijo Vida con un gesto de invitación.

“Sí, Vida-sama”, dijo Darcia, poniéndose delante de Vida.

“Veld, ¿por qué no te unes también?” sugirió Vida.

“Me abstendré humildemente, mi diosa”, dijo Veld, escapando hábilmente de la situación.

Así era como siempre fue.

“Por cierto, Vida-sama… ¿Es esto realmente un entrenamiento del alma?” preguntó Darcia mientras ella y Vida se sentaban frente a frente y se tomaban de las manos como siempre lo hacían.

Este entrenamiento del alma era estar en contacto con Vida e intercambiar conversaciones sin sentido. Eso fue todo.

Por supuesto, fue un gran honor mirar directamente y sostener las manos de Vida, uno de los once grandes dioses que habían creado el mundo y la madre de todas las nuevas razas, incluyendo a los Elfos Oscuros.

Pero Darcia sentía que esto no era lo mismo que entrenar.

Sin embargo, según Vida, el alma de Darcia se estaba entrenando a sí misma durante este proceso.

“Este es un entrenamiento muy, muy importante”, le dijo Vida. “Y también es la mayor bendición que puedo darte. Haciendo coincidir tu longitud de onda con la mía…” Se detuvo, sintiendo una pequeña perturbación en la alineación de Darcia. “Bueno, estarás demasiado consciente de las cosas si te doy una explicación complicada, así que es mejor que te relajes. No pienses, sólo siente”.

“Muy bien”, dijo Darcia, confiando en el juicio de Vida y aclarando sus sentidos.

Al hacerlo, sintió que estaba siendo envuelta por la cálida presencia de Vida.

“Por cierto, ¿va bien Vandalieu?” preguntó Darcia. “Él también me hablaba hoy, pero parece que últimamente es su forma espiritual más que su cuerpo físico…”

Vandalieu no sabía que Darcia estaba entrenando en el Reino Divino de Vida, pero podía oír las palabras que él le decía a su cuerpo físico dentro de la cápsula.

Así, aunque Darcia se había convertido en un mero espíritu, sabía lo que Vandalieu estaba haciendo… Se sorprendió al escuchar que se había convertido en el Rey Demonio, pero se sintió a gusto, sabiendo que él estaba animado como siempre.

Sin embargo, ella tenía la sensación de que la voz de Vandalieu no provenía de su cuerpo físico últimamente. Su hijo a menudo usaba la Experiencia Fuera del Cuerpo para crear clones de sí mismo, pero ella aún así lo encontraba extraño.

“Veamos, últimamente está… sano y creciendo un poco demasiado rápido”, dijo Vida, revelando que algo estaba sucediendo.

“¡¿Qué?! ¡¿Vandalieu está creciendo como Pauvina-chan?!” exclamó Darcia.

“¡No está creciendo tanto!”, dijo Vida. “Es sólo que…. ha sobrepasado los límites de su cuerpo, supongo…”

“Ya veo… Entonces todo está bien”, dijo Darcia, dando un suspiro de alivio. “Pensé que tal vez se convertiría en el gran Vandalieu que todo el mundo veía en sus sueños.”

“Me alegro de que te sientas a gusto. No ha crecido tanto físicamente; ahora es sólo unos centímetros más alto”, le dijo Vida de manera tranquilizadora.


Mientras Darcia y Vida conversaban, Vandalieu yacía sin fuerzas en los brazos de Eleanora. A ambos lados de ella estaba Bellmond y la “Santa de la Sanación” Jeena, la Titán No Muerta que había sido una heroína del antiguo Talosheim. Ambas miraban a Vandalieu con expresiones de preocupación en sus rostros.

“Vandalieu-sama, ¿de verdad estáis bien? ¿No es mejor que descanses un poco?”, dijo Eleanora.

Los ojos de Vandalieu estaban medio cerrados y su respiración era irregular. Eleanora presionaba repetidamente sus dedos contra el cuello para comprobar el pulso, porque si no fuera por eso, realmente parecería que estaba muerto.

“No, no es como si estuviera enfermo o herido”, dijo uno de los Vandalieus, que parecía perfectamente sano, a diferencia de su cuerpo. “Parece que sólo son dolores de crecimiento.”

Esta fue la razón por la que el cuerpo de Vandalieu yacía sin fuerzas. Después de devorar a los dioses malvados y visitar a Shashuja, había sentido dolor en todo su cuerpo.

Al principio había pensado que sólo era un dolor muscular, pero al día siguiente su cuerpo se había quedado completamente inmóvil.

“Me sorprendió bastante”, comentó uno de los clones espirituales. “Mi cuerpo no se movía ni un centímetro.”

“Estaba en un estado extraño en el que me dolían los huesos y los tendones, así como los músculos, pero aún así estaba animado”, dijo otro.

“No era veneno, enfermedad o maldición, así que Desinfección y Esterilización no tuvieron ningún efecto”, dijo un tercero.

“Así que, como tu cuerpo físico no puede moverse, ¿estás trabajando con tu forma espiritual creada a través de la Experiencia Fuera del Cuerpo?”. dijo Bellmond suspirando. “Personalmente, preferiría que descansaras si tu cuerpo no puede moverse.”

“Estoy de acuerdo”, dijo Eleanora. “No sé cuántos solicitantes de inmigración vendrán, pero no creo que necesites ir tan lejos.”

En respuesta a las palabras de las dos Vampiros, la “Santa de la Sanación” Jeena dio un pequeño gemido y puso una mueca de dolor. Ella fue la que examinó a Vandalieu. “Debería ser mejor para Su Majestad-kun no presionarse a sí mismo, ya que está experimentando algo así como un dolor muscular extremo, pero… No tengo ni idea de si el hecho de que su forma espiritual salga de su cuerpo y haga el trabajo es presionarse a sí mismo, ya que nadie más que él puede hacerlo.”

Vandalieu estaba creando actualmente nuevos edificios en Talosheim para acoger a los futuros inmigrantes dirigidos por Schneider y su party, la Tormenta de la Tiranía.

Estaba moviendo los muros que eran muy elevados para expandir la ciudad, transportando madera y piedra que se convertirían en materiales para los edificios y ensamblando los edificios.

Las tareas de construcción de los edificios, excluyendo el movimiento de las paredes, también eran realizadas por artesanos, no sólo por Vandalieu. Pero él estaba convirtiendo los materiales en Golems y moviéndolos, esencialmente llenando el papel de maquinaria pesada de elevación, por lo que estaba jugando un papel crucial.

“Pero parece que estarán aquí antes de mi undécimo cumpleaños. Quiero al menos tener una base para entonces”, dijo el clon espiritual de Vandalieu. “No puedo dejar que se queden dentro de Knochen o que pongan a Cuatro en el canal para que se queden allí.”

Un esqueleto de Knochen, que estaba flotando y transportando madera cerca, gimió como si dijera: “No me molesta eso.”

Knochen, que ahora es un Palacio de Huesos de Rango 11, ya era más grande que el castillo de Talosheim. Si se organizaba correctamente y se traían muebles, se convertiría en un complejo de viviendas que podría albergar cómodamente a mil familias.

Si los Cuatro Capitanes del Mar Muerto y los demás marineros abandonaran el barco fantasma Cuatro, también podría albergar a un número significativo de personas, aunque no tantos como Knochen.

“Tienes razón. Podría ser cruel pedirles a los esperanzados inmigrantes que de repente empiecen a vivir en una vivienda temporal. Cuatro puede estar bien, pero Knochen está hecho de huesos”, dijo Eleanora.

Knochen dio un triste gemido.

“¡No estoy diciendo que sea tu culpa! Sólo digo que puede ser difícil para la gente que no está acostumbrada a ti”. Eleanora agregó apresuradamente.

Los ciudadanos de Talosheim ya estaban lo bastante acostumbrados a los esqueletos como para verlos sin sentirse perturbados. Pero aunque los inmigrantes esperanzados eran miembros de las razas de Vida, no estaban tan acostumbrados a los No Muertos. Era muy probable que tuvieran miedo incluso de las calaveras, que no daban miedo porque no tenían ninguna expresión.

… Era posible que algunos de ellos fueran soldados y guerreros acostumbrados a verlos, pero probablemente se agitarían al ver cráneos por una razón diferente.

“Danna-sama, la razón por la que os apresuráis a expandir el área urbana de la ciudad. ¿Es porque algunos de los elfos oscuros de la aldea en la que nació Darcia-sama estarán entre los inmigrantes esperanzados que vienen a ver Talosheim?” preguntó Bellmond.

“Eso es parte de ello”, dijo Vandalieu, sin hacer ningún esfuerzo por ocultar nada. “Después de todo, tenemos que apelar a la grandeza de Talosheim.”

Vandalieu podría poner un efecto encantador en los miembros de las razas de Vida con la Habilidad Atraer por el Sendero de la Creación del Demonio Oscuro, pero el efecto era más débil en los miembros de las razas que no se originaron de monstruos.

Por lo tanto, Vandalieu estaba nervioso sobre si a los Elfos Oscuros del lugar de nacimiento de su madre les gustaría Talosheim o no.

Sin embargo, Bellmond y Eleanora pensaron que no necesitaba estar tan preocupado…. Después de todo, una vez que todo el asunto de los No Muertos fue mirado hacia el pasado, no había ninguna nación con la infraestructura, el orden público, las opciones de alimentos lujosos y los impuestos baratos que Talosheim tenía.

“Pero no tengo la intención de poner ninguna carga sobre los artesanos, así que tengo la intención de que toda la construcción termine en algún momento después de la llegada del primer grupo de visitantes”, dijo Vandalieu.

“… Sería bueno que ellos también vieran el proceso de construcción”, dijo Eleanora. “Tal vez se sientan más familiarizados con los No Muertos después.”

“Ya veo. Eso podría ser bueno.”

Además de que Vandalieu convertía los materiales en Golems para moverlos, también eran transportados por los No Muertos como Knochen. La construcción de edificios fue la tarea perfecta para mostrar a los visitantes el poder de trabajo de los No Muertos que no sentían fatiga.

“¡Fuhahahah! ¡Vengan, valientes guerreros! Debemos transportar la piedra”, dijo la voz de Valquiria de Legión desde detrás de Vandalieu.

Los Zombies a los que Valquiria se refería como guerreros valientes siguieron a Valquiria pasando por Vandalieu, llevando silenciosamente materiales de piedra. Estos eran los Zombies hechos a mano por Isis, hechos de los débiles retadores del Juicio de Zakkart que habían sido derrotados en los pisos más bajos.

No verían esto y pensarían que los no-muertos son esclavos…. o al menos, espero que no. Aunque supongo que estarían más preocupados por otras cosas si alguna vez vieran la verdadera forma de Valquiria, pensó Vandalieu, con su mente vagando.

“… Pues bien, parece que descansarás adecuadamente, así que supongo que está bien”, dijo Bellmond, volviendo a poner la conversación sobre el tema. “Sin embargo, aún me preocupa que no puedas mover tu cuerpo.”

“Sí. Jeena, ¿no puedes hacer algo al respecto? Eres una santa de la curación, no sólo una santa de los músculos, ¿verdad?”, dijo Eleanora.

“El título de ‘Santa de la Sanación’ fue lo primero, en realidad”, dijo Jeena en tono directo. “Pero incluso la curación de mi Life King Magic sólo puede aliviar el dolor en el mejor de los casos. No conozco ningún hechizo que pueda detener el período de crecimiento de un niño, e incluso si lo hiciera, no podría usarlo. La Inmunidad a los Efectos de Estado de Su Majestad-kun tampoco tiene efecto en su contra, ¿verdad?”

Bellmond y Eleanora nunca habían oído hablar de que el cuerpo de alguien no pudiera moverse debido a los dolores de crecimiento, por lo que estaban muy preocupadas de que algo malo estuviera ocurriendo dentro del cuerpo de Vandalieu.

Sin embargo, incluso Jeena, que era experta en magia curativa, era incapaz de hacer algo.

“Sí, mi Habilidad Inmunidad a los Efectos de Estado no está teniendo ningún efecto. Lo que le está pasando a mi cuerpo ahora no es una enfermedad ni nada. Son sólo dolores de crecimiento del tipo que nunca antes se habían visto”, dijo Vandalieu. “Aunque reduzcas mi dolor o use analgésicos para eliminarlo, mis músculos no volverán a su estado normal, que es probablemente la razón por la que aún no se pueden mover.”

El cuerpo de Vandalieu se estaba acercando rápidamente al desarrollo de características sexuales secundarias. Sus huesos crujieron y sus fibras musculares fueron desgarradas repetidamente y luego reconstruidas por los efectos de su Habilidad Regeneración Rápida. Era posible que también se produjeran cambios en sus órganos internos.

Por supuesto, tales dolores de crecimiento lo suficientemente extremos como para inmovilizar todo el cuerpo normalmente nunca ocurrirían, ni siquiera a un Dhampir.

Pero Vandalieu no era normal, ni siquiera comparado con otros Dhampirs.

Era un joven Dhampir que había experimentado diecinueve Trabajos diferentes, incluyendo su actual Trabajo de Cañonero Mágico. Esto era fácilmente más Trabajos que un aventurero promedio de clase A.

Vandalieu y todos sus compañeros no eran conscientes de ello, pero había experimentado muchos más trabajos que la ‘Espada Azul Flamente’ Heinz, un aventurero de clase S.

Considerando esto, los Valores de Atributo de Vandalieu eran anormalmente bajos con la excepción de su Mana. Esto se debió a que el crecimiento de sus Valores Atributos había sido suprimido por el hecho de que su cuerpo era muy joven.

Se sabe que en el pasado se produjeron fenómenos similares. Había algunos nobles y aprendices de aventureros capaces que se habían nivelado dando el golpe mortal a monstruos debilitados desde una edad temprana.

Estos niños tuvieron un crecimiento marcadamente lento en los Valores de Atributos a medida que sus Niveles aumentaban en comparación con los de los adultos. Y alrededor del momento en que se acercaban al desarrollo de sus características sexuales secundarias, experimentaban un dolor repentino a medida que aumentaban sus Valores de Atributo.

Después de examinar a Vandalieu, la ‘Santa de la Sanación’ Jeena había llegado a la conclusión de que un fenómeno como éste estaba ocurriendo en Vandalieu.

“Las Princesas Levia y Zandia se estaban nivelando desde que eran niñas también, aunque sólo hasta su primer cambio de trabajo”, dijo Jeena. “Pero parece que Su Majestad-kun ha pasado por demasiados trabajos.”

No había una sola persona en la historia que hubiera experimentado diecinueve Trabajos a la edad de Vandalieu. Así, el crecimiento de su cuerpo que había sido suprimido hasta ahora estaba ocurriendo de una sola vez.

Cuando este proceso terminara, era probable que los Valores de Atributo de Vandalieu, aparte de su Mana, se multiplicaran varias veces.

Pero esto también significaba que ciertamente no había curación que fuera efectiva en el tratamiento de su condición actual. Después de todo, simplemente se estaba desarrollando a un ritmo extremadamente rápido.

“Podría usar magia curativa para reparar las fibras musculares rotas, pero están siendo desgarradas y regeneradas más rápido de lo que la Habilidad Regeneración Rápida de Su Majestad-kun puede aguantar, así que no creo que tenga sentido. Mi Maná se agotaría antes de que sus dolores de crecimiento cesaran”, dijo Jeena.

“Parece que la Habilidad Inmunidad a los Efecto de Estado tampoco tiene ningún efecto en esta situación”, agregó Vandalieu. “Es un crecimiento normal, después de todo.”

La Habilidad Inmunidad a los Efectos de Estado, que había despertado de la Resistencia a los Efectos de Estado después de que Vandalieu devorara las almas de los dioses malvados sellados, tuvo el poderoso efecto de negar cualquier estado anormal.

Esta habilidad anuló cualquier enfermedad y veneno, e incluso las maldiciones no tendrían casi ningún efecto sobre Vandalieu. Tampoco se vería afectado por ningún intento de perturbar su mente desde el exterior.

Sin embargo, no anularía cosas que no fueran estados anormales.

Vandalieu podría llegar a ser capaz de resistir el dolor, la fatiga y la somnolencia, pero aún así sentiría estas cosas. De hecho, no poder sentir estas cosas sería un estado anormal en sí mismo.

Parecía que la Inmunidad a los Efecto de Estado tenía efecto sobre los estados causados externamente, pero no tenía efecto alguno o imperfecto sobre los estados que se originaban en el propio cuerpo de Vandalieu.

“Por cierto, parece que no tiene efecto en las maldiciones que Rodcorte me puso”, dijo Vandalieu.

“Por lo tanto, parece que no puede afectar las maldiciones puestas sobre usted directamente por un dios”, murmuró Bellmond.

“No, creo que es porque fui maldecido antes de nacer, así que mi estado maldecido está siendo reconocido como un estado normal.”

Por cierto, aunque Vandalieu pudo quebrantar la autoridad divina de Alda, el dios de la ley y del destino, no pudo eliminar las maldiciones que Rodcorte le había impuesto. Las maldiciones habían sido puestas directamente sobre su alma en vez de sobre su cuerpo, así que no podía tocarlas.

Como romper su propia alma para eliminar las maldiciones no era una opción, no había nada que pudiera hacer al respecto. E incluso si un día aprendiera una técnica precisa para destruir sólo una parte muy pequeña del alma, era poco probable que lo intentara.

No valdría la pena arriesgarse a quedar completamente incapacitado para eliminar maldiciones que de todos modos estaban llenas de defectos.

“Pero, ¿hacer esta cantidad de trabajo en un estado así no es una carga para usted? Si es posible, creo que debería dejar las tareas menos importantes para más adelante”, dijo Bellmond.

“Sí, como el equipo personal para Bellmond y para mí, por ejemplo”, dijo Eleanora.

“No, lo único que hay que hacer para preparar sus bastones de transformación ahora es decidir sobre sus diseños, así que no tardarán mucho tiempo una vez que tenga una sesión de pruebas conmigo”, dijo Vandalieu.

“Por favor, déjalo para después”, dijo Bellmond con firmeza.

“Sí, deberías hacer eso”, estuvo de acuerdo Eleanora.

Ambas insistieron en retrasar la finalización de los bastones de transformación de metal líquido, que en la actualidad son muy populares entre los ciudadanos más jóvenes de Talosheim. Aunque Vandalieu confiaba en su función y quería escuchar sus serias opiniones sobre los diseños, decidió dejar de presionar este asunto por ahora.

“Has terminado con Zandia y Pauvina-chan, ¿no? ¿Qué pasa con el mío?” preguntó Jeena.

“Estoy haciendo ajustes, así que por favor espere un poco más”, dijo Vandalieu.

Cada bastón de transformación fue hecho por encargo, y tomó tiempo para hacerlo, aunque los prototipos tipo traje de metal no habían tomado demasiado tiempo.

“Bueno, por ahora, no puedo hacer nada más que esperar y asegurarme de que obtengo muchos nutrientes hasta que mi período de crecimiento haya terminado”, dijo Vandalieu.

“Así que no hay nada que hacer. Bien, entonces, Danna-sama, ¿qué tal un poco de mi sangre?” Bellmond sugirió.

“¡Bellmond! Habéis ofrecido vuestra sangre a Vandalieu-sama hace un rato, ¿verdad? ¡Ahora es mi turno!” exclamó Eleanora, mirando a Bellmond con chispas en los ojos.

“Tienes el papel de sostener a Danna-sama en tus brazos, ¿verdad, Eleanora?” Bellmond señaló, chispas apareciendo en sus propios ojos.

“Hmm, no creo que la sangre de un Zombie sea de alguna utilidad…” murmuró Jeena, incapaz de unirse a esta conversación y luciendo solitaria.

Vandalieu se encontraba actualmente en un estado en el que incluso los movimientos más pequeños le causaban dolor, por lo que la única forma de obtener nutrientes era una dieta líquida… En otras palabras, sangre.

Mientras Eleanora y Bellmond se miraban fijamente, Isla, la Vampiro Zombie y la ‘Sabueso del Emperador Eclipse’, que dirigía la Orden de los Caballeros de la Noche Oscura, aparecieron con una gran carreta.

“Vandalieu-sama, os he traído vuestra comida”, dijo, dando a Eleanora y Bellmond una orgullosa sonrisa.

Había una gran cantidad de carne en el carro que ella había traído. Había sido cortada de grandes monstruos y asada o hervida, y desprendía un delicioso olor que estimulaba el hambre.

“Espera un momento, todos esos trozos de carne son más grandes que la cabeza de Vandalieu-sama, ¿verdad?” dijo Eleanora, exasperada.

“Podrías haberlos cortado más pequeños”, dijo Bellmond. “¿No sería mejor desmenuzar la carne ahora, al menos?”

“Silencio, todo esto ha sido pedido por Vandalieu-sama. Venid, a comer, Vandalieu-sama”, dijo Isla, ofreciendo los platos de carne a Vandalieu.

Pero estaba claro que Vandalieu no tendría la fuerza de la mandíbula para masticar cortes tan gruesos de carne en su estado actual.

Sin embargo, a Vandalieu no pareció importarle.

“Gracias, Isla. Itadakimasu”, dijo Vandalieu en forma espiritual.

Varios vasos sanguíneos negros brotaron como vides del cuerpo físico de Vandalieu en los brazos de Eleanora, y el retorcido grupo de vasos sanguíneos se dividió en dos en el extremo para cada uno de ellos soportar la mitad de un par de mandíbulas con colmillos.

Esta parte del cuerpo de Vandalieu, que se había convertido en una enorme serpiente rojinegra, comenzó a darse un festín con los grandes trozos de carne.

“Danna-sama, ¿será que podéis activar los fragmentos del Rey Demonio sin ningún problema?” preguntó Bellmond.

“Sí. Los fragmentos del Rey Demonio no crecen durante mi período de crecimiento, después de todo”, contestó Vandalieu.

“Si ese es el caso, entonces podría ser menos inconveniente de lo que pensaba. Vandalieu-sama puede usar las piernas articuladas del Rey Demonio cuando quiere mover su cuerpo”, dijo Eleanora, pero no dio señales de querer dejar ir a Vandalieu.

“Bueno, cuesta mucho Mana usar tanto los fragmentos del Rey Demonio como el Control Fuera del Cuerpo, así que es mejor para mi cuerpo poder moverse”, dijo Vandalieu.

“Por favor, comed con el corazón contento, Vandalieu-sama”, dijo Isla con una sonrisa. “Por cierto, ¿puedes probar tu comida mientras comes de esta manera?”

“Sí, porque tengo la lengua del Rey Demonio.”

Las mandíbulas que consumían la carne que Isla les daba de comer incluían la lengua del Rey Demonio, así que incluso mientras comía a este ritmo, Vandalieu podía saborear adecuadamente su comida.

Pero aún así, parecían estar anormalmente ávidos, y consumían todos los platos de carne que claramente tenían más volumen total que todo el cuerpo de Vandalieu.

“¡Bueno, entonces, iré a cazar otra porción para ti!” dijo Isla alegremente.

Pero entonces apareció Vigaro, empujando otro carro con grandes trozos de carne.

“¡Eso no será necesario! He ido a cazar carne para ti, Vandalieu!”, dijo.

“Vigaro…. Has aparecido innecesariamente en el momento perfecto”, murmuró Isla disgustada.

Ella quería que el hambre de Vandalieu fuera saciado, pero por la comida que ella ofrecía.

Ignorando a Isla, Vigaro le ofreció a Vandalieu las masas de carne, que acababan de ser masacradas y desangradas.

“Itadakimasu”, dijo Vandalieu, y las mandíbulas del Rey Demonio molían y rompían los huesos mientras empezaba a comerlo al mismo ritmo que antes.

“Parece que este tipo de cosas continuarán por algún tiempo. Como incluso mi sangre no tenía efecto en los dolores de crecimiento de Danna-sama, la carne y los huesos podrían ser la mejor opción. Pues bien, Danna-sama, yo también iré a buscar más comida”, dijo Bellmond mientras se giraba para irse, decidiendo que Vandalieu no estaría satisfecho ni siquiera después de terminar la gran cantidad de carne que había traído Vigaro.

“¿Qué tal si vas con ella? Vas a perder tu toque, niña”, dijo Isla, burlándose de Eleanora. “Yo me ocuparé de Vandalieu-sama mientras estéis fuera.”

“Tus intenciones son obvias, pero muy bien. Alimentar a Vandalieu-sama es también una perspectiva atractiva, después de todo”, dijo Eleanora, al entregar el cuerpo de Vandalieu a Isla.

“Entonces tal vez yo también debería ir. Borkus está haciendo servicios familiares, y Zandia está haciendo algo con Zadiris y esa nueva chica, Kanako”, dijo Jeena.

Por supuesto, nadie preguntó qué quería Vandalieu.

Pero él expresó su opinión de todos modos.

“Yo también iré. Es difícil para mi forma espiritual pasar largos períodos de tiempo separados de mi cuerpo, así que haré un recipiente adecuado”, dijo, sin quejarse.

Mientras Isla sostenía el cuerpo de Vandalieu con una expresión de felicidad en su rostro, más fragmentos del Rey Demonio fueron activados dentro de él. Una extraña criatura se formó partiendo del caparazón de una tortuga del tamaño de una gran bandeja, con patas delgadas y articuladas que sobresalían de los orificios de las patas y un enorme globo ocular en el orificio donde normalmente estaría la cabeza de la tortuga.

Uno de los clones de Vandalieu poseía a esta criatura.

“Ahora, esta tortuga insecto se ha convertido en una extensión de mí también. Por favor, llévame contigo”, dijo Vandalieu.

“¿Esto es algo así como un familiar?” preguntó Bellmond.

“Algo así. Esto será un entrenamiento para mi Habilidad de Control de Larga Distancia, y también me permitirá probar si gano Puntos de Experiencia sólo con mi familiar de cerca cuando Bellmond y Eleanora derroten a los monstruos.”

El familiar, convenientemente llamado ‘tortuga insecto’, hizo un crujido con su exoesqueleto. Y así, a través del uso de este nuevo familiar, Vandalieu ganó aún más Puntos de Experiencia y se desarrolló aún más durante sus dolores de crecimiento.

El Nivel de la Habilidad de Procesamiento de Pensamiento en Grupo ha aumentado!
La Habilidad Control de Larga Distancia ha despertado en la Habilidad Manipulación de Grupo, y el Procesamiento de Pensamiento de Alta Velocidad ha despertado en la Habilidad de Procesamiento de Pensamiento de Súper Alta Velocidad!

Mientras tanto, en una posada de cierta ciudad del Reino Orbaume, Murakami estaba de pie en la habitación donde se suponía que dormían sus compañeros.

“Gotouta corrió, esa bastarda”, murmuró enfadado en voz baja.

La ‘Super Sentido’ Gotouta Kaoru… Kaoru Gotouta, estaba en su cama. Ella respiraba de forma audible durante su sueño a pesar de que Murakami, ‘Silfido’ Misa y ‘Odin’ Akira estaban presentes.

Pero mientras Murakami pateaba suavemente la cama, se evaporó como la niebla. La Gotouta había sido una ilusión producida por un sofisticado hechizo que combinaba la magia de atributos luz y la magia de atributo viento.

Un mensaje corto escrito en papel crudo apareció en lugar de la ilusión.

“Por favor, no me busques.”

“Esa traidora”, escupió Akira. “Sen… Murakami-san, ¿qué vamos a hacer? ¿Deberíamos perseguirla?”

“Déjala ir. Podría ser un problema si se uniera al equipo de Vandalieu, pero no creo que lo haga”, contestó Murakami, aplastando la nota de Gotouta con sus manos.


Nombre Knochen
Rango 11
Raza Palacio de Huesos
Nivel 45
Habilidades Pasivas
Visión Oscura
Fuerza Monstruosa Nivel 2 (LEVEL UP!)
Forma Espiritual Nivel 8 (LEVEL UP!)
Manipulación de Formas Óseas Nivel 9 (LEVEL UP!)
Resistencia Física Nivel 9 (LEVEL UP!)
Absorción Curativa (Hueso) Nivel 8
Forma Fortaleza Nivel 5 (LEVEL UP!)
Fisión Nivel 7 (LEVEL UP!)
Valores de Atributos Reforzados: Forma Fortaleza Nivel 5 (LEVEL UP!)
Valores de Atributos Reforzados: Creador Nivel 2 (NUEVO!)
Auto-mejora: Orientación Nivel 2 (NUEVO!)
Habilidades Activas
Pasos Silenciosos Nivel 2
Aliento (Veneno) Nivel 8 (LEVEL UP!)
Vuelo de Alta Velocidad Nivel 6
Control de Larga Distancia Nivel 10 (LEVEL UP!)
Disparo de Proyectil Nivel 8
Procesamiento de Pensamientos Paralelos Nivel 5 (LEVEL UP!)
Construcción Nivel 1 (NUEVO!)
Habilidades Únicas
Protección Divina de ■■ンダル■ (NUEVO!)[n, da, ru]

Explicación del monstruo (Escrito por Luciliano):

Palacio de Huesos

En los últimos tiempos ha habido tres castillos en Talosheim. El primero es el castillo real donde vive el Maestro, que también contiene el taller subterráneo en el que trabajo. El segundo es el nido de las Abejas Gehenna. Y el tercero es Knochen, que se ha convertido en un Palacio de Huesos después de que su Rango aumentó.

Se puede decir que simplemente ha pasado de ser un “fuerte” a ser un “palacio”, pero esa diferencia es más que suficiente para que sea considerado una raza de monstruos totalmente diferente.

Knochen ha mejorado de forma independiente su propia habitabilidad mediante la incorporación de materiales distintos a los huesos, y sería adecuado para vivir en cualquier otro lugar que no sea en áreas con ambientes extremos como los que se encuentran dentro del Juicio de Zakkart… aunque los habitantes tendrían que lidiar con la mirada fija de los cráneos de forma constante y con los temblores de las paredes y los techos que se producen como respuesta a las conversaciones que se mantienen en el interior del mismo con Knochen.

Por cierto, cualquier ciudadano de Talosheim podría soportar estas condiciones, no sólo el Maestro y yo. Los esqueletos son inexpresivos y no atemorizantes una vez que uno se acostumbra a ellos, y nuestra nación es el lugar en el mundo donde los cráneos se ven con más frecuencia.


AnteriorIndice – Siguiente

Comentarios de Facebook